viernes, 13 de julio de 2012

STOP (Replay)



¡Alto, que paren ya!
Que la vida se me va,
que la negra pena acecha tras la puerta,
escondida,
lamiendo su venganza
con lengua rebosante de asperezas
y mirada de frío invierno...

¡Basta, que callen ya!
Que mi cabeza estalla
en mil llantos,
rompiendo el rojo de mi furia
entrecortada.
Que mis uñas arañan el aliento
de tus entrañas...

¡Quietos, que los sueños
despiertan de su viaje
sin retorno
para pedir cuentas de tu olvido!
Que se escapa el aire entre mis besos,
susurrando tu nombre
en silencio...



Pintura: Aitor Texto: Edurne (Entrada ya publicada en noviembre de 2007)

12 comentarios:

Marta C. dijo...

Hola, Edurne, he tenido un parón por mi salud, pero ya vuelvo a estar aquí. Tus poemas siempre me emocionan. Este me ha dejado un sabor agridulce, pero también sigue emocionámdome tu sensibilidad. Un beso fuerte.

Francisco Espada dijo...

Después de leerte siempre me quedo susurrando, barajando tus palabras y gozando de ellas.
Besos

Elena dijo...

Dicen que es fácil escribir un poema inteligente, pero pocos son los que consiguen emocionar con un poema. Te felicito por saber emocionar.

Un beso Edurne.

Gema dijo...

Me gustaría tener poder para muchas cosas, pero sobre todo poder para parar cosas que no quiero que ocurran, que las llevan ocurriendo y no son buenas, pararlas, y parar aquellos que son inolvidables e importantes. Me ha gustado mucho tu poema. ¡Besos!

Gustavo Figueroa V. dijo...

Me quedo con tu poema en mi cabeza y sin saber que hacer...Me confundo pero me gustan tus palabras que inquietan mis sentidos.
Un saludo escandinavo.

Laura Caro dijo...

Que nos dejen vivir de una vez...

Un abrazo enorme y vacacional, Edurne.

TORO SALVAJE dijo...

Han pasado casi cinco años y la vida sigue contigo.
Espero que por muchísimos y muchísimos más.

Besos.

AMALIA dijo...

Un poema emotivo, lleno de hermosas imagenes
que transportan al lector.
Como siempre un placer leer tus poemas
Saludos
Amalia

Edurne dijo...

MARTA:
Sé de tus problemas, y te deseo mucha fuerza y ánimo para sobrellevarlo.
Gracias por asomarte a la orilla a pesar de todo!
Yo también ando metioda en problemas de salud, no míos, pero que requieren de mi presencia.

Un besote!
;)

FRANCISCO:
Gracias por tus palabras tan cariñosas, siempre.
Tengo problemas para que salgan mis comentarios en tu blog y en otros... cuando llegue a Bilbao, comprobaré si allí me sucede lo mismo!

Pero que sepas que te sigo los pasos popr esaa Marbella de tus amores y que ayer se me puso el colmillo largo con la crónica del patio de Encarni!

Un besote!
;)

ELENA:
Me abrumas, pero si consigo emocionar a alguien más, para mí una inmensa alegría!

Un besote!

GEMA:
Encantada de que te gusten mis "poemillas", y eso del poder puede estar en las cosas más sencillas!

Gracias por chapotear!

Un besote enorme!
;)

Edurne dijo...

GUSTAVO:
Tú sabes que las palabras tiene el poder de transformar sensaciones, sentimientos, de transmitir mensajes en distintos tonos...
Las palabras son mágicas, y hay que cogerlas al vuelo, atraparlas y una vez nuestras, reafirmarlas.

Gracias por tu visita! Y tus palabras!
;)

Un abrazo!

LAURA:
Que nos dejen, que no sé yo...!

Otro super abrazo, compi, y aprovecha todo lo que puedas!
;)

TORO:
Eso mismo espero yo!

Gràcies, amic!

Un petó!
;)

AMALIA:
Muchas gracias por tu visita y tus palabras.

Me pasearé con más calma por tus casas.

Un abrazo!
;)

María (lady) dijo...

Lo leo y vuelvo a leerlo. Más que eso: lo desmenuzo, lo degusto, lo huelo ... hasta lo mastico. Y tiene tantas texturas y sabores ...!!

Muxus!

Edurne dijo...

MARÍA:
Huy, qué bien, si hasta le has sacado apreciaciones gastronómicas!
Me alegro mucho de que te haya gustado, de verdad!

Muxutxuak, polite!
;)