viernes, 23 de enero de 2009

MUJER BURBUJA


Quedó varada en la orilla de sus sueños. Atrapada por la esencia de otros mundos olvidados. Cuando quiso darse cuenta, para cuando quiso despertar de aquella aventura por otros inventada, salir de esa vida… era demasiado tarde. Quedó encerrada en la burbuja del tiempo para siempre. Tiempo sin pasado, sin presente y sin futuro. Tiempo sin tiempo. Mirada sin destino, indiferente, que provoca un pellizco en el alma dormida. Movimiento congelado en el deseo frustrado. Huida truncada por la fuerza de un poder oculto y lejano. Rojo por la pasión de otros días vividos y alegremente gastados. Levanta su copa en brindis callado, sonríe en silencio sin recordar su nombre de sirena deseada. Mujer burbuja, por todos herida, de todos olvidada…

Foto: Antonio Texto: Edurne

21 comentarios:

maite dijo...

Que chulo Edurne

zel dijo...

Edirne, ultimamente estamos así como un poco "atontaditas", no? Serà que no podemos ya con tanto frio, y se nos està colando en el alma???

También buen fin de semana para ti! Besos!

Ferran dijo...

"Varada en la orilla de sus sueños"? Buf, qué frase más fuerte; me resulta claustrofóbica, en serio! - Que deje su prisión, mujer libre, mujer con pasado, con presente y con futuro.

Bonito escrito, Edurne. Bonito... y durillo, eh??

Buen fin de semana, para tí... y para ella.

bego dijo...

Me ha recordado los ojos de buey (la fotografía:) Y sí que produce un pelín de claustrofobia. Y ya que acabamos de inaugurar el fin de semana: que sea felizzzz!!!

Cecy dijo...

Amiga, esta señorita ha entrado en algo, como diriamos en el camino olvidado, muy bien acompaña su texto por cierto lindo a la fotografia.

Ando con unas vacaciones medias interrumpidas, pero nada que me moleste, ya tendre una buena revancha-

Gracias por tus palabras de hoy, no abri el comentario, porque realmente es algo tan pero tan personal, que a veces me duele.

Besos recargados de todo mi cariño para ti, como siempre.

Edurne dijo...

MAITE:
Me alegro, me alegro de que teguste.
Besitos!

ZEL:
Ayyyy, cualquiera sabe! Este invierno ya está durando demasiado, a mí me está cansando, quiero que venga la primavera, necesito la luz, el sol...!
Petonets!

FERRAN:
Ya lo creo que es claustrofóbica! da una pena verla ahí, sin moverse, mirando al infinito...
Lo mismo voy y rompo la burbuja para que respire y salga, aunque sea volando con el viento que hace! ;)
Buen finde per tu també!
Muxutxuak!

Edurne dijo...

BEGO:
Gracias por cahpotear en la orilla!
ya te digo, a ver si le propongo algún plan a travtivo ala chica para sacarla de su encierro! Jejeje!
Saludos!

CECY:
Amiga, muy bonita la foto con tu principito!
Nada, tú disfruta del tiempo libre tan merecido, y lo demás ya irá llegando!
A vivir la vida, no como esta pobre que no sé qué voy a hacer con ella...!
Besitos!

María (lady) dijo...

Edurne,
¿y si pinchamos la burbuja?
dejamos que entre el aire y el sol. Que sienta nuestro sirimiri en el rostro y cale lentamente hacia el interior ???

Un abrazo.

Edurne dijo...

MARÍA:
No creas que es mala idea...
Cuando la conocí, el sábado pasado, hacía un día estupendo, brillaba el sol, la gente caminaba a su alrededor y se la quedaba mirando, como nosotros. La invitamos a salir pero... que si quieres arroz Catalina! Ni caso! Así que hubo que conformarse con sacarle una foto y recordarla aquí...
Muxutxus!

Roberto Esmoris Lara dijo...

Etapas, ojalá que sean las burbujas de Machado, pompas de jabón...total el mundo es tan sutíl aunque parezca bravo!
Ya seré visitante permanente de tu casa, "seguidor" insobornable porque a pesar de ese invierno inclemente de tu orilla me encanta el clima que se respira.
Muchas gracias por honrarme con tu visita, por fin nos "vemos" cara a cara.
Un enorme abrazo (bien cálido), amiga.
Y hasta luego!
REL

Edurne dijo...

ROBERTO:
Será por ese abrazo tan cálido y tus palabras amables...?
Pero mirá, si te digo que salió el sol, tenés que creerme! ;)
Es cierto, miro por la ventana y un derroche de sol concentrado alardeando de sus fuerzas, queriendo salir para despedirse al mismo tiempo...

Gracias por acercarte hasta aquí y chapotear.
Así que será un "hasta luego"!
Un abrazo orillero!

Landahlauts dijo...

Pobre Mujer Burbuja. Pero parece feliz ahí...

Muy chulo, Edurne.

Edurne dijo...

LANDA:
Cualquiera sabe si es feliz, el caso es que no parece querer salir de su burbujita, como los bebés que están tan tranquilos en la barriguita materna...!
Muxus!

sinver dijo...

Vaya carga de profundidad esta de la mujer burbuja, cada frase un pensamiento profundísimo. Es el texto que más me ha gustado en mucho tiempo, lo cual no significa que los otros no estuvieran bien ¿eh? Una reflexión para el verbo varar. Me encanta. Cada día me doy cuenta que hay palabras tan hermosas como un buen cuadro, o un bonito paisaje. Por que hay imagenes que valen más que mil palabras, hay palabras que valen un potosí. He dicho.

sinver dijo...

Esa última frase como que no. Sería más bien "Porque aunque hay imagenes que valen más de mil palabras, también hay palabras que valen un potosí. O algo parecido. Estoy más espeso que de constumbre, y mira que es dificil.

Edurne dijo...

SINVER:
Pues nada, que yo encantada de que le guste el texto de la pobre mujer burbuja!
Y hablando de expresiones, tiene usted una ahí, justo al final del primer comentario ("Vale un potosí"), que... sabe usted qué quiere decir, de dónde viene? Por si no lo sabe, aquí la explicación:

"Pues bien, primero que nada hay que saber que Potosí es una ciudad boliviana fundada por Juan de Villaroel en 1545 a los pies del Cerro Rico, en el cual se descubrió una gran veta de plata. Este asentamiento adquirió el rango de ciudad en 1561 recibiendo el nombre de Villa Imperial de Potosí (en el calificativo de imperial podemos observar la importancia del asentamiento). Pronto se convirtió en la ciudad más grande de America consiguiendo una población de 160.000 habitantes cerca 1620.

Así, durante la época colonial, se acuñaba en la Casa de la Moneda de Potosí una moneda llamada como la ciudad: “el Potosí”. Era esta moneda la más fuerte del mundo en su momento, equiparable al euro y al dólar actual. Se podría decir que la Villa Imperial de Potosí fue la ciudad más rica del momento. A ella llegaban inmigrantes de todas partes de Europa en busca del “sueño potosino”.

Era tal la riqueza de la ciudad que los altares de las iglesias eran de plata, durante el Chorpus Christi a las calles por donde pasaban las procesiones se les retiraba el empedrado y se revestían de lingotes de plata. Esto no es de extrañar ya que se estima que cerca de la mitad de toda la plata obtenida por España procedía de dicho lugar.

Es por esto y todo lo demás, que fue un ilustre escritor castellano quien acuñó la expresión “valer un potosí” y la agregó a su mayor obra. Su autor fue Miguel de Cervantes, quien la usó en “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha”."

LA información la he tomado de Internet de esta dirección:
www.davidherrera.es
Yo sólo he puesto todos los acentos que estaban missing! Jejejeje!

Muxus!

Luna Azul dijo...

Huy que claustrofobia!!!! "Por todos herida, de todos olvidada"
Me parece muy triste.
Un abrazo

Edurne dijo...

LUNA AZUL:
Pues sí, pero ya ves, seguro que como ella, hay unas cuantas... lástima!
Muxutxus!

Fermín Gámez dijo...

Y la burbuja es una herida redonda de olvido también, una herida que se repliega cada vez más hacia el alma.

Edurne dijo...

Fermín:
Pues no me queda más que asentir y estar de acuerdo con tus palabras...

maicher dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.