domingo, 11 de mayo de 2008

NIKO Y LA GUITARRA MÁGICA



Este cuentito lo acabo de inventar ahora mismo. Se lo dedico a mi potxola de sobrina, a Sara, que hoy ha hecho la Comunión. Ayer me regaló este dibujo y hoy le regalo yo este cuento. Y mogollón de besos.

Aquella noche no pudo dormir, estaba demasiado nervioso para poder hacerlo.
Niko había cumplido ocho años y ya se sentía un niño mayor.
Además era un niño especial, él había nacido la noche de Reyes, así que… no había duda, él era un niño especial, al menos eso es lo que él creía, lo que siempre le habían dicho.

Había limpiado sus zapatos por lo menos tres veces, había dejado la comida y la bebida para los tres Magos de Oriente y sus camellos; había sido bueno, más que bueno, buenísimo. Se había comido toda la sopa de la cena, y eso que no le gustaba nada de nada… Había aguantado las bromas de su hermana Piluca, que se creía mayorcísima, con eso de que tenía doce años... por Dios, ¡qué sabría ella de ser mayor!

Y allí estaba él, con los ojos cerrados, con los puños cerrados, imaginando que los Reyes Magos subían por una escalera interminable y que… ¡caramba, así no iban a llegar nunca! Tendría que haber dejado abierta la ventana de la sala, pero ahora ya no podía levantarse, no quedaba más remedio que aguantar.

Le parecía oír ruidos por todas partes, era un auténtico suplicio, ¡y él sin poder levantarse y mirar! Pero al final parece que se quedó algo traspuesto. Lo malo, los sueños. Bueno, más que sueños eran auténticas pesadillas, y en una de ellas se despertó bañado en sudor y llorando. Aun así no se atrevió a abrir los ojos, por si las moscas, no fueran a pillarle y se quedara sin sus regalos, sin la magia….

De pronto oyó las campanadas de las ocho en el reloj de la vecina que sonaba a cada hora y hacía retumbar toda la casa.
Ahí sí que ya no aguantó más. Salió disparado de la cama, pero antes de salir de su habitación se encontró con un obstáculo que no le dejaba abrir la puerta.
Era una funda casi tan grande como él. La abrió y... ¡hey, una guitarra! Pero él no había pedido una guitarra, además no sabía tocarla.

Se quedó un poco asustado, también pensativo porque no entendía muy bien cómo era que una guitarra que él no había pedido aparecía allí, en su habitación, y no en la sala junto a los demás regalos como era la costumbre.
Estos Reyes Magos se habrían despistado, ¡seguro que no tenían un GPS!

Dentro de la funda y entre las cuerdas de la magnífica guitarra, porque hay que decir que era una guitarra preciosa, bonita donde las haya, brillante, nuevecita… había un sobre donde se podía leer: “¡Ábreme!”.
Sacó una notita del sobre y mientras la leía, su cara de admiración dejó paso a una gran carcajada. Sacó la guitarra con sumo cuidado, se sentó en el borde de la cama. Le colgaban los pies y la guitarra le quedaba un poco grande, pero en cuanto puso sus manos sobre ella y acarició sus cuerdas… ¡se hizo la magia!

Doremifasolasidoooooo dododododooooooo… Las notas salían solas, como una cascada de agua deseando saltar y brincar. Al principio Niko se asustó, no podía controlar toda esa música, pero enseguida se dio cuenta de que con sus manos, y según rasgara las cuerdas, la melodía era una u otra. Sonrió y se olvidó de todo lo demás.

Al oír la maravillosa música que salía de su habitación, los padres y la hermana de Niko se asomaron con un poquito de miedo la verdad, ellos tampoco comprendían nada.
Niko les dijo que entraran, que no se asustaran, y les deleitó con un repertorio de canciones de lo más variado. Todos estaban encantados, de lo más contentos.

Y desde aquel día sí que Niko fue un niño especial: ¡el niño de la guitarra mágica!

Dibujo: Sara Texto: Edurne

34 comentarios:

CecydeCecy dijo...

me encanto el dibujo, que lindo regalito y que lindo regalo para todos este cuento lleno de magia, tu tienes a Sara y sara tiene una tía mágica, bella convinación.

Si lo acabas de inventar me atrevo a decisrte que eras una gran artista de las letras.

besos mi querida orillera.

amor dijo...

cuando hacemos que alguien se sienta especial, como haces tú con tu cuento, hacemos magia: descubrimos la verdad milagrosa que nuestros ojos ciegos y descreídos no habían visto, no hay mayor magia que la verdad

amor

EmPapeLada dijo...

Wow!!! Qué cuentito más dulce...Yo también quisiera que los Reyes Magos (en mi país, los 6 de enero son un día cualquiera) me diesen esa habilidad, y una guitarra también. El niño del cuento fue muy afortunado. Yo tendré que trabajar y salir de mi casa para poder adquirir cualquier instrumento musical que desee tocar, porque el ruido seguro ha de molestar, y contratar a un profesor de guitarra o ir al conservatorio, lo cual tomando en consideración que tendré un trabajo que absorberá gran parte de mi tiempo...

Se nota que soy una persona que se complica demasiado U_U, pero que Sara haya disfrutado del cuentito como la niña que es...me alegra.

Saluditos Edurnetxu!!!!!

Edurne dijo...

CECY:
Sara es una niña encantadora, super cariñosa y además le encanta dibujar.
Anoche me puse al teclado y escribí la historia de Niko inspirada en su dibujo, pero para nada que soy una gran artista de nada...! Me halagas. Sólo escribo con el corazón, y como no mem custa nada escribir... pues eso! Jejejeje!
Un besote enorme para ti!

SANTI:
La verdad, es la única magia, es cierto, pero hay personas que se niegan a verla, a mirar con los ojos del corazón...
Habrá que tener un poco más de paciencia, no?
Un besote!

Edurne dijo...

TXANA:
Pero siempre te queda la ilusión de pensar que puedes hacerlo... y tal vez no sea tan descarriada la ilusión! Jejejeje!
Muxutuak!

bettylalinda dijo...

claro que los niños que nacen en Reyes son especiales, si durante mi infancia espere a que los reyes me trajeran muñecas, cocinitas, jueguitos de tè para jugar a las mamàs,con los años, un 6 de enero, vinieron y me dejaron una muñeca de verdad (mi primera hija Ana Victoria)y desde entonces y para siempre agradezco a ellos por el regalo mas lindo que han podido hacerme, y tu cuento, muy càlido, se nota que amas mucho a tu sobrina

Edurne dijo...

BETTY:
Sí, precioso tu regalo, el mejor!
Los niños son el mejor de los regalos...
Un beso enorme!

maite dijo...

que guay tener una tia que te regale cuentos y tan chulos como ese

Edurne dijo...

Pues qué bien que te guste el cuento... y seguro que el dibujito de Sara también!
Sara es una niña para comérsela de puro cariñosa que es!

Mary dijo...

JAJAJJ
ES LA PRIMERA VES
QUE PASO POR ACA
ES HERMOSO TU LUGAR VOLVERE
CARIÑOS

Edurne dijo...

MARY:
Gracias por tu visita, vuelve siempre que quieras!
Besitos.

Ainhoa dijo...

Sé que es un regalo para Sara, pero como has querido compartirlo con nosotros, no te importará compartirlo con algún otro peque, no? Lo imprimo y se lo leo esta noche a Oihan. Además como le encanta la música...

Edurne dijo...

Ningún problema, Ainhoa!
Sí, el cuento es para Sara, pero también para todo el mundo que lo lea y lo disfrute, así que... imprímelo y léeselo esta noche a oihan y Maite, y además les dice que Niko llega desde Bilbo!
Espero queles guste!
Muxutxuak para ellos!

Jiramonocangufante dijo...

Hola amiga mía. del otro lado del Charco...nos vamos de surrealismo en realismo mágico...y ahora...qué viene?...ya te veo aparecer en una escoba "todo cielo", jajaja..siii, porque todo terreno no va. A menos que la manejes mal.
Está lindo tu cuento. Nosotras cada vez más creativas. Es que Sagitario y Capricornio son vecinos, algo se les ha pegado a cada uno del otro.
Me hice otro blog, con ese tema que a mi me encanta...espero tener compañía en este también, porque las de cosas que sé hacer con las hierbas!!!...no te cuento.
Espero que pases a conocerlo. Y ya sabes. Alguna dolencia, incluidos los males de amores, preguntame no más...yo sacaré mi librito mágico y algo dirá.
No tienes que ser tú la del mal de amores, que no lo creo, pero...si conoces a alguien...que me escriba.
Un abrazote
Ximena

Una ET en Euskadi dijo...

Casualidades de la vida; escribiste este cuento un día después de que mi sobrino, Nico, cumpliera 8 años. A Nico lo llamabamos Jaimito Hendrix (así se puso tambien en su correo electrónico)porque de chiquito se super posesionaba tocando su guitarrita eléctrica,también estudia piano, aunque le gustan mucho mas los deportes. Es una pena que no lo tenga cerca también para leerle el cuentol, le gustaría ,es un gran lector(pero es un poco vago para leer en castellano)
Seguis siendo una sorpresa para mi, ayer suspense, hoy cuentos infantiles con mucha fantasía
¡Avanti bersaglieri!

Edurne dijo...

XIMENA:
Amiga, anoche me pasé por tu mundo de hierbas, pero ya dejaré algo escrito...
Gracias por acercarte por la orilla de nuevo!
Besotes!

BIBI:
Pues sí que es una grandísima casualidad, ya lo creo!
Y qué será lo siguiente? Habrá que esperar, que ni yo misma lo sé! Jejeje!
Muxus!

Sergio Saavedra Rivera dijo...

Hoy sigo con Yann Tiersen, son las 12.32 de la noche y no leo nada especial de tu Blog, sólo lo recorro entero y me pregunto si se puede ser amigo en la distancia, en el ciberespacio, en la virtualidad?... Y al leer lo que expresas me respondo que si, que es posible, a pesar del mar, a pesar de la distancia, a pesar de no haber cruzado palabras... Tu post me ha emocionado Edurne, tanto como el de Marcela con quien somos viejos amigos "in person" como tú dices...

Haldar dijo...

La magia, gran cosa maravillosa la magia. Bello relato, realmente que si. Siempre he creido (y aun creo) en que la magia existe y te hace hacer cosas maravillosas.

Un abrazote lleno de la magia del tropico!!!

Edurne dijo...

SERGIO:
Toda la razón del mundo... hasta en las Antípodas se siente el calor d elas personas que sintonizan contigo, y para eso, efectívamente, no es necesario el haberse "visto" con los ojos, haberse "oído" con los oídos, haberse "tocado" con las manos... del cuerpo, para eso, tan solo hace falta dejar que el corazón vuele y los sentimientos confluyan!
Un superabrazo, amigo!

Edurne dijo...

HALDAR:
Abracadabra...
La magia existe, claro que sí! Y el que diga que es una pura patraña, miente como bellaco! Jejejeje!
La magia está allá donde queramos que esté, la magia es nuestra y en nosotros está el poder de hacer realidad nuestros sueños!
Otro superabrazo para ti, pero esta vez desde la orilla del Cantábrico!

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

me encontré en tu orilla y me gustó mojarme los pies...

CecydeCecy dijo...

hola orillera he dejado algo en mi blog para vos. besos

Edurne dijo...

OTRA VEZ...AL OLVIDO:
Ando recorriendo tus blogs, y me "mareo" de tanto derroche literario, por Dios! Y esta es sólo una humilde orillita...
Gracias por acercarte y chapotear un rato!
Un abrazo!

Edurne dijo...

CECY:
Mil gracias de nuevo por acordarte de mí!
Y mil besotes!

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Que hermoso cuento, por momentos recordé mi niñez, la noche de Reyes, eso de ir a dormir temprano para que venga el otro día rápido, como me decía mi madre...Juanito andá y dormí apurado para que vengan los reyes...hermoso cuento, me pusiste en niño por un momento y por supuesto te lo agradezco. Te dejo un beso grande.

Edurne dijo...

JUAN:
"...Juanito, andá y dormí apurado..."
Qué bueno que te hice retroceder unos añitos, ponerte de niño, revivir momentos mágicos, y sobre todo escuchar la voz de tu vieja, y verla y sentirla a través de este cuentito inocente!
La magia siempre está ahí, sólo hay que hacer que funcione para nosotros.
Y ahora andá, dormí apurado Juanito, que lo que venga será maravilloso!
Otro beso enorme para vos, amigo!

mi despertar dijo...

Me encantó. Puro como son los chicos, verdadero como son ellos .De verdad y mentira como la vida es..............

Edurne dijo...

MI DESPERTAR:
Inocencia y magia en estado puro!
Un abrazo y gracias por tu visita!

sinver dijo...

Los niños nos llevan a todos a mal traer. Yo tengo siete (no uno ni dos, sino siete) sobris y te puedo asegurar que me derrito con ellos. También me regalan dibujos, de esos que pasado un tiempo uno sabe que hacer con ellos. Te da pena tirarlos, pero por otro lado no sabes donde ponerlos. Yo suelo tenerlos colgados con imanes en la nevera. Tu idea de colgarlos en tu blog me gusta más. Bonito cuento. Creo que de todos los generos en el de los cuentos infantiles es de los más dificiles. Hay que hilar fino, y con sensibilidad. Los niños son los clientes más exigentes...

Adriana Lara dijo...

Se lo acabo de leer a mis chiquitillos más pequeños y les encantó.
Diosa, Edurne, beso enormeeeeeeeeeeeee.

maite dijo...

hoy tendré a mis dos sobrinas conmigo :-D a ver si consigo sentarlas aqui delante para leerles el cuento

Edurne dijo...

SINVER:
Los niños son la repera, de eso no hay duda,la repera!

ADRI:
Benditos losojos que te ven por esta orilla!
Ahhh, pues me alegra que el cuentito les haya gustado a tus peques!
Besotesssss para ellos y para ti!
Te voy leyendo, pero me faltan los diez minutos para comentarte.. tranquila que enseguida te dejo unas palabritas...

MAITE:
Así que dos eh???
Pues muy bien, y si consigues sentarlas y leerles el cuentito.. pues más que bien!
Besitos para ellas también!

ana-ane dijo...

Muy bonito, zorionak estoy encantada de haberte encontrado.

Edurne dijo...

ANA-ANE:
Eskerrik asko, vuelve siempre que quieras!
Muxus!