miércoles, 1 de agosto de 2012

SEMI, TAN SOLO SEMI-CERRADO POR VACACIONES...






No es cierto. He colgado el cartelito porque me hacía ilusión colgarlo, por no faltar a la costumbre de todos los años, pero... la Orilla no cierra, está de Urgencias las 24 horas. Y aunque ralentice mi paso por aquí y por allá, sepan ustedes que estoy siempre detrás de la ola, de cualquiera, ya sea grande o chica.

Hace tiempo que no tengo unas vacaciones de las de perderte en algún sitio, conocido o desconocido, pero a las que realmente se las pueda llamar vacaciones, sin preocupaciones ni responsabilidades, con el tiempo como amigo y no enemigo… Pero bueno, la vida no es como muchas veces deseamos, sino como se nos presenta, y hay que saber adaptarse a todas las situaciones. Eso es lo que hago yo. No sufro ni me desespero por no poder visitar lugares, (¡tantos!), que aún no conozco y que me gustaría. No sufro por no poder pisar la playa y  dejarme acunar por el rumor del mar… Sobrevivo y disfruto con otras cosas, con las que puedo, y por eso doy las gracias todos los días, por poder contar lo grande o lo pequeño de mis días…
 
Si miramos hacia atrás, no en nuestros tiempos, pero sí, detrás de nosotros, a nuestro alrededor, siempre hallaremos alguien peor, mucho peor, realmente peor que lo que nosotros pensamos que es peor. ¿Consuela? No es cuestión de que consuele, pues las desgracias ajenas, a no ser que seas un verdadero espíritu malvado, nunca pueden alegrar. Lo que ocurre es que reflexionas, valoras y agradeces.

Paso por aquí con mi mejor sonrisa, con la esperanza asomando entre mis sayas (metáfora pura y dura, ¡jejejeje!), y con los mejores deseos para estos días. Paso por aquí pensando, o queriendo creer que vendrán tiempos mejores (no sé cuándo…) y que mientras tanto, sabremos capear el temporal con todo lo mejor de nosotros. Todavía confío (llámenme ilusa, incauta, inocente…).

Seguiré repartiéndome meseta arriba, meseta abajo. Me acompañarán lecturas varias, me perderé en pensamientos blancos y negros, tendré días y noches grises y radiantes. Comeré y beberé (amén), reiré y lloraré (amén también). En fin, que mientras mi contrato no se vea alterado en lo esencial… ¡Viviré!

Disfruten ustedes como buenamente puedan, sepan o les dejen. Disfruten aquí o allí, así o asá, pero, ¡disfruten!


Cartel y texto: Edurne

10 comentarios:

Nerim dijo...

Bueno pues, aunque te vayas de vacaciones o estés detras de la ola, que las disfrutes intensamente. Ha sido un año duro y para vosotros los educadores o maestros, durisimo, lo sé, porque mi nuera es maestra.
Yo ultimamente tambien he estado, no de vacaciones, pero si, detrás del cajón, sin publicar, sin comentar, leyendo un poco, escribiendo a ratos y en solitario y sobre todo haciendo el vago, práctica que ultimamente se me da de maravilla, creo que se está convirtiendo en una adicción, con eso te lo digo todo.
Solo espero, tener la fuerza suficiente para volver a la normalidad dentro de poco.

¡Un buen verano Edurne! y hasta la próxima.

Laura Caro dijo...

Un abrazo de los grandes, compi.

Un abrazo que abrace tus días grises y tus lágrimas cuando las haya y potencie tus días radiantes y tus risas.

Nunca cambies. ¡ Me encanta cómo eres!

Francisco Espada dijo...

Si en el disfrute está la felicidad, al menos así lo parece, no hace falta alejarse mucho para encontrarla, y casi siempre dándose, sirviendo las necesidades del otro. No hay más placer en la espuma de una ola blanca, en una playa blanca de un país remoto que en la blanca sonrisa de tu aita cuando te acercas o le tomas de la mano. Si quieres disfrutar, sé feliz, y si quieres ser feliz, no tienes más que proponértelo, pues está en ti, lo llevas dentro.
Te deseo un gran verano y me pido un texto como este de cuando en cuando para disfrute mío.
Besos

María (lady) dijo...

Esa es "LA VIDA" (y lo pongo con mayúsculas). Estar al pié del cañón aprovechando los buenos momentos y haciendo frente a los menos buenos ... que esos no fallan.

Disfruta todo lo que puedas y aprovecha los buenos momentos con los tuyos.

Un abrazo "crrrrujiente".

Asun dijo...

Detrás de la ola no, en la cresta de la ola es donde estás jajaja.

Sácale chispas a los momentos que puedas dentro de las circunstancias que te están tocando, ya vendrán tiempos mejores en los que poder perderse por otros rincones del mundo.

También el quedarse en los lugares que uno conoce puede tener su aliciente.

Muxu handi bat eta eutsi gogor.

Edurne dijo...

MIRENTXU, LAURA, FRANCISCO, MARÍA y ASUN:
Gracias ,muchísimas gracias por vuestras palabras y buenos deseos.

Vuelvo a Bilbao antes de lo progranmado, el martes intervienen a mi aita de nuevo. El verano está siendo movidito...
Y en el Foro también queda programada otra intervención para un mes o antes...

Verano, un verano azul!

Lo que salga hoy estaba ya programado, lo demás... cuando pueda!

He terminado de leer el libro de Almudena, "El lector de Julio Verne", me ha encantado, pero más que nada me ha emocionado, he llorado...
Si pueden, léanlo, de verdad!

Un abrazo enorme paratodo el mundo y a seguir "veraneando"!
;)

Giancarlo dijo...

Bel post! felice fine settimana a te...ciao

Edurne dijo...

Grazie Giancarlo!
Baci!
;)

Ferran dijo...

Por lo que leo, estimada Edurne, debemos estar en un momento vital más o menos parecido. Con todos los matices necesarios, claro, pero más o menos parecido. Pues sí, a sortear el temporal como podamos, a ver la parte llena de la botella y a seguir caminando hacia adelante, que es el mejor sentido en el que podemos caminar, incluso entre la niebla.

Besos berlineses y energía, mucha energía!

Edurne dijo...

FERRAN:
Estimat amic, ongi etorri!
Gràcies, moltes gràcies!
Força i animo!

Petons!
;)