viernes, 8 de mayo de 2009

CARACOL MIRICOL












“Caracol miricol, saca los cuernos al sol…”

Así reza la canción infantil que todos en algún momento habremos cantado.
Recuerdo las carreras de caracoles que hacíamos mis primos y yo de pequeños, y los caracoles que se preparaban con tomate para las navidades…
Ahora no como caracoles, y ni pienso en volver a comerlos.
Sólo de ver un caracol como el de la foto, me pongo mala de pensarlo.

Este molusco gasterópodo campa a sus anchas en una de las plantas de clase. Le echamos el lazo el miércoles, cuando salimos de exploradores al parque, en busca de muestras de todo tipo para elaborar un informe sobre nuestro ecosistema más cercano.
La expedición estuvo muy bien. El parque está justo a la puerta de la escuela, el día fue magnífico y los árboles, plantas y animalillos andaban floridos y juguetones.

Íbamos bien provistos de instrumentos para la recogida del muestreo, y la profa, o sea, moi même, no paró de disparar con su móvil a diestro y siniestro, “pescando” a líquenes invasores de troncos impasibles, a caracoles retardados, abejillas y arañas despistadas, hojas caídas y floridas, rayos solares luciendo sin pudor alguno, a niños convertidos en botánicos por un rato, jubiletas en su rato de asueto...

En fin, que la mañana resultó de lo más provechosa. Ahora tenemos una colección de hojas, raíces, flores y semillas emparedadas entre periódicos, envueltas por noticias un poco pasadas de moda…
Esperaremos un poco para retomar el trabajo.

Mientras tanto estamos alborotados con el partido que se nos avecina el miércoles. Y para remate de los tomates, ayer por la tarde estuvo con nosotros, por un trabajo que estamos haciendo, Koikili, uno de los jugadores del Athletic. Adrenalina en estado puro. Así que... Aupa Athletic!

“Caracolillo pillo,
el del traje amarillo,
corre corre que te pillo,
caracolillo pillo,
mira que te doy con un palillo”.

Fotos y texto: Edurne






17 comentarios:

Cecy dijo...

Todo me ha resultado muy simpatico y risueño.
Asi que buen fin de semana.

Y ojito con los caracoles, lentos pero precisos.
Je

besotes en silencio contento.

Ferran dijo...

Los caracoles son infinitamente más listos que nosotros: llevan la casa a cuestas, no pagan un céntimo por ella y la plantan allá donde les apetece (porque les gustan las vistas, tienen buena compañía o vete tú a saber). Y nosotros, ya ves, sufriendo por el Euribor. Para que luego digan que somos la especie superior; ¡y un jamón!

Del fútbol no voy a hacer ningún comentario, jiji...

Una ET en Euskadi dijo...

¡Que linda actividad Edurne! ¡Me dan unas ganas de volver a dar clase! Pero no, resistiré...resistiré. Aunque el otro día estuve hablando con una maestra que lleva a sus hijo al garoa eskola (metodo waldorf) ¿La conocés? Me pareció super interesante...
Otra cosa, aunque no sea muy elegante esto de pedirte que entres a mi blog,me gustaría que lo hicieras, leyeras el mensaje y nos pudieramos seguir viendo desde la dirección que dejo
Muxus reencontrados

Una ET en Euskadi dijo...

Ah! Otra cosa mañana o el domingo te voy a enviar un maila vos y a otros blogueros, a ver si les gusta la propuesta y se suman...

Landahlauts dijo...

Otro día, podéis repetir la experiencia del parque. Pero, la clase podría ir sobre la Cadena Trófica y así, tenéis excusa para montar una barbacoa, con unos chuletones y unas botellitas de tinto (bueno refresco para los niños/as).

Es una idea que creo que puede ser muy positiva.

Muxus!!!

MiLaGroS dijo...

Quien fuera niña y tu mi profe. Bravo por los docentes que se toman en serio su trabajo y no son simples funcionarios. Un beso grande.

Roberto Esmoris Lara dijo...

Ay, Edurne, no sé qué decirte...que eres una científica :)
sos divina, amiga, concuerdo con el que propone el asadito y el vino, pero igual es muy bello pensarte en un parque...aún juntando caracoles.
Besos de tu amigo el REL

Luna Azul dijo...

Preciosa y fructífera mañana por lo que veo. Buen fin de semana Edurne.

Dédalus dijo...

Es gozoso que se sigan haciendo muchas de aquellas cosas. El tiempo pasa, pero siempre algo permanece...

Un abrazo, Edurne.

Shanty dijo...

Que agradable actividad. Las fotos tambièn muy buenas. De sólo pensar en comer caracoles... bueno...ejem...

Buen domingo Edurne y un beso.

Fernando dijo...

A mí no me extraña que el caracol ande despacio; lleva su casa a rastras. Para comerlos, no megustan o me gustan muy poco, quees lo mismo, pero la salsa... cuando hay caracoles yo ha untar.


Muxus.

zel dijo...

EN CAMBIO TU ME HAS HECHO SONREIR, REINA DE MI CORAZÓN...UNA FOTITO ASÍ TENGO YO DE UN CARACOL CASI RECIÉN NACIDO...Y CLARO,LO GUARDO PARA LOS NENES...

BESOS!

betty dijo...

Querida Edurne, hay algo para vos en el Aquelarre
un beso y siempre es un placer venir por esta orilla

Sergio Saavedra Rivera dijo...

Hey Edurne, ahora con un poco de tiempo porque estoy resfriado y en casa, ya mañana al trabajo de nuevo. Vaya contacto con la naturaleza que tienes estos días,ja, y ese tema de Luz Casals me mata!!!!.
Besos desde la orilla de la otra orilla...

Tristancio dijo...

Como un caracol peregrino, asomo mis cachitos por tu orilla para que sepas que mi ausencia no es olvido. También para agradecer tus palabras, siempre tan motivadoras, tan generosas. Qué amiga más fiel que tengo!!

Te dejo mi abrazo.-

Edurne dijo...

Ustedes me perdonen, pero en cuanto pase esta marea rojiblanca y resaca post Final de Copa, les contestaré como es debido!
Eskerrik asko por estar ahí!
Besitos y aplausos y...
AUPA ATHLETIC!

Cecy dijo...

Muuuuaaaaaaaaaakkkkkk

Te quiero Orillena hermosa.