domingo, 3 de junio de 2007

UNA TARDE


Me taladraba el cerebro esa llamada insistente. Nuni no aparecía. Seguí con lo mío. ¿Y qué era lo mío? Creo que hasta la memoria me había abandonado aquella tarde.
Venía de luchar en el circo. El circo, sí... no hay de qué asombrarse. Cada vez estaba más convencida de que mi trabajo era tan arriesgado como el de una domadora. Ahora bien, no sé qué tipo de animales son los que presentan más riesgos y complicaciones a la hora de intentar domarlos. Lograr que ahora levanten la patita, que ahora giren sobre sí mismos y... zis-zas, a golpe de látigo, conseguir que el temor se instaure en sus ojos y consiga mis objetivos: ¡ser la reina del circo!
Difícil, sí... y la radio emitiendo sonidos extraños. No entiendo nada. Yo sólo escribo.
Observo mi letra: pequeña, rápida, nerviosa...
Los lamentos en la ausencias parecen decirme que me he perdido... Es cierto, acabo de percatarme de que la memoria tal vez sí tenga algo que ver en todo esto.
He perdido una palabra. La primera palabra. Tal vez haya sido Nuni. No sé quién es Nuni. ¡Lo mismo es un ladrón de palabras y yo me siento estafada por mi propia ignorancia!
También doy en pensar que las horas altas son propicias para este tipo de despistes, o yo, que soy cada vez más proclive a ello.
Me duele el aire, el que respiro por mi fantasía... debo de estar acatarrada. Pondré el remedio. Si apareciera Nuni le propondría un invento para semejantes situaciones. Dudo.
Los caramelos me miran. Tampoco sé qué es lo que intentan decirme desde su azúcar, desde su fructosa, sus colorantes y acidulantes...
Hoy se me rebela hasta lo infantil. Me siguen mirando. ¿Se habrán dado cuenta de que perdí la primera palabra? Me acusarán ante el mundo, ¡seguro!
Pero sólo me interesan los cuarenta, los principales. Y a los caramelos... ¡que les den!
Intuyo el peligro, quieto, como un maniquí en las vitrinas de unos grandes almacenes.
Alguien grita por mí. Su angustia me taladra la tarde... ¡y yo que estaba tan tranquila!
Estas palabras me van a volver loca. Reiré: ja, ja, ja. Suena a hueco, a humo, a resaca...
¿Qué puedo hacer? Escribir, ¡no hay otra!
Son como un ejército de pequeñísimos rumores, parecidos a hormigas. Van, van, van...
Intento retenerlos, retenerlas... a los rumores, a las hormigas, a las palabras. Pero resulta que corren más que yo. Éstas deben de tener noticias de Nuni y van en su busca. Tal vez me estén invitando a ir tras ellas.
No, mejor me retiro a una sesión de madrugada, probaré suerte allí, con mis sueños. Visionaré algunos de los viejos. Y de los más recientes, sólo los que tienen sabor a chocolate, los que huelen a vainilla y canela...
Siento pesadez a borbotones. No sé cómo algo tan pesado puede salir a borbotones, pero así es, así me ha tocado que sea. Lo acepto.
Desnudo mi deseo, ahora soy yo la dueña de mi rumbo. Manejo la barca hacia la noche inmensa.
Nuni no aparece. Cesan los lamentos.
Recobro la calma e intento recoger la orquesta de mi locura vespertina y, me desvanezco...
Nuni, Nuni...
Foto y texto: Edurne

10 comentarios:

silvia dijo...

algo inquietante, diría yo...
aquí la de siempre, la que pregunta quiénes son los ángeles y las nunis que te atormentan de esa manera...yo voto por hacer un corte de mangas, direstamente!
muxus

Edurne dijo...

Pues el tal o la tal Nuni... ni idea! Habría que preguntarle al tipo que berreaba su nombre sin parar aquella tarde, y que me inspiró semejante diarrea de incongruencias vespertinas.

Lo de los ángeles ya es harina de otro costal, porque, vamos a ver, quién no tiene un ángel en su vida? Para empezar, el de la guarda; claro que también están los cuatro que cuidan las esquinitas de nuestra cama... Están los que pasan a nuestro lado y ni los vemos, los que no vemos, pero sentimos; también los que conocemos y decimos: "eres un ángel!"
Luego están todos los Ángel-es, Gotzon-es y Aingeru-s que en el mundo hay y habrá...
En fin, que podríamos seguir...
Muxus

l.inspectorabloguera dijo...

Nuni:Yo soy una mujer que no tiene tiempo, sólo espacio. En compensación, la naturaleza me dotó de un órgano que sirve para robarse el tiempo de los demás. Por eso, durante el día, robo un poco aquí, otro poco allá, de manera que me alcance no sólo para completar el día y pasar la noche, sino también para desayunar cómodamente a la mañana siguiente y para seguir robando, porque el robo de tiempo se realiza en el tiempo.

http://www.blogger.com/profile/10736009900653842930

ay maja!!! tienes a nuni demasiado cerca, detrás de ti

Nunita dijo...

Pues este mensaje sí que me parece inquietante... no doy con el blogger.com/profile de marras!
Y qué es eso de tanto robar y robar tiempo...? A ver!

l.inspectoraaficionadabloquera dijo...

a ver a ver ahora!!

http://www.blogger.com/profile/10736009900653842930

parece que faltaba un último cero al final.

Edurne dijo...

Alucinante lupita, alucinante!
Buena sabuesa estás hecha, ándale!
Nuni existe! Chévere!

Anónimo dijo...

Hola, soy un nuni, esto es no tu Nuni sino uno cualquiera, es más tengo a bien ser un nuni arrabalero, y digo esto como lo dice un alcohodigo en sus anónimas reuniones. Somos todos diferentes los nunis pero los arrabaleros en concreto nos diferenciamos del resto por conmovernos con la belleza de las flores pequeñas y silvestres del campo, nos ahogamos en las procelosas aguas de la inmensidad de la mirada de una niña de grandes ojos y se nos clavan por dentro los vellos corporales cuando rozamos a alguien por el que sentimos algo y lo más importante no sabemos dónde meternos cuando de repente nos preguntamos : ¿ y qué hago yo diciendo esto aqui?, asi que con la misma me las piro a nunilandia. roces miradas elocuentes y besos lanzados al aire y al azar para todos.

nunita dijo...

Huyyyy, pues menos mal que me suelo recorrer todos los post y al ver un aumento de comentarios nunienses... me he encontrado con vos, nuni arrabalero y sensible! Con vos, al que se le erizan los vellos por dentro y se emociona con las florecillas, con la inmensa mirada de una niña...

Me parece muy bien que haya encontrado este nuni un lugar donde decir todas esas cosas,y no hace falta que sienta rubor y salga huyendo hacia nunilandia como un correcaminos cualquiera.
Puede quedarse y pasearse por esta casa cuantas veces quiera, y si le apetece dejar algún rastro, como Pulgarcito, para que le encuentren, pues bueno, sino...no pasa ná, rien de rien!
Grazzie por su tierna reflexión!

asiernecesitodormirmás dijo...

Curioso, curioso lo de Nuni. Supongo que será un diminutivo sudamericano. No te preocupes aristogata, a todos nos pasa encontrarnos despiertos y extrañamente confusos, difusos, con la mente espesa,... Eso sí, a unos seguramente más que a otros.

nunigata, la única gata dijo...

Parece ser que sí, que Nuni debe de ser un diminutivo de "allendelosmares".

Dormir y soñar, despertar y seguir soñando. Sueños espesos, absurdos, incomprensibles... pero que luego resulta que todos guardan un mensaje, algo que decirnos!