jueves, 25 de agosto de 2011

DOLOR





Hay mucho dolor encerrado
en las cápsulas
que tomo todas las mañanas.
Dolor negro y dorado,
a rayas,
rojo y blanco,
vestido de azul…
Dolor.
Dolor que se expande
y ocupa mis espacios,
que invade la tierra libre
de mis días,
manchándolos de
un color incierto,
haciendo que cierre
puertas y ventanas,
y que me quema en la
oscuridad del miedo.
¿Quién?
¿Quién me recetó
estas cápsulas?
Si mi único mal
es la pena…


Imagen: Internet Texto: Edurne

19 comentarios:

Myriam dijo...

las cápsulkas solo adromecen el dolor con el que mal que nos pese, a veces, es necesario que nos conectemos, para poder vivir el duelo, como se debe, para después poderlo superar.

Un beso y espero que solo sea un poema. Si no lo es, mucha fuerza y sabes, si me necesitas donde encontrarme.

zel dijo...

Pásame unas quantas, que con las mias no me arreglo, y también de pena sufro...y no hay quién me diga como salir de ahí...

Elena dijo...

No sé si esas cápsulas curan el dolor del alma, si te curan avísame.
Precioso poema Edurne.
Un beso.

Nerim dijo...

Preciosa poesia, yo tambien espero que este poema sea fruto de una inspiración literaria y no como reflejo de un dolor de esos que se esconden muy adentro y nos hacen sufrir tanto que necesitemos pastillas para calmarlo.

Un beso

Edurne dijo...

MYRIAM, ZEL, ELENA; NERIM:
Muchas gracias por vuestras palabras!

Sé que el dolor forma parte de nosotros, como la pena, la tristeza, la frustración...
Sé que es necesario enfrentarlos y aprender a vivir con ellos.
Sé todo eso, pero hay veces en que te superan, te invaden, te hunden...

Estas letras mías son de las que yo "paro" así, porque me nacen en ese momento y ahí van.

Mi dolor, mis penas, están ahí, dentro y fuera, y no me queda otra que pelearme con ellos, como todo el mundo. Y en ello estoy, amordazada por la rabia y la impotencia (no lo puedo remediar).

Hay días más claros, otros más grises, y otros, irremediablemente negros, negrísimos... como las noches, que mejor no hablo de ellas!

No, no tomo pastillas ni cápsulas. Prefiero mentenerme lúcida ante las adeversidades, para no perderme ni una, que de vez en cuando, viene una de alegrías, cómo no!

Me agarro al refrán:
"NO HAY MAL QUE CIEN AÑOS DURE, NI BIEN QUE EL CUERPO AGUANTE".

Ya vendrán tiempos mejores, claro que sí!
Mientras tanto, a sacarle juego al instante,para que lo podamos estirar como un chicle (me estoy acordando de aquellos de Bazooka de mi época) y mantenerlos en el recuerdo hasta que ya no sepan casi a nada...

Un besote enorme para las cuatro!
;)

A.K.E. dijo...

Cuantas veces las capsulas tratan de calmar dolores que se volvieron físicos aunque nacieron del alma.
El optimismo, la esperanza y el amor son algunas de esas medicinas que curan el cuerpo dando vida al corazón.
Un beso.

Francisco Espada dijo...

El fármaco ideal para la pena es un hombro sobre el que apoyarse: no te drogues con cápsulas, aquí tienes el mío. Besos.

Asun dijo...

Hay males que no se curan con cápsulas, sólo lo engañan.

Besos

Edurne dijo...

A.K.E, FRANCISCO, ASUN:
Ya he dicho que no tomo cápsulas ni pastillas...

Metáforicamente he encapsulado el dolor, y esas eran las cápsulas de las que yo hablaba.

Por supuesto que la mejor medicina es el optimismo, el amor, la comprensión...

Gracias a los tres!
Y un besote enorme también!
:)

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ dijo...

Hay para los antiguos dolores???

……………………………….@@@@
…………….o00o………….@@()@@ DISFRUTA
……vVVv..00()00………_…@@@@
…..(___).`0000´…_.(_)_……L……… EL
…..~Y~……..|…….(_)@(_)…..|………FIN
…….\|……….\|/……/.(_)…….\|/…..DE
…..\\|///……\\|//..\|/..\\|//…..SEMANA

Gómez dijo...

La pena que ocupa los espacios...No hay pastillas que la remedien, sólo el tiempo y la amistad de los que le quieren a uno de verdad.
Besos, Edurne.

Cecy dijo...

Que mejor para el dolor ponerlo en palabras, para que salga y pueda modificarse con el tiempo.

Un abrazo Amiga.

Edurne dijo...

MARY, MARÍA, CECY:
Los dolores, nuevos o viejos, siempre son dolores, y creo yo que nunca terminan de irse, por mucha "medicina" que les hayamos dado, pero... en nosotros está intentar paliarlos.
Escribir, cantar, reír, hablar, caminar, pensar, abrazar, besar, ayudar... yo qué sé!

Gracias a las tres por vuestras palabras!

Y un besote enorme!
;)

Javier F. Noya dijo...

El dolor de la pena se va con tiempo ypaciencia, si se adormece es peor. Bello texto, no obstante. Besos.

María (lady) dijo...

¡Ay!
Para las lágrimas, caricias.
Para el dolor, un rayito de sol.
Para la tristeza, una cañita con los amigos.
Para la melancolía, un soplo de brisa.
Para la rabia, un grito desde lo más hondo.
Para ....
Curar, no sé si curan, pero acompañan un poquito y uno no se siente solo ....
Un abrazotedeosa!

Edurne dijo...

JAVIER F.:
El tiempo, la paciencia... a veces corre tan lento, a veces nos falta ese saber esperar y confiar!

Gracias por tus palabras!
Un beso!
;)

MARÍA:
Los abrazotesdeos@ son los mejores, los más reconfortantes!
Gracias por ellos y por tus hermosas palabrasreceta!

Otro abrazote de osezna!
;)

Cristina dijo...

Que bonito Edurne , esta muy bien volver y encontrarte
Yo tambien te doy mi hombro , y mi cariño
Un besazo

Olegario dijo...

Las cápsulas te ayudan a mal vivir o a seguir "tirando", pero ¿existirán algún día, aunque no fueran de colores, aquellas otras que curen tu corazón?. Si las encuentras dímelo. Un abrazo.

Edurne dijo...

CRISTINA:
LA Orilla se alegra con sus cacareos!
Y gracias oor ese hombroy ese cariño! Se le corresponde...

Un besote!
;)

OLEGARIO:
Muchas gracias por el chapoteo! Prometo pasarme por tu espacio.

Las cápsulas... las hay de tanto tipo!

Un abrazo!
;)