domingo, 26 de abril de 2009

DE ORIENTE LLEGARON... Y AQUÍ SE QUEDARON






Tenemos en Bilbao, en el Botxo, un hermoso barco varado en la orilla, en la orilla de nuestra querida Ría.
Un barco de titanio, que lleva siempre las tripas llenas de colores y formas. Un barco con muchos pasajeros, un barco como una torre de Babel.

Últimamente han anclado por estos lares dos artistas orientales, un japonés, MURAKAMI y un chino, CAI GUO-QUIANG.
Dos conceptos distintos de entender el arte. El uno, Murakami con fuertes influencias del llamado cómic japonés, “manga” y con una visión totalmente comercial del asunto; y el otro, Cai Guo-Quiang, con unas inquietudes más allá de lo estrictamente real.

Personalmente me quedo con el chino, por muchas razones, pero claro, sobre gustos, ya se sabe, no hay nada escrito, así que en estos casos lo mejor es ver y juzgar por uno mismo. Lo de siempre, Bilbao está cerquita. Cerquita de casi cualquier sitio. El Guggenheim es sólo la disculpa. Bilbao tiene de todo en un tamaño de ciudad de lo más manejable, y lo mejor de todo: su gente. ¡Ja ja ja! Se nota que barro para casa, pero sé que ustedes me lo perdonan.

Pues eso, que ánimo y sino, lo de siempre, les dejo el enlace del museo y ahí se dan una vueltita para ver si les gusta…

Foto: Edurne Imágenes: de los folletos informativos del Museo

14 comentarios:

Cecy dijo...

Si, si.;)

Me queda muy cerquita, jajaa

A mi me gusta mucha la primera.
Pero como vos decis orillera, sobre gustos....

Besos en silencio, por las dudas.

Ainhoa dijo...

Menos de un mes me queda para ir de visita al Botxo. Igual me animo a pasarme por el Guggen, aunque con los enanos nunca se sabe...

Edurne dijo...

CECY:
Querida, ya sabes que lo de las distancias es muy relativo.. y más ahora, con este mundo tan virtual y conectado que tenemos!
Besitos!

AINHOA:
Pues a ver si para cuando vengas la primavera ya se ha decidido y nos da una sorpresita, que ya vale de tanto intrusismo invernal!
Muxus!

Fernando dijo...

Mira que aún no he pasado por el Guggenheim a ver a Murakami; de todas formas creo que me vaa gustarmás el chino Cai, a ver si paso... total, a la vuelta de la esquina.


Muxuxs.

A Murakami lo he leído, Haruki, claro que no es el mismo, aunque, mira por donde, tenemos apellido japonés repe.

Libertad dijo...

Edurne, preciosa. Estoy aquí de nuevo! Feliz de pasear y varar en tu orilla! quiero agradecerte de corazón tu ánimo y cariño. Dando un pasito me acerco a nuestro Botxo querido, que está ahora preciosísimo, el "barco de titanio" es solo la disculpa, como tú bien dices. Estoy contigo "lo mejor de todo:su gente".
ME voy contenta de mojarme un poquito con las olas fresquitas de nuestro mar cantábrico!.
Te dejo un abrazo enorme, querida Edurne.

MiLaGroS dijo...

Edurne. Precioso museo que teneis en Bilbao. Yo estuve hace unos años y me encantó. Gracias por las colecciones que nos muestras y por las explicaciones. Es un lujo tenerte por guía. Un beso grande. milagros

Edurne dijo...

FERNANDO:
Ya sabes que las florecitas de Murakami están por casi todos los escaparates de los comercios bilbaínos... muy primaverale ellas, oye! Jejejeje!
Muxus!

LIBERTAD:
Contenta de verte de nuevo por esta orilla. Espero que todo marche bien, y ya sabes, nuestro Botxito, siempre tan acogedor!
Muxutxus y cuídate mucho!

MILAGROS:
Pues nada, tendrás que volver, jejejeje!
besitos!

Rosa Cáceres dijo...

¡Ay, ay, ay! ¡Que no conozco Bilbao! Solamente he pasado por Bilbao en dos ocasiones. Es una asignatura pendiente.
Me encanta la presentación de tu blog, al que he llegado por casualidad. No será la última vez que me pase por tu orilla norteña, aunque el agua allí está mucho más fría que en mi orilla, jajaja, y no digamos si es la orilla del Mar Menor.

Nova, el Periodismo que Vale dijo...

¡Hola amiga! Bueno, no me he dado una vueltita por el museo pero si por su orilla. Le agregaste música y publicaste muchos textos para el deleite en este tiempo que no pasé. Ahora tengo mucho para leer, entonces deberé pasar más seguido jaja.

¡Un beso grande!

Landahlauts dijo...

A mi... me gustan los dos. Se ve que estoy indeciso últimamente.

O que quizás, así tengo dos excusas en lugar de una para ir al Botxo. A ver si convenzo al personal...

Muxus, Edurne.

Nerim dijo...

Lástima no estar por mi tierra para poder ir y ver ese hermoso barco varado en la orilla.

Un fuerte abrazo

Luna Azul dijo...

Hola Edurne, estuve viendo la exposición a la vuelta de mi viajecito de Córdoba. Aproveché los días que todavía me quedaban de fiesta. Me gustaron los dos la verdad y la foto esa del barco que has puesto me encantó.
Un abrazo y feliz fin de semana largooooo

Edurne dijo...

ROSA:
Un placer tu visita, muchas gracias de verdad. Pasé el otro día por tu casa, pero muy de pasada, prometo pasear con más tranquilidad.
Un abrazo!

NOVA:
Pues sí, parece que las orillas se nos han alejado un poquito, habrá que ponerle remedio...jejejeje!
Unbesote enorme, guapa!

Edurne dijo...

LANDA:
Pues mire usted, eso de andar indeciso, duvitativo, no tiene nada de malo...
Y si usted convence al personal para darse algún día un paseíto norteño, ya sabe... pida hora con la orillera!
Muxus!

NERIM:
de momento tendrás que conformarte con elpaseo virtual, pero quién sabe... verdad?
Besitos!

LUNA AZUL:
Me alegra que te hayan gustado las dos, eso está bien, hay que ver y después ya, pues decidir qué le gusta auna más.
Muxus!