lunes, 24 de septiembre de 2007

COMERSE EL MUNDO



No crean que no tengo ganas. De comerme el mundo, digo... Lo que ocurre es que a veces, se me atraganta.

Cuando miro a mi alrededor y veo ciertas cosas, la inapetencia se adueña de mí, que no la desidia. Es pura pereza. ES IMPOTENCIA. Claro, sacar el florete ahora, a estas alturas, y empezar a retar a diestro y siniestro... cansa un poco.

Más que nada es por lo de que más sabe el diablo por viejo que por diablo. Y eso que una es una angelita, que de diablesa... :-) más bien diablilla.

Que la vida está muy "achuchá", que ya hemos visto muchas cosas, que sí... aunque nunca se pierde ese furor y esos momentos de arranque, de "aquí estoy yo", de "faltaría plus", de...

Y eso que nunca se deja de estar en condición de comerse el Globo Terráqueo, que para eso no hay edad.

Pero, por favor, que antes me lo limpien de todos los personajes indeseables que campan a sus anchas por esta Bola gigantesca que es nuestra casa, la de todos, que barran el odio, la envidia, la incomprensión, las guerras...

Mientras tanto, y cada cual a su manera, seguiremos dando pequeños mordiscos, masticando más de cien, de mil veces para poder tragar y digerir parte de la comida basura que nos presentan todos los días.

Antes de que el mundo nos coma...

Pintura: Aitor

5 comentarios:

Gargantua dijo...

Vamos a ver... qué pasa pues?
Que yo ya estoy preparado, que tengo la mesa lista, tenedor y cuchillo en mano, servilletita de cuadros rojos y blancos (uno siempre del Athletic!), y con la boca hecha agua!
Que no hay nadie que se anime a esto de zamparse el mundo?
Kakati batzuk zarie eta!

Pantagruel dijo...

Mais oui, mon chéri ami! Voici quelqu'un disposé à manger le monde!

Y como los dos somos carpantas de fantasía, no habrá ningún problema, n'est pas?

Quiero decir, que nadie vendrá a regañarnos ni nada parecido... por eso de comernos la "tarta" que ya tenían repartida!
Y pensándolo bien, que seguro que le hacemos un favor y todo a más de uno y de dos!

Et bien... por dónde empezamos?

Edurne dijo...

Eskerrik asko Gargantua jauna. Merci beaucoup monsieur Pantagruel.
Gracias por la disponibilidad y por haber entendido mi mensaje "gastronómico".

"Yo me lo guiso, yo me lo como, como Juan Palomo!"

l.blonnolemolanlasongsssss dijo...

"tierra sobre mi propio tejado..." pero no puedo evitarlo.

el colmo de la economía del bienestar es que ongs destinen parte de su presupuesto a contratar a profesionales para que les mire el ombligo (rizandoelrizo con nuevas técnicas cosmológicas y en reuniones en hoteles de cinco estrellas) y el profesional diagnostique que es redondo (¿como los de todos??????)

Edurne dijo...

Sin comentarios.

Mi ombligo es redondo, al menos eso me parece ver a mí desde aquí arriba...! Y no necesito técnico alguno que venga diagnosticar nada, y menos que se ponga tibio y a cuerpo de rey en hotelitos supergalácticos de última generación, pagados con las aportaciones de los que creemos en un mundo mejor, limpio de mierdas de toda clase!

Merde!