viernes, 7 de marzo de 2008

LA CAJA DE PANDORA


Fuego que devora las entrañas y la rabia.
Vergüenza en las nubes,
esas nubes de conciencias
dormidas
a destiempo,
despiertas
con miedo.

Se ciernen los humores encendidos de los dioses
bramando por barrancos que arrastran
vidas y muertes ajenas,
y cantan las almas de niños huérfanos
de manos paternas.

Siento la llama que aviva
los ojos del alma
que, perdida,
busca una luz
entre tanta espesura.

Gritos que rasgan el grueso vestido
de la inconsciencia y
abren una fisura en la estrecha
casa de la verdad escondida.

Pintura: Aitor Texto: Edurne

8 comentarios:

Nochestrellada dijo...

Me encanta la fuerza que se escurre en cada palabra tuya...
hermoso!

un beso

Víctor Hugo dijo...

que pases un bonito día de la mujer

abrazos!

Anónimo dijo...

Yo no quería ser la primera en poner algo, lo leí imagino que justo cuando lo acababas de colgar, y ahora.... ahora no sé como poner lo que siento, lo que pienso...

un abrazo

Edurne dijo...

NOCHESTRELLADA:
Me senté al teclado y con la rabia que tenía en esos momentos (ayer tarde, escribí esas letras.
Me alegra saber que he conseguido parte de lo que quería.
Muchas gracias y un beso grande para ti también!

VÍCTOR HUGO:
Se agradece tu paso por la orilla y más para dejar una olita de felicidades para estas mujeres que andamos por la vida... Muchas gracias y un beso grande también para ti!

ANÓNIMA(no tan anónima):
No importa ser la primera o la última en comentar, no importa saber o no qué decir... lo que importa es si las palabras nos dejan pensando, nos sueltan algo por dentro; y claro, asomar el morrito por esta orilla! Jejejejje!
Otro beso grandote para ti!

sinver dijo...

Lo dificil con la violencia es no responder con idem. La grandeza de una sociedad se mide por su capacidad para tener templanza. Que no se debería confundir con indolencia. La caja de pandora es facil de abrir, pero muy dificil de cerrar.
No manipulen caballeros, no jueguen con los sentimientos más bajos de la gente.
No se que te empujo a escribir este texto, pero se lo que a mi me genera.
Felicidades por la fuerza que desprende. Un saludo.

Edurne dijo...

Pues imaginarás que a la hora que lo escribí... cuál fue el motivo.
Rabia e impotencia.

l.blonde dijo...

el sufrimiento gratuito es de tal estupidez que resulta tan vacio como esta caja de pandora que describes. por desgracia lo tenemos tan cerca que da verguenza y rabia.

Edurne dijo...

Usted lo ha dicho, blondigemela, estúpido, vacío, inútil y gratuito...
Nada más que añadir!