domingo, 6 de noviembre de 2016

LIBROS, LIBROS, LIBROS Y MÁS LIBROS



Vamos a ver si es posible lanzar a las aguas de esta Orilla una pequeña entradilla sobre los últimos libros que he leído o que esperan pacientes para ser leídos. Vamos a ver.
Tal vez mis comentarios sean escuetos, pero es que quiero hacer las presentaciones formales  y el tiempo me anda persiguiendo por las esquinas, me muerde, me atosiga…
Han pasado otros títulos por mis manos, pero ahora ya están reposando en sus estanterías y prefiero echar mano de estos otros, más cercanos en el tiempo.
¡Allá vamos!



·         “CRÓNICAS del DESAMOR” de Elena Ferrante.
Volumen compuesto por tres magnificas novelas breves de la autora italiana: “El amor molesto”, “Los días del abandono” y “La hija oscura”. Obras escritas y publicadas entre los años 1992 y 2006. Magníficas novelas de personajes que, aunque acompañados, están tremendamente solos, con una vida interior muy profunda y atormentada. Descripciones que no dejan resquicio para la duda: lo ves todo tal cual ella pretende que lo veamos. Esta ha sido mi primera vez con Elena Ferrante, y no será la última; pero no quise acercarme a ella, a su mundo, a través de la famosa trilogía de las dos amigas que tanto furor está causando. Quería aproximarme a sus inicios. Y no me ha defraudado.

·         “NADIE ME VERÁ LLORAR” de Cristina Rivera Garza.
Ahora le toca el turno a una desconocida para mí, la mexicana Cristina Rivera Garza. Con este libro iniciamos las tertulias de este curso en el Taller. Leí el libro en agosto, en dos atacadas. Me costó adentrarme en la historia, lo confieso. Ir hacia adelante, avanzar en la trama, y, de pronto encontrarte con personajes que no te habían sido presentados y tener que retroceder en el tiempo… Al principio, desconcierta. Necesité de las primeras cincuenta páginas para hacerme con las riendas de la historia. Y enseguida saboreé un lejano recuerdo a "realismo mágico". Así que quedé prendada de los protagonistas, de sus cuitas, de su forma de hacer y decir... Sí, me gustó.




·         “CARTAS DE AMOR Y DESAMOR” de Espido Freire.
No es que yo sea una fan acérrima de Espido Freire, pero vi este librito por pura casualidad en una de estas librerías que tienen novedades y además, en la trastienda, un gran fondo de armario con obras y autores desconocidos, ediciones de las que ni habías oído hablar... Pues allí, entre otros libritos, apareció este volumen epistolar. Muy agradable de leer, sinceramente, y además es un ilustrado, libros a los que me he aficionado en las últimas épocas —todo por la editorial Nørdica, que también hay que decirlo—. Pero más que nada me ha gustado porque el estilo epistolar me atrae muchísimo, creo que es una forma muy natural e íntima de abrir nuestro corazón, de expresar los sentimientos que nos bullen por ahí adentro. Con estas cartas de amor y desamor, créanme, uno se puede sentir identificado totalmente, en unas o en otras. Me ha encantado, y también me ha encogido el corazón.




·         “LA CAPITAL DEL MUNDO” de Gonzalo Garrido.
Con ese título casi no cabe preguntarse cuál es la capital del mundo, está clarísimo: ¡BILBAO! Nada, tranquilos, pueden echarse unas risas a costa de esta bilbaína, que ya está acostumbrada, pero claro, de todos es sabido que Bilbao es la capital del mundo mundial. Ya ven, que a este buen nombre, a Gonzalo Garrido, se le ha ocurrido escribir una novela negra, negra como la tinta del chipirón, que transcurre en Bilbao, en el Botxo de mis amores. Promete, les digo yo que promete la historia, y es que Bilbao se presta para estas cosas. De hecho ya se han rodado pelis de este tipo con un Bilbao un tanto gris y siniestro. ¡Y miren que está bonita la city! Les confieso que no lo he empezado todavía, pero ya me anda tentando. Lo tengo a la vista, por si…




·         “LA MUJER DE LA LIBRETA ROJA” de Antoine Laurain.
Esta novelita me chifló nada más empezarla, y les juro que no paré hasta terminarla en el día. El protagonista es un librero divorciado, con una relación más o menos estable con una mujer no muy estable (para mi gusto), y una hija adolescente que parece demasiado liberal y madura para su edad. Hasta ahí, bien, parece una vida más o menos normal, pero, aparece otra mujer, una mujer que no sabe que ha aparecido en la vida de este librero… ¡Huy, me parece que estoy contando demasiado! Nada, nada, lo mejor, leerla, no se sentirán engañados, de verdad.

·         “LOS NIÑOS TONTOS” de Ana María Matute.
¡Ay, mi querida Matute! Todo lo que lleve su firma me interesa. Este librito es una recopilación de cuentos micro. Escrito en 1956, cuando todavía no estaba instaurada la moda de lo micro, Ana María Matute ya se prodigaba en este género. “Los niños tontos”. Leído así, nos da hasta pena, o risa… Es un libro para trabajar transversalmente en clase con él. Yo ya lo he utilizado en un par de ocasiones. Las historias son todas tristísimas, pero muy bellas a la vez. La belleza irradia de la pluma de la autora, que utilizando metáforas, comparaciones y sutilezas varias, nos lleva de la mano por historias oscuras y a veces, pérfidas. También lo recomiendo ¡cómo no!




·         “LA CARNE” de Rosa Montero.
¡Otra que tal baila! De lo bien que escribe, ¡digo! Estaba yo curioseando en La Casa del Libro de Gran Vía, en Madrid, después de haber ido expresamente a por otro libro, el que comentaré a continuación, cuando vi en una de esas pilas promocionales, el libro de Rosa Montero. Al lado, un cartel que decía que para los socios había un libro dedicado por la autora esperándonos. ¿Pensármelo? ¡Jajajaja! No soy yo de mucho pensar ciertas cosas. Así que salí de allí con dos libros, y éste con unos besos y una firma especialmente para mí. ¡Toma ya! Cuando no esperas algo y esa sorpresa te satisface, te vas más contenta que unas castañuelas, ¡ya lo creo! Así me pasó a mí. La nueva novela de Rosa Montero pasea por la “soledad” de Soledad, su protagonista, una mujer que ya está en esa edad a la que yo me voy acercando peligrosamente. Una novela tratada con mucha inteligencia, como todo lo que hace Rosa. Conjugando intriga, humor, desesperación… La tengo empezada, y la voy tomando en pequeñas dosis, despacito. Rosa Montero es una de esas autoras a la que una siempre vuelve, siempre.

·         “HISTORIA de UNA ESCALERA” de Antonio Buero Vallejo.
Un clásico de la dramaturgia. Ahora que se cumple el centenario de don Antonio (les recomiendo visitar la exposición acerca de su vida y su obra que hay en La Biblioteca Nacional, pequeñita pero con curiosidades), releer esta historia que alcanzó fama y renombre (recuerdo yo los famosos Estudio 1…), produce una sensación de añoranza, de ternura, incluso de rabia e impotencia. Una obra maestra para mi gusto. Conviene acercarse a los clásicos más contemporáneos de vez en cuando, no lo duden.

¡Bueno, esta crónica literaria iba a ser breve, pero ya saben ustedes que en cuanto me da el ataque tecleador, me desmeleno y me lanzo. Espero volver enseguida por esta orilla y dejar algún que otro mensaje, porque ya les digo, se me pasa el arroz con la mayoría de las cosas que quiero compartir. ¡Ya lo siento! La vida, que me achucha y me achucha…

Disfruten de la lectura, ya sea de alguna de estas recomendaciones o de sus propias apetencias. A ellos hemos de agradecer el poder vivir otras vidas.
Leer alarga la vida, quien lee, vive más, ¡no se olviden de ello!

Fotos y texto: Edurne


8 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Una buena gavilla de lecturas... Ya sabes, si te sobra tiempo, puedes unirte a mi club de lectura...
Besos.

Barbara Himmel dijo...

Gracias por tus recomendaciones, me he anotado un par de tìtulos Edurne!
Besos desde la otra orilla!!

Bertha dijo...

Se agradece este escaparate y tus recomendaciones.Se van acercando fechas importantes y, me gusta regalar libros.

Gracias estimada Edurne un beso.

Chelo dijo...

Muchas gracias por tus recomendaciones . Me las guardo . Un abrazo .

Edurne dijo...

PEDRO:
Las gavillas de libros se van llenando y no me da casi tiempo...
de las propuestas del Club de lectura de La Acequia, siempre leo alguno, lo que puedo porque... el tiempo, sobrarme, no me sobra.

Besos y gracias!
;)

BÁRBARA:
Gracias por tu visita.
Espero que todo vaya bien por el otro lado del mundo.
Besostes, linda!
;)

Edurne dijo...

BERTHA:
Regalar libros siempre es un acierto y dice mucho de quien hace ese tipo de regalos.
Suerte con tus regalos de este año!

Besos y abrazos, compa!
;)

CHELO:
Un placer tenerte siempre por esta Orilla, Chelo!
Besos y abrazos!
;)

Myriam dijo...

¡Ay!, mi lista de pendientes es muuuuy grande...

Ahora que ha ye regreado de mi vaije a Sudamérica a ver a mi familia de allá,
retomo mis actividades de siempre.

Gracias por haber comentado en mis entradas programadas durante
mi ausencia.

Besotes, Edurne

Edurne dijo...

MYRIAM:
Graciassss!
Bienvuelta y bienhallada! Jajajaja!
Espero que todo haya ido bien y hayas disfrutado de la familia, más que nada de la gente menuda!

Besotes!
;)