lunes, 24 de diciembre de 2012

HISTORIAS DE LA RÍA XXIII Y ¡FELIZ NAVIDAD! (?)










No hay tiempo, la Navidad viene empujando, y a mí me lanza a la palestra de estas celebraciones casi en “paños mínimos”. Esta noche es Noche Buena, y mañana Navidad, como dice el villancico. Mis recuerdos vuelan hacia otros tiempos, cuando era una niña y la felicidad se desbordaba por estas fechas. 
Era feliz, no hay duda, lo pienso y lo repienso, y sí, yo era una niña feliz en estas fechas. 

Pero como no quiero ponerme melancólica ni atosigar con mis recuerdos y demás asuntos que pertenecen a mi carrera de vida afectiva… vamos a lo que nos ocupa, que es hacer un repaso, rápido– lo sé, no hay tiempo (me parezco al Conejo Blanco de Alicia, ¿recuerdan?)– de las cosas que acontecen por esta muy noble y leal Villa de Bilbao, por mi querido Botxo, y de lo que les sucede a sus villanos y villanas (curiosa la acepción por la que más tarde identificamos el vocablo “villano”), entre los y las que me encuentro.

Habrán observado que he estado como “abducida”, desaparecida en combate. Sí, tal cual. Y sigo inmersa en la vorágine, pero ahora, salgo disparada de ella, tan solo unos instantes para dejar estas mini Crónicas en la Orilla. Es lunes 24 de diciembre de 2012, son las 16:36 de la tarde. Los termómetros en Bilbao marcan valores de 20 y 21 grados o quizás un poquito más… ¿Estamos en invierno? No lo sé. Miro por la ventana y el sol me deslumbra. Precioso panorama, no lo niego, pero mi cabeza anda hoy dando tumbos, como el viento que me empujaba según iba por la calle con mis bolsas, mi carrito de la compra… 
En unos momentos llegará mi hermano y nos pondremos manos a la obra con lo de la cena, frugal por otro lado, que en esta casa somos frugales vegetarianos y nada ostentosos en estas cosas de la comida, lo importante es seguir juntos, y eso, un año más, se ha cumplido. ¡Aleluya!

Bilbao está que se sale, de todo, para mí se sale de bonito y alegre, de cosas interesantes, de gente, de todo, ya les digo.

En el Guggenheim hay nueva exposición, nuevas, mejor dicho, que a mas de la permanente y otras de recopilación, hay dos nuevas, la de Egon Schiele, una colección de pinturas, grabados, acuarelas, traídos directamente del Albertina de Viena. A mí, me gustó muchísimo. Triste, eso sí, pero me gustó muchísimo.
Y la otra, más pop, de Claes Oldenburg, con montajes a lo grande, pinturas, como temática más repetida lo cotidiano. Muy curiosa, alegre. Hay tiempo para verlas, si les apetece pueden buscar y acercarse…







No voy a poner las fotos en orden, lo siento, me lleva mucho tiempo y ahora, no lo tengo. Tecleo rápida, nerviosa, si alguna letra sale disparada de su sitio, me sabrán disculpar… he terminado de comer hace un ratito, el teléfono fijo, el móvil, los sms, los “guasap” se me amontonan… ¡socorro!

Terminó el trimestre muy aceleradamente, con muchas carga de todo tipo también. El viernes a la tarde, mi cuadrilla montó la merendola-discoteca en clase, y se tronchaban de la risa al verme bailar, con lo bailona que soy yo… les da corte, se creen que tenemos que ser de otro planeta y no podemos bailar, ja, pues yo no me puedo parar quieta en cuanto oigo música…




Pasear por Bilbao estos días es como reencontrarse con los días de mayo, o los de septiembre… y da gusto, la verdad. Además da gusto ver a los visitantes con su planito de la ciudad girando a la derecha, a la izquierda, mirando, buscando… El Casco Viejo, la Catedral de Santiago, la Ribera, el Mercado de la Ribera que ha sido reinaugurado el jueves pasado, pues la segunda fase de la renovación ya se terminó, las Siete Calles con su solera, su historia, y sus modernidades, ¡cómo no!… Y la zona recuperada de los muelles, el Euskalduna, el Guggenheim, el tranvía, nuestro gusanito verde. Los puentes que cruzan la Ría; las gaviotas, impertérritas ellas, solazándose como unas villanas más que son… Los puestos de flores dominicales en Los Tingladillos de Sendeja junto a la Ría. Y El Arenal que alberga eventos de toda factura, como carpas gastronómicas, donde la gente se agolpa como si fueran a regalar algo. Y el Ayuntamiento, asomándose al cielo a través de ese ojo en forma de escultura de Oteiza. El Arriaga, que deja que le planten un abeto a sus pies, los perros paseantes que acomodan sus pasos a los de sus dueños… Arte y arquitectura de vanguardia, reflejos de titanio y rojo pasión. Azul cielo y verde mar… Las tripas de la ciudad, el metro. La Ría y su vida, y su muerte, que de todo hay en sus fondos. El paisaje de mi infancia, de mi juventud, de mi adultez…
























Un cine: “Operación E”, con un Luis Tosar que se sale, como siempre. Me encanta este hombre, es un actor como la copa de un pino, solo espero que no se le suba a la cabeza y se vuelva tonto, como les ha ocurrido a algunos, pero bueno, éste creo que no, que ya tiene un grupo de música donde descarga todo lo que lleva por ahí dentro para soltar amarras y aligerar lastre…




Me regalaron libros por mi cumple. Poesía en Euskera, con un título más que apropiado : “Urtebetetze Festa” de la navarra Castillo Suárez (eskerrik asko, Amparo!), y dos que me llegaron desde Málaga, por obra y  gracia de la generosidad de mi amiga Carmen: “El libro de los abrazos” de Eduardo Galeano, y “Los recuerdos” de David Foenkinos. ¡A leer!




Y también ha habido tiempo para la emoción, para los reencuentros. EL más importante ha sido el reencuentro con mi amiga Fátima, después de doce años sin vernos, aunque sí con una mínima conexión en fechas señaladas, pero hace una semana nos pudimos abrazar por fin después de tanto tiempo. Eso ha sido una de las mejores cosas de este fin de año. Y nos despedimos con el firme compromiso de no volver a perdernos.
Y también me pude dar otros abrazos de los buenos con Joseba y Marga, mis amigos de toda la vida, a los que no veía desde hace un año y medio. Si cuando la vida se pone puñetera…






Ayer estuve viendo un programa magnífico en la 2, música de Agostino Steffani, cantada por la genial Cecilia Bartoli. Les dejo un vídeo cortito más abajo. Una maravilla.
Y también otro vídeo de un clásico de la navidad. La banda sonora de esta película me gusta mucho, y la peli, entretenida, la he visto chiquicientas veces, y aunque sea todo como de lo que es, de película, a veces, suceden cosas así.




Afrontamos unas navidades peculiares. Nosotros, los funcionarios, los “culpables” según algunos, de las desgracias “críticas” de España, las afrontamos sin esa parte de nuestro sueldo que nos ha sido robada vilmente, así, sin más. Y encima habiendo sobrevivido a ese Fin del Mundo tan cacareado. Ya les digo, ¡somos unos héroes! Pero lo que más me duele es el panorama tan desolador que viven muchos, sin casa, sin trabajo, sin ilusión, sin salud… Ahí sí que me siento culpable por tener casa, por tener trabajo, por tener salud y por tener ciertas ilusiones todavía. Y siento ganas de invadir Polonia (los entusiastas de Woody Allen saben bien a qué me refiero).
También hay que echarle un poco de humor a la cosa. Me mandaron estas dos cosillas por el "guasap" y las comparto, porque están muy bien.





SOLIDARIDAD, EMPATÍA. Creo que muchos todavía no saben el verdadero significado de esas palabras. Y no hace falta ir al diccionario para buscar la definición, no… solamente con mirar a nuestro alrededor nos pueden brotar, ¡si es que las dejamos!

Y termino ya, no sin antes desearles lo mejor, pero sobre todo que quienes no tienen nada, ni siquiera esperanza, puedan ver un resquicio de luz entre tanta sombra. Y aunque suene hipócrita…

EGUBERRI ON! ¡FELIZ NAVIDAD!














Me llegan noticias de última hora de la Corte: Una troupe de cómicos cargados de 300 pistolas y mucha ilusión, a mas de un perro y un hortelano, están a punto de desembarcar en el Botxo... Si quieren ustedes saber más al respecto, diríjanse a la parte derecha de esta Orilla, allí podrán informarse de todo acerca del evento. Gracias.


Fotos: Antonio y Edurne  Imágenes, dibujos y cartel película: Internet Chiste: Forges Vídeos: Youtube

15 comentarios:

Antorelo dijo...

Tardía, pero cierta. Salud, armonía y suerte para ti y para los tuyos. Felices fiestas.
Un abrazo

Gómez dijo...

Esta entrada me ha traído recuerdos de mi adolescencia, pues viví tres años cerca de Bilbao y le paseé muchas veces.
Me encantó tu entrada tan variada, y me guardé la foto de la camiseta...
Besos
¡Feliz Navidad, Edurne!

Francisco Espada dijo...

Si yo pudiera, si la amistad diera potestad sobre las personas, te pediría, te exigiría que publicases una página diaria; pero a los amigos hay que aceptarlos tal y como son, con sus grandes y distanciadas entradas, con sus sequías, con sus dones...
Te admiro y te quiero, Edurne.
Te deseo que recuperes la inocencia y la alegría infantil y que disfrutes la vida intensamente.
¡Felicidad y besos!

María (lady) dijo...

Me pasaría el día leyéndote, es como si fuera contigo de la mano.
Esta es la orilla donde me gusta chapotear pasear mientras las olas juegan con mis pies y también con mis pensamientos. Son olas mágicas ... como tú.

¡Feliz Navidad! para ti y los tuyos.
Un abrazote crujiente.

Anderea dijo...

Edurne, pilo bat gustatu zait zure gaurko sarrera.

Argazkiak, berriak, liburuak.

Ia bilbotarra naiz eta Bilbao honela ikusteak alaitu egiten nau. Antzina eta orain. Bai ongi!

Mila esker!!!!

Argaldu zara? Oso polita agertzen zara neguz jantzita.

Jaso besarkada bat!

Marta C. dijo...

Edurne, a fuerza de ver tus fotos de Bilbao voy a conocerlo como tú (ejem...)
Te mando un beso fuerte. En mi blog te he dejado mi mensaje en vasco! como repuesta al tuyo. Besos.

Ruben dijo...

Ha sido una suerte que hayas abandonado tu vorágine para regalarnos estas fotos.
Por cierto, que estoy leyendo "el libro de los abrazos",
Me gusta la elección de "operación E".
No me gusta mucho "Love Actually", a pesar de que me encanta el cine inglés.
Feliz Navidad para ti también.

Chelo dijo...

Un poco tarde para desearte feliz Navidad, pero no para disfrutar de lo que escribres y de tus fotos.
Mis mejores deseos para el próximo año.
Un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Con lo tarde que llego te felicito el año nuevo...

Jo, es que ya es 26.

Besos.

Asun dijo...

Pixka bat berandu bada ere, EGUBERRI ON ETA URTE BERRI ON, Edurne.

Ea 2013a bukatzear dagoena baino hobea den.

Muxu handi bat.

Edurne dijo...

ANTORELO:
Lo mismo para ti tuyos, amigo!
Feliz Año Nuevo!

Un abrazo!
;)

BLANCA:
No veas cómo me alegra saber que parte de lo que aquí dejo, es apreciado!

Un besote enorme y Feliz Año!
;)

FRANCISCO:
Ya quisiera yo poder hacer como vos, caballero, publicar una entrada diaria. Imposible para mí!
Agradezco tus aprecios y halagos hacia mis cosas y mi persona.
Yo también lo quiero a usted, ya lo sabe.

URTE BERRI ON!

Y unos cuantos abrazos, y besos para los peques de la casa, que estarán haciendo las delicias de todos...
;)

Edurne dijo...

MARÍA:
Huy, ahora mismo me voy a agenciar untraje de maga, con estrellitas, varita y todo!
Eskerrik asko!

Muxutxuak, polite eta URTE BERRI ON!
;)

ANDEREA:
Pozten nau hori jakiteak, benetan!
Mila esker zuri hemendik paseatzeagatik!
Bilbo, berezia da! Jejeje!

URTE BARRI ON!
Muxutxuak!
;)

MARTA:
Jajajaja! Quién sabe, quién sabe...!

Ya vi tu despliegue lingüistico, oso ondo (muy bien)!

Molts petons!

URTE BERRI ON!
;)

Edurne dijo...

RUBÉN:
Sigo en la vorágine, es mi sino!
Por eso no tengo tiempo para visitar a los amigos, pero en cuanto encuentre un huequito.. zass, allá que me cuelo!

Feliz Año para ti y los tuyos!
Un beso para ese par de joyas!
;)

CHELO:
Nunaca es tarde si la dicha es buena...

Un placer para mí tenerne siempre por aquí!
Besos y un muy Feliz Año Nuevo!
;)

TORO:
Siempre se llega, Toro, siempre... (menos cando no se llega, claro, vaya contradición la mía!)

A ti se te perdona todo hasta que llegues cuando quieras!

FELIÇ ANY per tu!
;)
Petonets!

ASUN:
Bizitza honetan, denborak neurri desberdinak ditu...

URTE BARRI ON, zuri ere!
Muxutxuak!
;)

©Laura Caro dijo...

Muchas felicidades, querida compi.
Me identifico tanto con algunas cosas de las que dices...

Tus crónicas son referescantes y magníficas; me alegra que hayas sacado un ratito para escribirlas en estas fechas tan locas y atareadas.

Un abrazo enorme y mis mejores deseos para el año que entra.

Edurne dijo...

LAURA:
Lo mismo para ti, querida compi!
FELIZ AÑO NUEVO!

Y un montón de besos!
;)