martes, 28 de agosto de 2007

IDA Y VUELTA


Dicen que uno es de allá en donde se sienta bien, acogido. Que se puede ser hoy de aquí, y mañana de allí...
Dicen bien. Solo hace falta la voluntad. La voluntad de que te acojan y la de dejarse acoger, la de integrarse con el asfalto, la piel del lugar...
Yo voy y vengo, subo y bajo.
Me siento de aquí, soy de aquí, pero también me puedo confundir con mi allá particular.
Hoy Bilbao, mañana Madrid, y vuelta a empezar.
Y mientras, ahí está Felipe III, a caballo, impertérrito, viendo cómo pasan ante él generaciones y generaciones de propios y ajenos. Ahí, dejándose fotografiar. Dejando que se lleven un trocito de la Historia del país de Sagitario, el de la piel de toro...
Ahí, en medio de esa Plaza Mayor, con la Real Casa de la Panadería en uno de sus laterales, con esos frescos (las pinturas y los otros, los frescos de verdad), con esas arcadas que cobijan y esos arcos que la adornan y hacen de puerta por donde pasan las otras historias, las nuestras...
Ayer estaba ahí, hoy estoy aquí, mañana volveré a estar allí...
Dicen que la vida es un ir y venir, una sucesión de hechos encadenados que conforman la historia particular de cada cual... que hoy estamos aquí, y mañana allí.
¡Y lo mejor de todo es que la vida es una pura sorpresa!


Foto-postal: Ouka Leele

3 comentarios:

l.blondibluevueltayvuelta dijo...

dí que sí. ahora mismito cuando acabe la jornada me voy a somo (cantabria) a casa de una amiga, hoy me acoje y yo... me dejo acojer. Playita (vuelta y vuelta), unos potecitos entre amigos, cenar hamburguesa (no sé paké voy al gim entre lajambur y el chocoleit), dormir y mañana madrugón, por lo de la vuelta a la ofi... Si es que la vida es más circular de lo que creemos...

l.blondigemela dijo...

y tú tb. a la costa ¿no? siyatedigogemelilla

Edurne dijo...

Jajajaja! Podemos reírnos tranquilamente, y es que sí, vamos descubriendo similitudes y coincidencias varias. Hace gracia eh?

Pues la costa la vi ayer de pasada, pero la playa estaba a rebosar. Ya se sabe, la gente apurando los últimos coletazos del verano, y más ahora, que parece que va a venir el de verdad y no el verano de pacotilla que hemos tenido por estas tierras...

Y nada, siguiendo con lo de la acogida, que está muy bien eso de que la acojan a una, a que sí? Pero imagino que todas esas cosas se dan porque los demás también somos acogedores... digo!