domingo, 3 de abril de 2011

DIARIO DE UNA MUJER (VIII)


Viernes 19 de noviembre de 2010

23:10

Me estoy abonando a escribir una vez a la semana, y bueno, en principio no era esa mi intención, pero qué quieres... ¡las circunstancias mandan, evidentemente! La semana pasada estaba todavía afectada por el susto que nos dio Alfredo, gracias a Dios ya está todo más tranquilo, y él también. Ahora hay que esperar al mes que viene, que es cuando nos han mandado volver, pero bueno, yo estoy más tranquila, le veo con otro color, va recuperando su tono a todos los niveles. Yo creo que ha sido un susto, un buen susto, eso sí, pero que ya está pasado.

A mí me tocaba visita al psiquiatra, al que había prometido no volver, bueno, volver una vez más sí, pero que iría con una estrategia, eso es lo que dije la última vez que salí de su consulta. Volví, sí, claro que volví, más que nada por afianzar mi teoría de que el tipo no me podía ayudar. Nada más entrar me miró como si fuese la primera vez que me veía, y claro, eso, para alguien que tienen problemas, que ha ido a su consulta dos veces… y que no te reconozcan, que te vuelvan a preguntar otra vez un montón de cosas que ya te han preguntado… ¡pues como que no! Y se lo dije claramente, le dije que no estaba tomando la medicación, que yo no necesitaba sentirme como atontada todo el día, sino lúcida, despierta, y que esas pastillas me dejaban completamente aturdida. Le dije que lo que yo necesitaba era hablar, sentir que alguien me comprendía, que me podían ayudar a superar mis miedos, mis angustias, mis problemas con mi hija… Se enfadó, no me entendió en absoluto, es más, me trató bastante mal, con desprecio y prepotencia, así que salí de allí más aliviada, sin complejo de nada. Di carpetazo al capítulo “psiquiatrapastilleo”. Ya vería cómo solucionaba lo mío, ahora tenía cosas más importantes en la cabeza.

Me fui a buscar a Mamen a la salida de clase, se quedó sorprendida porque no habíamos quedado antes, y sólo habíamos hablado para contarle las novedades de Alfredo. Nos tomamos un chocolate con un bollo suizo en la degustación de la Plaza Mayor, y, sinceramente, ese chocolate me sentó mucho mejor que todos las pastillas antidepresivas que pudiera mandarme el loquero ése de las narices. Y ahí salió lo del psicólogo, que en un principio rechacé tajantemente, y es que yo soy así, muy tajante, pero bueno, eso ya me lo sé yo, que soy muy tajante, y que cuando digo que no es que es no. Pero… Mamen es una pesada, eso también me lo sé yo, y que normalmente siempre consigue lo que quiere, también. Ella no había ido nunca a uno pero, su hermana Pilar sí, fue en una época mala que pasó hace tres años, cuando se divorció y se murió también la madre… Así que quedamos en que le preguntaría, porque como le fue tan bien, pues no era como para desaprovechar la experiencia, ¿no? Y en eso quedamos. De esto hace cuatro días, todavía no sé nada, pero tampoco me urge, vamos, yo creo que estoy aprendiendo a reaccionar bastante bien, lo que pasa es que me ha pillado todo como un poco de sopetón.

Con Patricia no es que hayan cambiado las cosas, pero sí que yo no me estoy agobiando tanto, estoy intentando poner en práctica la teoría del balcón. Es difícil, más que difícil, y quien diga lo contrario es que miente. Un hijo, una hija en mi caso, es algo muy serio, y no te puedes desentender de ella así como así, tienes que aguantarte la rabia, las ganas de darle un sopapo, de llorar, de gritarle, de abrazarla, de… ¡qué difícil, Dios! El caso es que estoy procurando no mostrarle tanto mi ansiedad, mi preocupación, y así es ella la que anda extrañada, la que me mira, me observa, no sé si buscando algo anómalo en mí, algún síntoma de locura, de… Ahí estoy, aguantando y tragando. Y sé que ahora no puedo bajar la guardia, ni dar marcha atrás. Veremos quién de las dos gana. Tendré que ser yo, que para eso soy su madre y me avala la edad, y la experiencia de la vida.

Por lo demás, Marta y Jorge muy bien, muy majos, me están ayudando mucho con lo de su padre, y también con su hermana, aunque tampoco tienen mucho éxito, Patricia se ha cerrado en banda y no quiere comunicarse con nadie de su familia, sólo lo justo y necesario. Pero soy optimista, tengo que serlo, esto no va a durar demasiado tiempo, como me llamo Purificación García que no.

Cuaderno, nos vemos otro día.


Puri

Imagen: Internet Texto: Edurne

24 comentarios:

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ dijo...

................ //\\\\\\
.................. // . . \\\\Hola Paso
................ // \\_-_/ \\\\a Saludarte.
................ \\ /`'--'`\\ /
................ /_|-?-|_\\Buena Semana.
................. \\\\___//
.................. /\\)—(/\\
................ /______\\
....;@@@;.....|_|_|......... ;@@@;.........;@@@;...
.........\\|/.......(__/__).............\\|/.............\\|

Myriam dijo...

Definitivamente ese psiquiatra es un tonto engreido. Me alegro de que Pili piense en otras opciones.

Esperemos que Pili pueda resolver la situación con la hija que está en uan edad dificil y se necesita mucha paciencia o resistencia.

Beesos

Cristina dijo...

Seguire chapoteando ,me gusta tener los pies mojados...
¡¡¡¡Un besazo ,peazo escritora!!!

TORO SALVAJE dijo...

Puri va viendo la luz.
Y mucho mejor el chocolate que las pastillas. Sin duda.

Besos.

Chelo dijo...

Buenos días Edurne, anoche te mandé un mensaje a tu correo personal no se si te habrá llegado.
Entiendo muy bien a Puri y le podría contar muchas cosas, pero el chocolate y la compañia de una buena amiga suplen con creces las consueltas del psicólogo. Que tengas buena semana .

Javier dijo...

Entrañable texto de nuestra amiga Mari Puri.
Es un bálsamo leerla, saber de ella, tenerla cerca.


Saludos.

Antorelo dijo...

Querida Mari Puri, es un acierto que hayas cambiado las pastillas por una buena merienda. Veo que ya vas superando la situación y te veo en buen camino. Ánimo.
Un abrazo

Miguel Baquero dijo...

He estado unos días en el pueblo y no he podido pasar hasta ahora para darte las gracias y un abrazo. Mil gracias, amiga

Francisco Espada dijo...

Querida Mari Puri:
Creo que te asiste toda la razón. Mi experiencia me dice que es mejor un psicólogo que un psiquiatra; es mejor una conversación extendida y con acercamiento a que te prescriban pastillas que te atontan. En el fondo, Mari Puri, de lo que estamos necesitados es de comunicación. ¡Qué difícil es encontrar un hombro donde llorar, una mano en la que apoyarse, un oído dispuesto a escuchar con empatía.
¡Cómo te comprendo, Mari Puri, cómo te comprendo!

Jabo dijo...

"Di carpetazo al capítulo psiquiatrapastilleo"...

Es buenísma esta frase.
También soy partidario del psicólogo, que te atienda, escuche y comprenda, antes de que te atiborren de pastillas.
Abrazo. Jabo

Ojosnegros dijo...

Me han dicho que las pastillas de amor son las mejores.
Esa Puri es una tía lista.
Muchos besos a las dos.

Folhetim Cultural dijo...

Olá passo em seu blog para convidar você a visitar o meu que é dedicado a cultura. De segunda a sexta feira noticiário cultural aos sábados minha coluna poética ás 09 horas da manhã e ás 5 da tarde Chá das 5 sempre com uma participação especial. Irei aguardar sua visita lá. Abraços sucesso em seu blog. O endereço é informativofolhetimcultural.blogspot.com

Magno Oliveira
Twitter: @oliveirasmagno ou twitter/oliveirasmagno
Telefone: 55 11 61903992
E-mail oliveira_m_silva@hotmail.com

miralunas dijo...

me encanta esta Puri..., me encanta!
caramba! dar tal carpetazo al “psiquiatrapastilleo” con una taza de chocolate con un bollo en Plaza mayor, pues chica, esa Puri es una sabia!
abrazos para las dos, querida Edurne.
(y quiero un ejemplar de ese diario, cuando "Puri" se decida a publicarlo!)

Edurne dijo...

MARY:
Gracias, un beso!
;)

MYRIAM:
Seguro que Puri sale adelante y ano tardar mucho!

Un beso!
;)

CRISTINA:
Nada, pues usted siga chapoteando, aunque se traiga la huevera hasta la Orilla!
;)

Grazzie siñora, grazzie por sus palabras, no merezco tanto!

Un besote!

TORO:
Ni que lo digas, donde esté una buena taza de chocolate...!
;)

Molts petons!

Edurne dijo...

CHELO:
Estamos de acuerdo en lo del chocolate y la amiga, está claro!

Un besote!
;)

JAVIER:
Pues la verdad es que sí, que amí tamién se me está haciendo de lo más entrañable!

Un saludo caluroso, es que también hace mucho calor...!
;)

ANTORELO:
Se ve que va aprendiendo, y eso es bueno, parece lista la chica...
A ver por dónde nos sorprende en la próxima!

Un abrazote!
;)

MIGUEL:
Hombre, par Dieu, no se me apure, oiga, que no las merecen, que todo lo hago con sumo gusto, ya sabe!

Un abrazote!
;)

Edurne dijo...

FRANCISCO:
Pues sí, la comunicación entre lso seres humanos es lo que nos hace falta.. y mira que yo creo que a esta Puri no le falta eso precisamente pero, ha caído en un agujerito un poco peligroso, y lo bueno es que es consciente de ello y de que tiene que pedir ayuda...
Así que dejémosla que vaya caminando su vereda!

Un abrazote, don Paco!
;)

JABO:
Me parece a mí que es más lista de lo que ella misma se piensa.

Pues nada, carpetazo a lo que nos agobie, nos atonte, nos deje sin respuestas...

Muxuak!
;)

OJOSNEGROS:
Ayyy, esas pastillitas son las mejores, aunque a veces son un poco caras y cuesta encontrarlas...

Un besote!
;)

FOLHETIM CULTURAL:
Obrigada pela tua visita!
;)

MIRALUNAS:
Sí, debe de ser una tía lista pero todavía no es muy consciente de ello!

Jajaja, lo del chocolate con el bollo y la amiga, es lo mejor de todo!

Si supera ella que su vida se está aireando por el éter... jajajaja!

Muxus!
;)

Asun dijo...

El que parece que estaba como atontado era el psiquiatra. ¿No estaría él también empastillao?
Porque anda que ir al psiquiatra y que no se acuerde de nada de lo que le has contado anteriormente... No parece que le escuchara con mucha atención.
Ha hecho bien en dejarlo.

Besos

Gerardo G. C. dijo...

Hola Edurne, tienes un blog fantástico. Besos. =)



http://dibujosdegerardogc.blogspot.com/

Javier F. Noya dijo...

Nos quieren hacer creer que todo se soluciona con pastillas, y que el dolor no existe. En fin, buen relato y qué rico el chocolate, mucho mejor que cualquier psicotrópico. Besos.

Edurne dijo...

ASUN:
Pues vaya usted a saber porque un tipo así...!

El chocolate lo mejor! Jajajaja!

Muxus!
;)

GERARDO:
Muchas gracias por tu chapoteo!

Un abrazo!
;)

JAVIER F.:
Totalmente de acuerdo contigo, hasta en lo del chocolate!
;)

Un beso!
;)

Humberto Dib dijo...

Mi querida amiga, tu personaje es verdaderamente un logro, con mucho de realidad y un toque de grotesco, me gusta.
Vamos a ver cómo siguen estas aventuras.
Te dejo un beso. Humberto.

Edurne dijo...

HUMBERTO:
Lo que pasa es que esta Puri ya es como de la familia...

Un abrazote!
;)

Laura Caro dijo...

Yo también prefiero el chocolate.
¡Dónde va a parar!
Un abrazo, Edurne.

Edurne dijo...

LAURA:
Ni que lo digas, amiga!
Ahora mismo, tecleo y mordisqueo una barrita de chocolate... jejejeje!

Un besote!
;)