domingo, 13 de diciembre de 2015

ME ESCONDO EN LOS ESPEJOS



De niña,  jugaba a encontrarme
detrás de los espejos,
como una nueva Alicia
en busca del País de las Maravillas,
del que existía en mi fantasía
—hoy sé que no es cierto—.
En casa de los abuelos
había una vieja luna encastrada
en el armario de la bisabuela.
Aquel espejo me daba miedo.
Cuando me atrevía a entrar en la habitación,
oscura y fría,
notaba que alguien me observaba
desde el fondo de la luna.
Mil ojos me miraban y yo era incapaz
de salir corriendo.
Sabía que allí detrás estaba la respuesta,
allí, detrás de aquel azogue
que asomaba descarado y arrogante.
Descubrí su secreto
y por eso ahora,
yo también
me escondo en los espejos.


Imagen: Internet, Texto: Edurne

11 comentarios:

Bertha dijo...

No te creas que eres la única que has sentido esa sensación,pero es que la mente a veces ,nos juega malas pasadas...

Aprovecho para desearte unas tranquilas Fiestas.

Un beso estimada Edurne.

Francisco Espada dijo...

Llevas un tiempo escondida tras los espejos, es cierto, pero sé que aparecerás reluciente cuando logres superar el misterio. Desde Narciso, son muchas las personas que se han quedado presas en los espejos y quienes no lo están es porque ya superaron esa etapa por la que todos pasamos durante más o menos tiempo.

Muy buenos días, mi bella Edurne.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

A veces pienso que soy yo el doble y el real el que está en el espejo...
Besos.

Edurne dijo...

BERTHA:
Los espejos me han fascinado e intrigado desde pequeñita... Sigo fascinada e intrigada con ellos.

Muchas felicidades para ti también!

Besos y abrazos.
;)

PACO:
Yo presa en los espejos estoy, pero no por practicar el narcisismo, nada más lejos de mi naturaleza, pero sí por curiosidad, y también por necesidad. A veces, los espejos son un buen escondite.

Besos y aplausos!
;)

PEDRO:
Esos sueños o sensaciones, las he tenido y las tengo yo recurrentemente.
¡A ver si va a haber algo...!

En cualquier caso, un espejo es un buen lugar para esconderse.

Besos.
;)

Clara Garza dijo...

Los espejos son mágicos...para un niño...Cuando era niña miraba y decía:" ¿Quien eres?" y otras veces " Esa soy yo"...y trataba de pillar al espejo en un descuido o imaginarme que entraba en esa habitación ...cosas de niñas.
Besos
Clara

Cecy dijo...

Hablando de espejos, anduve bastante peleada con el, todo este año ni le he mirado, y cuando estaba obligada, varias veces le dije cosas feas, me mostraba alguien a quien no reconocía, bueno como todo, después descubrís que no es el, el culpable de mostrarte algunas realidades.
Pero el espejo de la niñez, aunque sea el que asusta en la habitación de la abuela, es el mágico, porque con el recordamos oras cosas que nos miman el alma.

Un abrazo mi querida Orillera :)

Edurne dijo...

BLANCA:
LA magia es importante en la vida, en todas las cosas de la vida. Sin magia... nos vamosmuriendo un poquito cada día.

Besos y abrazos, querida amiga!
;)

CECY:
Un placer volver a ver tus huellas en la arena de esta Orilla, querida Cecy!
Tiempo ha que no nos "sabíamos", y ahora nos encontramos en un espejo, en el de la vida.

Muchísima suerte con todo lo que esta te depare de ahora en adelante.

No dejes nunca de sonreír!
Besos y abrazos apretados!
;)

Antorelo dijo...

No le falta magia a los espejos. Un abrazo desde el espejo.

Edurne dijo...

ANTORELO:
Mágicos, sí!
Un abrazo!
;)

Chelo dijo...

Edurne asi estamos muchas. Un fuerte abrazo .

Edurne dijo...

CHELO:
Muchos besos y abrazos...
Desde el espejo se ven muchas cosas, muchas, muuuuchas!
;)