martes, 5 de noviembre de 2013

AQUÍ EN ESTA ORILLA BLANCA...

      



Aquí en esta orilla blanca 



del lecho donde duermes 



estoy al borde mismo 



de tu sueño. Si diera 



un paso más, caería 



en sus ondas, rompiéndolo 



como un cristal. Me sube 



el calor de tu sueño 



hasta el rostro. Tu hálito 



te mide la andadura 



del soñar: va despacio. 



Un soplo alterno, leve 



me entrega ese tesoro


exactamente: el ritmo 



de tu vivir soñando. 



Miro. Veo la estofa 



de que está hecho tu sueño. 



La tienes sobre el cuerpo 



como coraza ingrávida. 



Te cerca de respeto. 



A tu virgen te vuelves 



toda entera, desnuda, 



cuando te vas al sueño. 



En la orilla se paran 



las ansias y los besos: 



esperan, ya sin prisa, 

renuncies a tu ser 



invulnerable. Busco 



tu sueño. Con mi alma 



doblada sobre ti 



las miradas recorren, 



traslúcida, tu carne 



y apartan dulcemente 



las señas corporales, 



por ver si hallan detrás 



las formas de tu sueño. 



No lo encuentran. Y entonces 



pienso en tu sueño. Quiero 



descifrarlo. Las cifras 



no sirven, no es secreto. 



Es sueño y no misterio. 



Y de pronto, en el alto 



silencio de la noche, 



un soñar mío empieza 



al borde de tu cuerpo; 



en él el tuyo siento. 



Tú dormida, yo en vela, 



hacíamos lo mismo. 



No había que buscar: 



tu sueño era mi sueño.








Mejor que en mis explicaciones, van a encontrar más sabias y acertadas referencias a la vida, la obra y el significado de ambas, en otras letras, cuyos enlaces les dejo aquí mismo. Primero, pueden ir a la Wikipedia, que es una chivata de lo más práctica, para saber lo que nos cuenta acerca de Luis Cernuda, y después a estos tres blogs amigos, cuya calidad no está en cuestión, me da igual el orden, pues los tres espacios merecen muchísimo la pena. Les invito a visitarlos. “La Acequia”, “Machado en Collioure” y “El laberinto grotesco”. Si les gusta la poesía, imagino que tendrán a Luis Cernuda, como yo, en un lugar importante. Hoy se cumple el cincuenta aniversario de su muerte, no está de más recordarlo a través de sus letras…


Poema: “Aquí en esta orilla blanca” de Luis Cernuda. Esaneado libro: Edurne. Imagen y documentación: Internet.
Referencias: “La Acequia”, “Machado en Collioure” y “El laberinto grotesco”.






10 comentarios:

Edurne dijo...

Comprenderán ustedes que yo no me considere poeta, ni escritora, ¿verdad?
Realmente no hacen falta demasiadas pruebas. Tamaña osadía, después de leer estas maravillas, no tendría perdón del cielo!

Un abrazo!
;)

Angeles dijo...

Me voy a dar un paseo por los tres blogs, ya sabes que la poesía me gusta :)
Un beso

Elena dijo...

Cualquier momento encuentra alivio y desahogo en la poesía.
Echaré un vistazo por esos blog.

Un beso Edurne.

Francisco Espada dijo...

No has sido la única que has recordado hoy al inmortal Cernuda, pero seguramente has elegido mejor que nadie. Eso sí es poesía.
Cuatro besos.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Gracias por tu cariñosa referencia en esta hermosa entrada.
En Luis Cernuda nacen tantas cosas de la poesía contemporánea...
Besos.

Edurne dijo...

ÁNGELES:
Haces bien en que te guste la poesía, y harás bien en darte esa vuelta bloguera!

Besos!
;)

ELENA:
Sí por cierto, cualquier momento, de alegría o de pena, encuentra refugio en la poesía.

Besotes!
;)

FRANCISCO:
Ya lo creo que eso, sí es poesía!

Besos, amigo!
;)

PEDRO:
Me da a mí que Cernuda no ha sido valorado lo suficiente, no sé, siempre me lo ha parecido...

Y gracias a ti!

Besos!
;)

Myriam dijo...

Bello homenaje, también se encuentra en un lugar importante de mi biblioteca.

Besos

Edurne dijo...

MYRIAM:
Me alegra saberlo.
Besos.
;)

oreneta dijo...

La poesía de Cernuda es maravillosa, no es necesario tomar prestados poemas de otros. Este poema es de Pedro Salinas y se publicó en Razón de Amor en 1936. Cada vez son más los Blogs en los que este poema se le atribuye erróneamente a Cernuda. Por favor corríjanlo.

Si no tienen el libro de Salinas, lo pueden consultar en esta recopilación de su poesía: http://www.poesi.as/ps360733.htm

oreneta dijo...


Aquí la aclaración y diculpa del que debe haber sido el origen del error que se ha extendido demasiado http://blogdeleonbarreto.blogspot.mx/2014/05/pedro-salinas-los-mejores-versos-su.html