domingo, 15 de septiembre de 2013

HISTORIAS DE LA RÍA XXXI y VUELTA A CLASE


La humedad produce herrumbre. Ya, eso me parece a mí. Debo de estar algo oxidada. En los adentros, por las autopistas del alma…



Las aguas por mi Ría fluyen a su aire, vamos, un poco como yo. Hoy rápidas, cantarinas… Mañana, pesadas, tristonas, oscuras y plomizas. Y luego está el sirimiri. Y el sol que nos hace burla un día sí y dos también. Hoy, por ejemplo, estábamos preparados para un domingo infernal, y… ¿? Pues nada,  que en la terraza tengo la sombrilla abierta. El reloj marca las 19:05 y el mercurio 24 graditos septembrinos.

Estoy como el tiempo, unos días lo veo todo con optimismo, y otros, me abato solo de pensar en el futuro. Y miro hacia ese horizonte incierto un poco despeinada, lo reconozco, pero es que soy como una madeja desmadejada, se me escapan los hilos, los cabos se me enganchan por las esquinas inciertas de esta vida… Necesito un noray donde amarrar mis muchos miedos y angustias.




Bilbao ha vuelto a la normalidad, y yo sigo sin poder respirar con tranquilidad, muy al contrario.
Al volver septiembre–porque siempre vuelve–se disparan las alarmas del comienzo de curso, muchas alarmas. Desde el día 2, más cargas. Había que elegir curso, como yo terminé con los de sexto en junio, pues me tocaba elegir grupo nuevo. Soy la primera para elegir, no hay problemas, puedo escoger lo que quiera… Y ejerciendo mi derecho, me he lanzado a la piscina y he escogido a un grupo de 6ºB que quedaban huérfanos al haberse jubilado su profesora, y que llevaban desde junio pidiéndome que los eligiera, que eran los más guapos, y que yo, evidentemente, también era la más guapa… ¡pelotas! No es un grupo bueno, para nada, pero, son diez. Ahora sí, una decena muy DECENA, ya me entienden. De esos diez, siete son mercheros, y los otros tres, de ese tipo de familias… también me entienden, ¿verdad? Un reto, oigan, un reto. Además, la mitad es repetidora de algún curso de primaria, es decir, que ya tenían que estar en la ESO. Pero ellos encantados de estar conmigo. Ya ha pasado una semana y el viernes sí, el viernes ya acucié el cansancio. Nada, a por todas, a las barricadas si hace falta. Una es maestra por vocación, y eso, reconozco que es una gran ventaja.



Me hizo gracia que el otro día me comentaran mis compas del equipo directivo: “Edurne, tú siempre has estado con los de la élite, ahora verás…” Pues sí, es cierto, esto es como un aprendizaje mútuo.


A Bilbao le están afianzando los pilares, los cimientos acuáticos. Cerca del Arriaga ya están de cambios. Lo mismo, pero reforzado. Es igual que con las personas: renovarse para no morir.



En agosto todavía sacaba algo de tiempo para leer, pero ahora llevo unas semanas a barbecho total, y me fastidia muchísimo, porque, entre otras cosas, no dejo de agenciarme libros, así que iré por partes, primero les enseñaré los que leí el mes pasado, y el resto, para otra ocasión… Y bueno, ya aprovecho para comentar que el miércoles 18 a las 7 de la tarde será la presentación de nuestro libro “Al hilo de la trama”, en La Casa del Libro en Urquijo; ya saben que si hay alguien de estos lares que esté interesado… puede presentarse y disfrutar un ratillo con nosotros, yo allí estaré leyendo, como siempre. ¡Y tenemos hasta cuentacuentos particular!




Vuelvo a las lecturas pendientes de comentar:

INTEMPERIE de Jesús Carrasco.
Según las críticas, un boom literario. Yo lo he leído por recomendación del profesor Pedro Ojeda, del blog LA ACEQUIA. Ya saben quienes me siguen asiduamente, que el blog de Pedro es una pequeña joyita en este inmenso mar bloguero. Pues bien, el profesor Ojeda, tiene un renombrado y exitoso club de lectura en dos versiones, a saber: una presencial, una vez al mes en la propia Universidad de Burgos, donde él imparte sus clases, y la otra, virtual, a través de su Acequia, y en la que, buenamente, los colaboradores más entusiastas (yo también lo soy pero carezco de tiempo) y rigurosos, hacen unas estupendas aportaciones. QUEDE AQUÍ MI RECOMENDACIÓN. Pues bien, el primer libro para este comienzo de curso, será esta novedad literaria. Suelo seguir los consejos de Pedro, todos los que puedo, y éste en concreto, fue uno de los que yo ya tenía en mi categoría de “curiosidades”, porque me lo encontraba en casi todas las librerías. No me lo pensé. Zis-zas, al bolso, previo paso por caja, ¡cómo no, no vayan a pensarse que los dedos se me hicieron huéspedes…! Lo que dicen de esta novela, novela corta, es muy cierto, aunque yo, he de confesar que tardé en entrar en el ambiente tan desolado de ese lugar incierto, pero terriblemente familiar, pues es el de la soledad más angustiosa. Y si el protagonista es un niño que huye… entonces ya ni les digo. Y no les digo más porque yo creo que es una obra para leerla, para volver a leerla (en ese pensamiento y decisión quedé yo…), acongojarse y reflexionar sobre tantas cosas que aún hoy en día están vigentes. La huida hacia adelante, el paso de la infancia a la adolescencia, a la edad adulta, los miedos, los secretos, las humillaciones, los silencios, los consentimientos…




UN LARGO SILENCIO de Ángeles Caso.
Ángeles Caso me cae bien. Y no es porque seamos de la  misma quinta, de la cosecha del 59, ni porque sea una apasionada del Arte como yo, de hecho es licenciada en Historia del Arte, y yo estudié Historia… Ni tampoco porque compartamos un mar bravío y de raza como es este Cantábrico nuestro de cada día… No. Ángeles me cae bien así, porque sí, porque son de esas cosas que una las sabe desde el principio. Me parece una persona honesta. Recuerdo su paso por la tele, donde adquirió notoriedad por su buen hacer y también, porqué no decirlo, por esa negra y ondulada melena… Y ahora, como escritora, me parece seria, discreta y constante. Este libro que les presento hoy, ganó un premio en el año 2000. Claro, que eso de los premios, para mí, no tienen ninguna importancia. Cuántos premiados no merecen haberlo sido, y sí, escritores magníficos, que, por el contrario, nadie sabe ni cómo se llaman están condenados al más oscuro de los ostracismos literarios, en la trastienda… Cosas del marketing, supongo, pero bueno, no voy a meterme en esos berenjenales. UN LARGO SILENCIO también tiene niños entre sus páginas. Páginas escritas con mucho dolor, donde casi todo se ve gris, negro, con cenizas que cubren hasta el mismo olvido. Pero es una historia de lucha, de superación, de valentía, y de mujeres. Oigan, léanlo si pueden, también merece la pena.




EL SEÑOR IBRAHIM Y LAS FLORES DEL CORÁN de Eric-Emmanuel Schmitt.
De este librito hay una película que recuerdo haber visto, protagonizada por Omar Sharif, que es como un comodín en esto de interpretar personajes tan variados… Bueno, pues la historia es como una pequeña fábula donde se mezclan ternura y soledad a partes iguales. Donde se nos enseña que no todo es lo que parece, y que…la vida te pone en el camino correcto sin que nos demos cuenta. Se lee rápido y bien. Y se piensa. Apunten… ¡y no, nada de fuego!




NO TENGO MIEDO de Niccolò Ammaniti.
Esta novela es una de las que tenemos programadas para las tertulias de nuestro taller. También hay niños, unos pocos. Niños que viven en la atmósfera asfixiante de una aldea remota en la Italia más profunda. Niños que tienen que despertar bruscamente a la llamada de la vida, con el espanto de una realidad nada amable. Y el protagonista más que ninguno, ya que descubre por casualidad un terrible secreto que tiene a todos los habitantes, todos y escasos a la vez, de  la aldea, prisioneros de sus hechos. También se lee bien, con avidez me atrevería a decir yo. A mí me costó pasarme a la siguiente historia, y así me ando desde entonces, que he empezado cuatro libros y los cuatro he dejado reposar… Por supuesto que recomiendo su lectura. Hay que abrir nuevos horizontes dentro de la narrativa de hoy en día.




El Botxo, como todas las ciudades en estas épocas, se transforma, y en ese travestismo urbano, una se despista.  ¡Fíjense ustedes que hasta los perros tiene aparcamientos propios! Ya, ya sé, que en los últimos tiempos, me despisto más de lo habitual, aunque nunca en lo esencial.



No sé cómo bajarán las aguas de aquí a diciembre. Nada, no sé nada, y creo que es mejor no saberlo. Me dicen: ”Edurne, el día a día…” Y sí, así ha de ser, porque de lo contrario me podría/nos podríamos volver loca/locos. Ustedes no se vuelvan locos, ¿eh?




Fotos: Edurne (la mía, Antonio). Escaneado libros: Edurne. Imágenes: Internet (pintura de “La joven maestra de escuela” de J.S Chardin).


23 comentarios:

zel dijo...

tu con 10 y yo con 29... y mucho jaleo. Suerte bonita. Suerte y ànimos.

Elba dijo...

¡ Vamos Maestra ...que no se diga ...! que tienes mucho hilo en el carretel...esos muchachitos créen en vos y yo también...y posiblemente , cómo suele suceder , este grupo te va a dar las mayores satisfacciones de tu vida de docente...besos...y muxutxuak...para que veas que yo también aprendo contigo...

Felipe Tajafuerte dijo...

Libros con niños,grises, oscuros, tristes... no parecen muy atractivos a primera vista, pero como Ángeles Caso también me cae bien, lo anoto. Un saludo desde mi mejana

flori zubiaga dijo...

¡Con un par Edurne!
Los retos difíciles pueden sacar lo mejor y como bien dices aprenderéis juntos.
No me cabe duda de que tras las tormentas siempre llega la calma, aunque a veces la duración de las tormentas es muy superior a lo que uno creía estar capacitado para soportar.
Mis mejores deseos y suerte en la jungla de la enseñanza donde a veces los peligros vienen de donde uno no se los espera (¿...?).
Un beso.
Flori.
p.d. (¡Que metafórica!)

Elena dijo...

Ánimo y mucha suerte en este nuevo curso escolar. Todo irá bien, ya verás.

Un beso Edurne.

PD.- A ver qué tal el estreno del Nuevo San Mamés.

Ishtar dijo...

Edurne, profe guapa!

Septiembre ha entrado duro, otros años teníamos sol para escapar a la tarde de paseo, hoy una vez más sirimiri.

Esperemos que los pilares de la ría sepan envejecer bien, ahora se les ve demasiado nuevitos. Lo del aparcamiento de los perros es curioso, se parece a los ganchitos que antiguamente había para los caballos.

Ánimo con tus alumnos, a veces en la elite de los grupos especiales se pueden encontrar pepitas de oro, sudores cuesta pero se puede.

Me encantaría ir a la presentación de vuestro trabajo. ¿Cuánto suele durar? Si no es muy largo quizá me pueda pasar.

Un abrazo.

Francisco Espada dijo...

Ya sabes, Edurne, que Pepita ocupa mi corazón, que se adueñó de él cuando éramos casi críos, pero deja un amplio resquicio por el que te has colado con tu forma tan peculiar de ser y de contar. Te admiro, ¿te lo había dicho? No importa.
Un beso

miralunas dijo...

ay, siempre que vengo a leerte me sorprende todo lo que te quiero, sin mirar tus ojos ni conocer tu risa, solo el toquecito de tu alma que dejás por acá.

( y por eso te premié en mi blog!)

besos porteños

Edurne dijo...

ZEL:
Suerte para ti también!

Petons, maca!
;)

ELBA:
Me agrada mucho encontrarte por aquí, Elba!
Sabrás perdonarme pero mi tiempo es escasísimo y no puedo visitar a mis amigos como sería mi deseo.

Gracias por tus palabras, de corazón (bihotzez)!

Muxutxuak!
;)

Edurne dijo...

FELIPE:
Nada, que los colores no te confundan, son buenos libros, de verdad. Si te animas aleer alguno de ellos, ya me contarás!

Abrazossss!
;)

FLORI:
Estamos en esta jungla desde hace muuuuchos años, y una ya tiene tablas, pero cada curso, cada grupo es distinto, y hay que capear según venga la tempestad.

Eskerrik asko!
Muxutxuak!
;)

Edurne dijo...

ELENA:
Sí, claro que sí, siempre es un descubrimiento.

Muchas gracias, Elena!
Besotes

Y mira, de nuestros leones, ayer vi por la tele la inauguración y sí, era emocionante. Menos mal que ganamos! Jajajaja!
;)

ISHTAR:
Aupa!
hemen gaude, momentotxu bat libre eta aprobetxatu dut erantzuteko...

Pues si te pasaras mañana por la presentación, sería una alegría. Suele terminar a eso de las 8:30...
Si eso, tú salúdame luego eh!

Muxutxuak!
;)

Edurne dijo...

FRANCISCO:
Pepita es una gran mujer, no hay duda!

Y usted sabe que le profeso un gran cariño, caballero!

Mil gracia spor todo!

Besotes!
;)

MIRALUNAS:
Sos una genia!
Además tenés un don, está clarísimo,mi alma ya lo supo hace tiempo.

Me paso por allá, gracias mil por la deferencia y el detalle que me hacés!

Muxutxuak!
;)

Chelo dijo...

Esos niños saben muy bien lo que hacen al querer que tú les des clases, yo también querría y eso qu esolo te conozco por fotos, pero me gustas.

Suerte para el curso que empieza.
Un abrazo

Antorelo dijo...

Ánimo y adelante. Dice mucho de ti haber escogido un curso dificultoso. Enhorabuena por tu valentía.
Un abrazo

Edurne dijo...

CHELO:
Tú res generosa por naturaleza, está más que comprobado.
Amí sí que me hubiera gustado tenerte por profa, seguro que habría aprendido las mates sin tanto sufrimiento (una es de letras, acérrima además!)

Y tú también me gustas!

Gracias y besotes!
;)

ANTORELO:
Sois muchos los que como yo os dedicáis a esta bendita profesión, así que de mérito, nada, es nuestro trabajo y nuestro deber!
Son niños difíciles los que tengo, y en esa edad 12-13 que ya apuntan maneras, cada cual la suya... pero yo creo que están contentos, seguro que vamos a aprender mucho todos juntos!

Un abrazote!
;)

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Pues yo no te veo tan oxidada...
Gracias por lo que dices de mí. Un beso y retorna poco a poco a la normalidad.

Edurne dijo...

PEDRO:
Pues yo oigo cómo me chirrían los goznes, jajajaja!

Lo que digo siempre es lo que siento, no miento, ni doy coba ni jabón gratuitamente, así que...

Y la normalidad... ay, qué es la normalidad? Porque mis normalidades ya están cambiando los rumbos demasiado seguido.

Bueno curso para ti también!

Un beso
;)

Abejita de la Vega dijo...

Has elegido muy bien, los niños y los libros. Y en su día la profesión.

Una maestra de Burgos te envía un abrazo

No he podido resistir la tentación de poner el enlace de tu entrada en el Facebook.

Edurne dijo...

ABEJITA:
Vengo siguiendo tu vuelo por La Acequia y algún otro lugar desde hace tiempo, por eso me hace ilusión verte por aquí. Bienvenida!

Pues sí, tú ya sabes de lo que hablo cuando hablo de nuestra profesión, así que huelgan más explicaciones. Ahí estamos, en la brecha, porque hoy en día, esto se ha convertido en una profesión de riesgo. Ya, nosotras somos amantes del riesgo, no hay duda...

Y de los libros, pues otro de mis amores, así que ler, leer, leer y más leer...

Ah, gracias por ese enlace!
Un abrazote!
;)

María (lady) dijo...

Animo!! que tu puedes. Lo demuestras a cada paso que das.
Tu bocho y la ría cada vez más bonitos!!
También tono nota de tus recomendaciones y seguro que conseguiré leer alguno. No tengo ganas de guerra (necesito todo lo contrario) así que me traeré al Señor Ibrahim y seguro que encontraré algún consejo sabio.

Un abrazo muy fuerte.

Edurne dijo...

MARÍA:
Eskerrik asko, polite!
Sí, nosotras podemos!

Muxutxuak!
;)

José Luis Ríos Gabás dijo...

Algunos de La acequia me lleváis libros de ventaja (sobre todo el Quijote, que es el que estoy leyendo ahora, antes de Intemperie). Gracias por transcribir tus impresiones, creo que las tendré en cuenta.

Un saludo

Edurne dijo...

JOSÉ LUIS:
Gracias por tu visita!
respecto alas lecturas que propone pedro, te diré que no siempre puedo leer todas, pero sí apunto que son realmente interesantes.
Si estás con el Quijote, ánimo, y si te atreves a leer en plan intermedio este primer libro de este curso, pues mejor que mejor...!

Ah, he visitado tu galería fotográfica. Me encanta la fotografía, y he de decirte que tienes muy buenos ojos de ver!

Un saludo!
;)