sábado, 7 de diciembre de 2013

HACE 54 AÑOS...


Hace cincuenta y cuatro años que vine a este mundo, a este Valle de Lágrimas… (¡cuán cierta es la expresión!). Vine para alborozo de muchos. Hice que los miembros de mi familia conmigo estrenaran maternidad, paternidad, abuelura y tiura… (palabros inventados por mí, pues no sé cómo expresar el significado de ser abuel@, de ser tí@). Fui primogénita, heredera al “trono” de muchísimas esperanzas.

De siempre me he sentido querida y valorada por los míos, por los más directos, desde luego que sí. El amor, todo el amor que he recibido, es la herencia que llevo con orgullo, es el tesoro que voy repartiendo, porque, si has sido querid@, respetado y valorado, sabrás hacer lo propio con los tuyos y los demás. Eso lo tengo claro. Reconforta y satisface mucho más lo que das que lo que recibes. Quiero y me quieren, no es si tú me das yo te doy, es un intercambio natural.

De siempre, también, he celebrado con gran alegría el día de mi aniversario. Ya falta un mes, ya faltan veinte días, ya faltan cinco, cuatro, tres, dos, uno… ¡ya llegó el 7 de diciembre!

Hoy cumplo 54. Soy una mujer mayor, al menos adulta en todo lo que implica ser persona, y ser mujer. A esta edad, mis abuelas ya habían conocido lo que era ser madres, ser abuelas. Yo no, pero no quiere decir que no sepa lo que es, que no comprenda, que no entienda muchas cosas. Demasiado, entiendo demasiado de esta vida. Mi situación familiar, mi profesión, en fin, mis propias circunstancias de vida han hecho de mí una persona abierta, solidaria con el sufrimiento y los problemas, cariñosa y cercana (estará mal que yo lo diga, pero es así, soy una persona que quiere MUCHÍSIMO, y también que sufre MUCHÍSIMO). Estoy cargada de defectos, pero esos ya los conocen quienes me tratan, en cualquier caso no son de esos defectos que afecten terriblemente a la vida de los demás. Soy una más en este mar inmenso que es el mundo, la vida, la sociedad… Procuro pasar lo mejor posible por ella, a veces es casi imposible no pisar una mina personal que te explota en la mismísima cara y te deja trastornada por dentro y por fuera. Ya, es la vida, lo sé. Pero qué quieren, ¡a veces es una grandísima puñetera!

Ahí arriba estaba yo celebrando mi sexto cumpleaños, y me parecía que la vida corría demasiado. La víspera, recuerdo que tuve una conversación muy interesante con  mi ama acerca de lo que era hacerse mayor. Ahora he comprendido muchas de las cosas que me dijo. Y recuerdo que en esas fechas de celebraciones, en casa nunca faltaba la consabida tarta de moka, (hummmm, la estoy saboreando ahora mismo), refrescos para los niños y una copita de Pico Plata para los mayores, ¡jejejeje!
Y ahí estoy yo, sonriente, posando como si acabaran de otorgarme el Oscar a la mejor niña del mundo, con la muñeca que me regaló mi tía Bego, entre mi ama y mi aita… Mi aita, que ahora ha tenido que intercambiar el papel de protector conmigo, me ha cedido el testigo, y ahora él está en mis manos.

No tengo muchas ganas de celebrar este día, mi regalo no es de los que se compran, o te lo regalan y si no te gusta, lo descambias y te dan otro de tu agrado. No, lo que yo quiero no está en el escaparate, no está a la venta. En cambio, lo que NO quiero, sí, ahí está, avanzando y amenazando cada día un poco más, enseñando los dientes con saña, regalándonos un poco de vida para que tengamos que agradecerlo y pagar, al final, el precio más alto.

Hoy no es un día alegre para mí. Cumplo años, me voy haciendo mayor y voy entrando en ese círculo del sufrimiento, de las pérdidas, de la impotencia, de la rabia… Pero también de los agradecimientos por haber tenido la inmensa suerte de ser quien una es, de venir de quienes viene, de haber sentido todo el cariño y el amor que he sentido, que siento.

Hoy tengo miedo, aunque él todavía está con nosotros, pero tengo miedo, y una pena que no es contable, ni medible, ni siquiera expresable…

Hoy quisiera volver atrás y estar de nuevo ahí, así… Pero no, hoy cumplo 54, hoy me siento tremendamente triste y, aunque no lo esté, también me siento tremendamente sola.






Fotos: de la memoria familiar (foto 1: hace 48 años; foto 2: hace 5 días)  Desahogo: Edurne

24 comentarios:

Máximo Cano dijo...

FELICIDADES !!! Yo te veo muy bien.
Besos.

Bertha dijo...

Felicidades Edurne!,naciste en un bonito mes.Es normal que estes más sensible en estos momentos.

Besos.

Elba dijo...

Abrazo Edurne , están hermosos tu aita y vos en la foto de ahora...

Abejita de la Vega dijo...

¡Felicidades!

Hoy me he levantado con la presentación de tus cincuenta y cuatro. Esa foto me ha llevado a mi infancia en los sesenta, en el escaparate de la juguetería que estaba y está en la Plaza Mayor de mi ciudad, Burgos. Solían poner muñecas vestidas con trajes regionales, era algo muy del gusto de la época. No me fijaba en la burgalesita, la tenía muy vista. Me fascinaba el lujo de la valencianita y el aro de la vasquita, la tuya. Recuerdos, yo voy para 57 porque nací en el 57. Nos vamos sintiendo mayores, es inevitable, todavía nos quedan unos años buenos si la salud no se nos tuerce. Sentirse solo es normal, en la soledad de nuestro yo no puede entrar nadie. Aunque nos quieran, aunque tengamos muha gente alrededor, nos sentimos solos.

Las dos fotos dicen mucho bueno de tu vida, disfrútala.

Un abrazo de otra maestra cincuentona y sin descendencia.

Elena dijo...

Jo Edurne, me has dejado con la lágrima a flote y el moco caído. Y me has revuelto los recuerdos, las emociones, los sentimientos y hasta las tripas. Yo también estoy triste.
¿Y qué te puedo decir? me niego a regalarte los oídos con promesas imposibles de cumplir, lo sé porque también yo ya experimenté la sensación de la pérdida, y lo que yo quería no estaba en los escaparates.
Ahora son 54, vívelos con la mejor de tus sonrisas, él está aún contigo y agradecerá tu alegría.
La foto es preciosa.
Felicidades Edurne.

Angeles dijo...

Felicidades Edurne! Por lo que todavía tienes y lo que has tenido, que es mucho.
Un besazo

Humberto Dib dijo...

Los cumpleaños nos sensibilizan, me has dejado conmovido, prácticamente no sé qué decirte.
Lo de mayor es una idea, eres una persona adulta, sí, a la que se la ve muy bien.
Feliz cumpleaños, me alegra haber venido el día correcto.
Un beso enorme.
HD

PD: Muchas gracias por lo que has colocado en la columna derecha, eres maravillosamente amable.

Felipe Tajafuerte dijo...

¡Quien los pillara! De todas maneras, mi más cordial felicitación y un abrazo desde mi mejana

Tristancio dijo...

Mi abrazo, amiga, mi recuerdo y mi cariño... y mis deseos de días mejores.

Myriam dijo...

¡Muy feliz cumpleaños, Edurne!

Las dos fotos muy tiernas, la segunda aún más porque está llena del amor entre uds. de los 48 años que pasaron entre una y otra.

Un abrazo y un beso muy grandes

Betty dijo...

vuelvo para decirte que me emociona leerte, siempre, y hoy mas que nunca. feliz cumple atrasado mi querida Edurne! y disfruta a tu padre hasta el último minuto, el mio se fue de repente, sin tiempo a nada y eso fue duro.
beso grande
Betty (la del aquelarre)

Iñaki Zaratiegui dijo...

Hay un tiempo vacío y hay un tiempo lleno,
un tiempo que se va y otro que es recuerdo,
ninguno nos pertenece por completo;
y a todos ellos pertenecemos.
Los días y los instantes vuelan como las hojas en otoño,
sólo hay una manera de conservarlas en nuestro tronco,
pintarlas con la ternura y el sentimiento que tú lo haces;
y dejar que vuelen para consuelo de otros ojos.

Yo no te felicito sólo por tu cumpleaños, sino sobre todo por ser como eres.

¡Zorionak! Edurne
un abrazo de todo corazón.

Pitt Tristán dijo...

Sobre todo, felicidades por tu cumpleaños. Celebrarlo o no es algo personal y la vida siempre es dura y todas esas cosas pero, Edurne, nuestros padres dejan esta existencia y padecen enfermedades y comenten errores y tienen un pasado, y tienen un presente... Si idealizamos esta vida no pasaremos muy mal, si pensamos que es una mierda, así, de partida, y algo nos sale medianamente bien, estaremos más dichosos. Yo no tengo nada, excepto más años que tú, pero me lo paso de puta madre, dirás que soy frívolo, superficial, hedonista, insolidario, vehemente, bocazas, analfabeto, insolente, irrespetuoso, pero, sabes Edurne, ya lo he dicho alguna vez, en mi epitafio que ponga: Murió vivo.
Nadie se acordará de mí, ni puñetera falta que me hace.
¿Es usted feliz? Ni puñetera falta que me hace.
Posiblemente no me haya explicado pero es que acabo de llegar a casa después de todo el día de parranda.
Besos.

Francisco Espada dijo...

Yo debo ser de los tuyos a juzgar por lo que te quiero. Mi felicitación más hermosa, querida Edurne. El amor no siempre sabe explicar sus emociones, pero te he hecho mía y vivo la fiesta de tu festividad como propia.
Sé que los momentos no son muy festivos, pero siempre laudables.
Desde lo mejor de mí, este abrazo inmenso para ti y los tuyos.
Besos inmaculados.

Ishtar dijo...

Que dos fotos más preciosas, con los años los papeles se han girado y el que antes tomaba la mano es el que ahora la tiene sujeta por su niña.

Besarkada handia Edurne.

Maite dijo...

Felicidades Edurne, y un abrazo enorme. Intenta disfrutar al máximo de cada día aunque la pena ahogue, no permitas que llegue antes de tiempo, esa ya vendrá después a quedarse de invitada una temporada en casa :-(
Besos

Asun dijo...

Edurne, zer esango dizut... Lehendabizi ¡¡ZORIONAK!! , baina bese aldetilk ederki ulertzen zaitudala. Niretzat aurten nire urtebetetzea beste edozein eguna bezala pasatu zen, baina hor bai oroimenez eta hutsez beteta.

Saiatu ahalik eta gehiena aitaz disfrutatzen. Hori behintzat opari polita da.

Musu handi bat, eta animo-mordoa.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

TE mando un beso muy fuerte.
Qué bello texto.

Nerim dijo...

Mi querida Edurne: Se por los tristes momentos que estas pasando por la salud de tu aita, pero como tu dices, tienes que celebrar y estar contenta por venir de quien vienes, por el amor recibido desde siempre, por querer como quieres, por vivir lo que vives, en fin, por todo lo que te ha dado la vida y por todo lo que aún te dará.¡¡Muchas felicidades!!

Un besazo enorme

Edurne dijo...

MÁXIMO,BERTHA, ELBA, ABEJITA, ELENA, ÁNGELES, HUMBERTO, FELIPE, TRISTANCIO, MYRIAM, BETTY, IÑAKI, PITT, FRANCISCO, ISHTAR, MAITE, ASUN, PEDRO y MIRENTXU:

MILA ESKER! MUCHÍSIMAS GRACIAS!
;)

María Blanca dijo...

Qué carta más sentida y bella y triste. Te comprendo perfectamente porque tengo 55 años y te puedo enviar una foto semejante con mi padre y con mi madre, mis niños ahora...en las manos de su niña...
Una responsabilidad triste con la que no contábamos...
Besos, Edurne y, a pesar de todo, feliz cumpleaños!

Edurne dijo...

BLANCA:
Muchas gracias por tus palabras, Blanca!
La vida es muy dura, triste (aunque tengamos fogonazos de alegría...)
Gracias por comprender tan bien cómo me siento!

Un beso grande grande...

Conchy P.Vázquez blogpasionporlavida@gmail.com dijo...

Hola Edurne, leí un comentario tuyo en el blog de Cristina. Siento mucho que estas navidades sean tristes para tí y tu familia. Ánimo y poco más, porque nada cura una tristeza así. Un beso.

Edurne dijo...

CONCHY:
Muchísimas gracias por tu visita, tus palabras de ánimo y tus buenos deseos!

Un abrazo grande grande!
;)