lunes, 5 de enero de 2015

SIN DESTINATARIO (VII) "Repetimos: A sus Majestades..."


Mis queridos reyes Magos, o como quieran llamarse:

La verdad es que mucha magia no han hecho. Yo esperaba algo más de ustedes después de mis súplicas del año pasado.

Sigo sin saber muy bien a dónde he de mandar estas letras un tanto altaneras. Siguen ustedes sin fijar su residencia en un paraíso normal (no sé si fiscal o no fiscal) pero la verdad, así no hay quien les pille nunca… ¡en casa, se entiende!

El caso es que yo creo que por mucho que nos digan que no son de verdad y esas cosas, algo de cierto ha de haber, porque si no es así, a ver, díganme ustedes a qué viene tanto revuelo en estas fechas. A qué tantos infantes e infantas alborotad@s (que alguna lo esté, lo entiendo, no tiene perdón del cielo y se ha portado tan mal, que lo que debiera recibir esta noche es una carbonería entera para ella solita, pero… sabido es que entre los gremios se “ayudan” unos a otros).

Mis súplicas del año pasado, a la vista está, no surtieron efecto alguno y se llevaron ustedes mi última esperanza de engañar a la puñetera vida que estaba dándonos sopas con honda sin razón alguna.

Este año sigo perdida, despistada, y por eso que me ha dado por escribirles de nuevo. Me he aficionado a lo de pedir, pero ya ven, sabiendo que no, que lo único que recibo son bofetadas y zancadillas.

En fin, por seguir el curso natural del fenómeno “Carta a los Reyes Magos, sus Majestades de Oriente”, me atrevo a pedir:

Que para el año que viene, los señores, y señoras, que eligen “la palabra del año”, sean un poco más serios y busquen bien entre las líneas ocultas y eleven a ese honor a la palabra “EMPATÍA”, porque, oigan, ¡que hay quien no tiene ni idea de lo que significa! Es más, hasta l@s hay que se te ríen a la cara pensando que hablas mal y que te has confundido, que lo que querías decir era “Simpatía” y no “Empatía”… Que sí, que l@s hay de ese tipo. Y claro, una sonríe, ¿para qué seguir explicando, verdad? Con ese simple cambio en el vocabulario de uso diario… ¡otro gallo nos cantaría!

Y ya puestos a pedir, pues pediría un poco de pase mágico para las secuelas que nos han quedado en esta familia después de la marcha de nuestro árbol, nuestro aita. Un poco de aire, un poco de paz, de algo bueno, poquito…

Sé que esto es un mero ejercicio de imaginación, pero déjenme soñar un ratito.

¿Ustedes han sido buenos? Porque claro, siempre nos dicen que tenemos que ser buenos para que vengan sus majestades a traernos regalos, pero ¿cómo sabemos si ustedes lo han sido también...? Yo ni les cuento lo buena que he sido, aunque seguimos igual que cuando era niña, si acaso una palmadita en la cabeza y adiós muy buenas, ahí te las arregles.

Empieza un nuevo año, el 2015 (me suena de raro), y asusta un poco todo el panorama que tenemos delante ¿a que sí? Bueno, intriga, emoción… Habrá que currárselo, no se crean, que nadie da duros a pesetas, que de eso ya sé mucho.

Hoy, que escribo esta carta antes del día 5 para que me dé tiempo a ponerla en el buzón, pues hoy, me acaba de dar otro bofetón la vida: mi compa Juan Carlos ha tirado la toalla después de dos años y medio luchando como un jabato contra un maldito cáncer de colon. Lo ha dado todo, y con la mejor de sus sonrisas. Ha sido un ejemplo para todos. Iba a la escuela, nos hacía visitas entre las sesiones de quimio, nos animaba más él a nosotros que nosotros a él. Con sesenta recién estrenados. Y este hombre sí que ha sido bueno. ¿Es justa la vida señores Magos de Oriente, eh, díganme si es justa o no? ¡Pues no, no lo es!

Ya, si ya me imagino que ustedes también están un poco aturdidos, incrédulos y hartos del trabajo que les ha tocado en gracia. ¡Abdiquen! No, mejor renuncien y listo. Monten una compañía de teatro independiente y... (y no pidan subvenciones, que no, que no les van a dar ná de ná…) Y vayan representando estos “Autos de los Reyes Magos” en versión libre y actualizada, para deleite de la sociedad actual. Porque miren, seguro que hasta se cumplen muchos más sueños de los que ustedes se imaginan, al menos, se despertarían algunas conciencias dormidas y… ¡Y, hala, Antoñita la Fantástica, para el carro, que te pasas la vida soñando!

En fin, señores Magos de… de lo que ustedes quieran ser, que voy a otorgarles el beneficio de la duda un año más (soy una blanda, lo sé), así que a ver si se esmeran un poquito, ¡aunque solo sea un poquito, hombre!¡Échenle imaginación!

Ya, ya les dejo, que estarán muy ocupados leyendo cartas, telegramas, emails y whatsapps con peticiones de todo tipo. Ustedes Keep calm and lo que quieran, pero hagan algo que se vea/note de verdad.
                                               Suya, afectadísima

                                                                        La misma Edurnita desde hace 55 años

Dibujo: Internet, Texto: Edurne

10 comentarios:

Bertha dijo...

No mi querida Edurne, la vida no es justa y, leyendo esta carta que esta escrita con la impotencia que produce no encontrar respuesta; al porqué de que las cosas sean así.

Un abrazo de todo corazón.

Elena dijo...

Existir existen, eso sí, en el corazón de quienes quieran creer en ellos. Y puestos a pedir... qué tal si ayudáramos nosotros mismos a conseguir lo que deseamos.

Un abrazo Edurne, con mi más sincero deseo de que el año que acaba de entrar te traiga paz y tranquilidad.

Marta Máster dijo...

Hola: siento leer que te encuentras con muchas zancacadillas en la vida pero seguro que en esta ocasión los Reyes Magos te traerán un gran año en el que te permita recuperar la ilusión y la felicidad. Seguimos en contacto

©Laura Caro dijo...

Me has dejado muda, Edurne.
Es un texto brillante y original.

La vida ha sido dura para ti este año, es verdad. para muchos otros también; para casi todos. Porque cuantos más años cumplimos, más seres queridos perdemos... Y duele mucho.

Sólo nos queda dar gracias por haberlos conocido y por haber vivido con ellos algunas de nuestras mejores experiencias.

Eso no nos lo quita nadie.

Te deseo que para el próximo todo sea mejor.

Un abrazo inmenso, compi.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Por si acaso no te lo dejaron esta noche, allá te va un buen abrazo mío.
Besos.

Edurne dijo...

BERTHA:
Eso ya lo sabemos, solo que aveces queremos olvidarlo...
Feliz Año para ti!
Besos
;)

ELENA:
Nadie se libra, no...
Un besote enorme y gracias siempre por tu compañía!
;)

MARTA MÁSTER:
Gracias por tus palabras.
Un abrazote!
;)

Edurne dijo...

LAURA:
A estas alturas dela película, ya todos sabemos de qué va la cosa, no?
Bueno, pues muchas agallas y toda la carne en el asador, eso eslo que hay!

Besotes, compi!
;)
Y gracias por tu visita!

PEDRO:
Agradezco ese abrazo como no veas!
GRACIAS!!!
Y besos.
;)

María Blanca dijo...

Siento decirte que los Reyes Magos no existen...Nadie nos va ayudar a resolver nuestros problemas y menos los que no tienen solución. Hay que luchar, la vida es lucha y, a veces, da un poco de tregua y otras veces salen bien las cosas.
Dile a tu compañero que no tire la toalla...

Besos

Edurne dijo...

BLANCA:
Una ya sabe muy bien cómo se las gasta la visa, y sabe de luchas y derrotas...
Mi compañero falleció el día 1, por eso digo que tiró la toalla después de tanta lucha.

Besos!
;)

Edurne dijo...

La VIDA,era la vida, no la visa!
;)