jueves, 24 de diciembre de 2009

UNA DE ESPÍRITU NAVIDEÑO


Sí, ya sé, está demasiado manido esto del “espíritu navideño”, y si él pudiera hablar diría que ya vale, que le dejemos en paz, que somos unos hipócritas de tomo y lomo…

Y no lo digo por los que vivimos el día a día con los sustos y estrecheces propias de los tiempos que corren. No lo digo por los que todavía tenemos un poquito de conciencia, de vergüenza ciudadana. No lo digo por todo aquel que de vez en cuando mira a su alrededor y no sólo mira, sino que también ve con los ojos de verdad, y con los de dentro, todo lo que le rodea. No, no me digan ustedes qué es lo que ven sus ojos, que yo también lo veo.

Espíritu navideño reconvertido en millones de luces y bolas de colores, en arbolitos y señores panzudos que traen nuestros sueños envueltos en papel brillante.
La tradición está muy bien, por la ilusión, pero, por favor... ¡que no la prostituyan!


De pequeña no entendía que alguien se pusiera malo sólo de pensar en esto de la Navidad. A mí lo único que me importaba era jugar, hacer bromas, esperar la llegada de los Magos ésos, los que ni se sabe con qué magia subían a las casas más altas, se comían el turrón que les dejabas, se bebían la copichuela de acompañamiento y luego, en recompensa por haber sido bueno y no haber cometido demasiadas fechorías durante el año… hala, te dejaban muñecos, lápices de colores, trenes y Scalextrics, tebeos y libros de Salgari o Julio Verne, de Los Cinco, de Mujercitas, cuentos para colorear, una anguila de mazapán, un estuche nuevo, paraguas de princesa, una bufanda y unos guantes, calcetines, porque... ¡fíjate, con el frío que hace, vaya listos estos Reyes! ¡Y ahí sí que una era monárquica hasta la médula, jajajajaja! Y también te dejaban un poquito de dinerito, para guardar en la hucha.
Imagino el terrible esfuerzo de mis maravillosos Reyes Magos.

Vaya tiempos, ¿eh? Entonces no se hablaba del espíritu navideño, ni falta que hacía, que con sobrevivir ya había bastante.

El caso es que he terminado liándome, haciendo un poco de Pepito Grillo de nuestras conciencias. Hoy he tenido que soltar una "Catilinaria" en clase, pues, inocentemente, alguno de mis pupilos se ha desatado y se ha descubierto como un consumista caprichoso, exigente y furibundo. Me he quedado ojoplática y les he llamado al orden. Me miraban con cara de
"vaya, nos ha pillado". Me da pena. Aunque, si lo miramos bien, nuestros niños son el reflejo de esta sociedad, son lo que nosotros hemos creado, en el fondo siguen siendo inocentes de pecado alguno.

A veces echo de menos mi infancia, la echo de menos en cuestiones de inocencia, cuestiones simples, de infancia eterna, y no como la de hoy en día, en la que parece que apretáramos para que los niños salieran de la bendita y santa infancia lo más pronto posible.

A lo que iba:
Que estamos terminando un año, que es hora de hacer balances. No se inquieten, que no voy a seguir filosofando, reflexionando y flagelando nuestra conciencia universal…

Sólo quiero espantar este año un poco descarado que hemos tenido, aquí me refiero también a lo particular. Sólo quiero dar las gracias a quien haya que dárselas por la suerte que siempre parece acompañarnos, por sabernos protegidos de alguna manera, aunque nadie esté libre de nada en esta vida.

Les deseo lo mejor de lo mejor. Que la SALUD les inunde, el AMOR les apabulle y la PAZ les acompañe.

¡FELIZ NAVIDAD!

Pintura: “L’Étoile blue” de Joan Miró

20 comentarios:

Ferran dijo...

Edurne, me uno a tu visión del tema. Sí al llamado "espiritu navideño", pero un NO gigante al daño colateral que comporta en nuestra sociedad: compra, compra, compra!! Esta parte la encuentro cada día más terrible. Es como... ¿tenemos que hacernos regalos envueltos en papel de celofán, para demostrarnos que nos importamos, que nos queremos? ¿No es suficiente con escucharnos, con acompañarnos cuando lo necesitamos, con estar a nuestro lado cuando nos fallan las fuerzas?

Viva el "espiritu navideño", sí, pero todo el año... ¡y sin compras, compras, compras!!

Que tengas unos bonitos próximos 365 días, "ciberamiga", tú y todos tus lectores y comentaristas.

Zorionak eta urte berri on!

Nerim dijo...

Yo trato de no perder el espíritu Navideño que me hacía soñar de pequeña y que con tanta ilusión esperaba los Reyes.

Una vez leí que en estas fiestas, la magia es nuestro mejor traje, la sonrisa el mejor regalo, los ojos el mejor espejo y la felicidad nuestro mayor deseo.

Y eso deseo yo de todo corazón para todos y para ti en especial mi querida Edurne.

Zorionak eta urte berri on

Fernando dijo...

Me apunto a ese espíritu navideño; no sé que comprar y al final surge una tontería. Pero si no compramos, las empresas no venden sus productos y terminan haciendo un ERE (Expediente de Regulación de Empleo) y tenemos una chapuza más... Vaya, ya salió mi vena economista. Bueno sea lo que sea, gastando si se tiene y ahorrando si hace falta, que todos tengamos unas felices navidades. Al fin y al cabo, la felicidad no se compra, ni se puede vender,ni es cosa de ricos ni de pobres; está más en el cariño mutuo.
Feliz Navidad a todooooooos.
Y un abrazo muy grande.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Ay mi querida, ay, cuanta verdad hay en tus letras, cuanto de todo. Permitime me quede a tu lado y sea solidario en cada una de tus letras. No sé si el tiempo pasado fue mejor, realmente no lo sé, pero si sé que lo viviamos diferente, con otras sensaciones, otros olores y otras ilusiones. Originario de un hogar carente, pero lleno de amor, un amor que salía por las ventanas, me sentía como el niño mas rico del mundo. He recibido mi primer regalo de Navidad a mis 15 años, y fui feliz, muy feliz antes de ese hecho, olvidandome de lo vivido sin regalos, como vos decís vaya esfuerzo y dolor de esos Magos. Me he quedado largo con mis letras, un abrazo fuerte, muy fuerte y gracias, muchas gracias por todo lo que mas dado en este tiempo, desde tus letras hasta tu cariño en cada devolución. Un beso mas que grande y muchas pero muchas felicidades, que se cumplan todos tus sueños y la felicidad no se aparte de tu sonrisa. "...que con sobrevivir ya fue bastante."

Luna Azul dijo...

Comparto contigo lo que dices pero... soy de las que quiere mantener vivo ese espíritu navideño hasta??? no lo sé, supongo que cuando pase a primera fila y las ausencias sean muy grandes no tendré ganas de ninguna celebración. Hoy por hoy intento disfrutar de aquellas navidades de mi infancia, agradeciendo a los que están conmigo y compartiendo con los niños de la familia aquella felicidad.
Al resto de la gente que quiero les deseo lo mejor de todo corazón, a los que andáis por aquí, aunque no nos conozcamos, también.
Así que orillera que tengas unaa felices fiestas y que nos sigamos leyendo por aquí.
Muxu bat.

Angus dijo...

Me encanta como escribes. En cualquier caso, es Navidad... ¿ no?.

MiLaGroS dijo...

fELIZ nAVIDAD HERMOSA. vOLVERÉ A ENTRAR PARA LEERTE aHORA VOY A COMENZAR A PREPARAR LA CENA. eSPERO QUE SEAS MUY FELIZ. tIENES UNA AMIGA EN TARAZONA, NO LO OLVIDES. bESOS

Emilio dijo...

Pues sí, Feliz Navidad también para ti y para los tuyos.

Un fuerte abrazo.

Zorionak

Landahlauts dijo...

Yo tengo que reconocer que jamás, ni de niño, he tenido espíritu navideño. Y ahora tengo algo por los niños...

De todos modos, siempre es buen momento para desearse, de corazón, lo mejor. Espero que pases muy buenos días y que el próximo año traiga todo lo mejor para ti y para los tuyos.

Zorionak eta urte berri on!

Una ET en Euskadi dijo...

Será cuestión de seguir siendo niños como lo fuimos para contagiar un poco a los que lo son hoy en día.
Nosotros siempre fuimos más de Papá Noel (quizás porque era el primero en llegar y la ansiedad gana).
Acabo de hablar con mis sobrinos por el skype y me encantó saber que mi sobrino, a pesar se sus nueve años, está convencido de que hoy Santa se comió las galletitas y los renos las zanahorias que le había dejado

PD: igual el milagro de navidad es que hayas podido dejarme un comentario (igual no es un milagro, igual tiene que ver con la cantidad de veces que escribí a los del pais quejándome por que los de blogger no podían entrar)

miralunas dijo...

bueno, querida Edurne que vengo de lo de merche y pepe ...... y si que si! que nos apabulle el Amor!

lo mejor para vos, bonita!!!

zorionak y muxus!!!

Edurne dijo...

FERRAN:
Podrá ser? Podrá ser alguna vez uan navidad sin compras, sin tanto gasto y despilfarro inútil?
Ay, ojalá!

Petons per tu, maco i Bon Nadal!

NERIM:
Pues ahí te va mi mejor sonrisa y un abrazote enorme parati y tu familia!
PAZ, AMOR y SALUD!

ZORIONAK!

FERNANDO:
Nada de EREs, Fernando! Vade retro satanás! jajajaj!
ZORIONAK ETA URTE BERRI ON!
Muxus!

Edurne dijo...

JUAN:
Lo más importante es el AMOR.
Una criatura que haya crecido sin amor arrastrará toda la vida esa carencia.
Veo que no ha sido tu caso (y eso se nota). Tampoco ha sido el mío, yo sigo disfrutando de ese Amor de mis padres queme envuelve por completo...
Viva la vida, amigo!
FELIZ NAVIDAD!
Besitos orilleros.

LUNA AZUL:
Sigamos disfrutando lo que podamos de la inocente navidad que vivimos. Aprovechemos el cariño que nos rodea y...
EGUBERRI ON!
Muxutxuak!

ANGUS:
Muchas gracias por tus palabras, me halagas...
Sí, en cualquier caso, es Navidad!
Un abrazo!

Edurne dijo...

MILAGROS:
FELIZ NAVIDAD!
Seguro que la cena te quedó de rechupete! ;)
Besitos, guapa!

EMILIO:
Un gusto verte por aquí!
Mucha suerte en todo y Feliz Navidad también para tu y los tuyos.
ZORIONAK eta URTE BERRI ON!

LANDA:
Con o sin espíritu navideño...
ZORIONAK ETA URTE BERRI ON!

Un abrazote eta muxutxuak!

Edurne dijo...

BIBI:
Sí amiga, en ocasiones es mejor seguir siendo niños, para seguir creyendo en los pequeños milagros que nos hagan soportar las vicisitudes de la vida.
Aurrera!
Muxutxuak eta Zorionak!

MIRALUNAS:
Apabullad@s de amor, que gozada, verdad?
Otro gallo nos cantaría si así fuera, si nos dejáramos apabullar por el AMOR!

Muxus eta Zorionak!

Dovhdovh dijo...

Edurne:

Al menos mi espíritu navideño no lo considero hipócrita. La navidad no la retomo en sus orígenes sino como un descanso y un momento para convivir con los míos. Tienes razón,la tradición la han prostituído. Me choca que le cuenten mentiras a los niños con eso de los Reyesn y Santa Claus, sé que la ilusión de los pequeños es bonita pero indirectamente los estamos invitando a la mentira.

Tu texto es me ha hecho reflexionar y siempre es un placer pasear por esta orilla.

¡Felices fiestas!

Edurne dijo...

DOVHDOVH:
Felices Fiestas también para ti también!

La Navidad tiene muchas interpretaciones hoy en día. Elijamos celebrarla por una u otra de esas razones, pero con consciencia y consecuencia!

Un saludo!

Silvia dijo...

Edurnetxoooo!
Efectivamente, uno de nuestros trabajos como adultos es enseñar a los niños qué es importante y qué no es tan importante de la Navidad...porque como tantas otras cosas, heredan de nosotros...
:)
Un muxu talla XXL y feliz 2010!

Máximo Cano dijo...

Para mi este año ha sido bastante durillo, por lo que espero que los venideros sean mejores, para mi y para el resto de a humanidad... asi que OS DESEO FELICES AÑOS Y MUCHOS BESOS.

Edurne dijo...

SILVIA:
Arrazoia duzu, gu gara eredua guere txikitxoentzat...

Otro supermegahipermuxu de talla triple XXL zuretzat, eta ondo pasa muga, urte batetik bestera, zure familiarekin ondo helduta!

Bihotz-bihotzetik polite!

MÁXIMO:
Esto del paso de los años, del mira hacia atrás, de los balances, de...
Yo también estoy deseando que se marche este añito, hala, hasta saco la escoba y le doy con ella, a ver, a ver si sale pitando! Jejejeje!

Lo mismo para ti, que los venideros sean tranquilos, provechosos y generosos en todo, al menos en lo más importante!

Muxus!