miércoles, 26 de septiembre de 2012

MALOS VIENTOS (Replay)



Dicen que llegaron tras la última tormenta,
con los vientos del otoño,
al soplar mareas de abandono.

Dicen que trajeron polvo en las espaldas,
que al caminar, con su paso,
mi vida quedó, sin remedio, de lodo anegada.

Dicen que fueron como un sueño,
como el alma sin reposo,
suspendidos los besos en el último recuerdo.

Dicen que la memoria me borraron,
que de mi deseo, dueños,
de tu ventana se me llevaron.


Foto: Aitor  Texto: Edurne (Entrada ya publicada en esta Orilla el 30 de septiembre de 2009)

18 comentarios:

Gómez dijo...

Malos vientos...se llevan todo.
Besos

MUCHITA dijo...

Depende...

a veces es una excusa buena para renacer.

Besos mil.

TORO SALVAJE dijo...

Los malos vientos van de la mano con los malos tiempos.

Habrá que protegerse.

Besos.

Elena dijo...

Ojalá el viento, cada vez que azote fuerte, te deje en la caracola de tu oído poemas como el tuyo.
Oisssss, qué chumi me ha quedado.

Besos Edurne.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

EStamos en épocas de malos vientos. No dejemos que nos tronchen.
Besos.

Javier F. Noya dijo...

Los vientos pasan, los pasos firmes quedan. a paso firme y resistiendo, que vale la pena. Y a tener memoria de los mecenas del viento. Besos.

Asun dijo...

Pues los que andan por aquí últimamente nos van a acabar arrancando hasta el bisoñé. :)

Muxu handi bat

Francisco Espada dijo...

Tu viento es brisa y caricia, es lírica y es sentimiento, al que me acompaso y deleito.
Besos

A veces Eau, a veces Euria, parfois Idoia dijo...

A veces el viento es tan fuerte que hasta los recuerdos se lleva.
Besos

Antorelo dijo...

Los malos vientos arrasan con todo. Un placer leerte de nuevo.
Un abrazo

María José Collado dijo...

Los malos suelen borrar huellas pero también hunden en la matriz de la tierra nuevas semillas, otro comienzo. Me gusta ese sabor que deja el viento como una cinta olorosa en las sienes.

Edurne dijo...

BLANCA:
A veces hay que soplar un poco también...!

Besos!
;)

MUCHITA:
Buena excusa, aunque te deje destrozada...

Besotes!
;)

TORO:
Un traje de neopreno será suficiente...?
No sé...

Petons!
;)

Edurne dijo...

ELENA:
Para eso están las caracolas, para dejarnos mensajes y susurros de esperanza...

Besotes!
;)

PEDRO:
Yo estoy apuntalada, y así y todo, no creas...

Besos!
;)

JAVIER:
La memoria suele ser resistente a los malos vientos...

Besos!
;)

Edurne dijo...

ASUN:
Por eso es mejor llevar la cabeza rapada, jajajaja!

Muxutxuak, polite!
;)

FRANCISCO:
eso es porque soplo suave, muy suave... jajajaja!

Besos!
;)

IDOIA:
Pues a mí no se me escapa nada (de momento)!

Muxutxuak!
;)

Edurne dijo...

ANTORELO:
Pues que arrasen solo con lo que tienen que arrasar!

Un placer encontrarte por aquí!
Besos.
:)

MARÍA JOSÉ:
Muchas gracias por tu visita y tus palabras. Bienvenida y vuelve siempre quieras.

Época de Renacimiento...

Un beso.
;)

Marta C. dijo...

Hola, Edurne. Aprecié mucho tus palabras de cariño cuando tuve que alejarme de vosotros unas semanas. Pero ya he vuelto con cuidado, de puntillas, pero aquí estoy.
Los recuerdos nadie nos los puede quitar están donde nosotros hemos querido dejarlos para traerlos al presente cuando de ellos queremos beber. Te dejo esta frase que escribí el otro día, diciendo precisamente eso:

Revivir momentos felices es como saborear un caramelo del que conoces bien el sabor pero nunca te cansas de comerlos.
Un gran beso, Edurne.

Bertha dijo...

Todo conjuga: malos vientos, malos tiempos...Pero no queda otra que seguir o partir.

Feliz día Edurne.

Edurne dijo...

MARTA:
Muchas gracias por tus palabras tan cariñosas.
Tienes razón en equiparar los recuerdos felices con el sabor de un caramelo que nos agrada...

La vida está llena de caramelos, unos dulces y otros amargos. Hay que entrenar a las papilas para que registren el sabor de los dulces!
;)

Besotes, y me alegro de que estés un poquito mejor. Ánimo!
;)

BERTHA:
A veces el que la conjugación, la concordancia sean correctas no nos libra de una buena tormenta...

Para capear la que se nos viene encima, habrá que hacer provisión de una cantidad ingente de buen humor, paciencia, empatía, solidaridad, y qué sé yo cuántas cosas más!

Besotes!
;)