domingo, 28 de octubre de 2007

GRRRRRRRR!!!


Esto también suele suceder.
Gruñidos varios, rabia contenida.
Así estoy yo esta mañana fresquita de octubre. Y es que no me he levantado con buen pie; no sé si ha sido con el izquierdo, con el derecho o...
El caso es que despistada... ¡un rato largo! El cambio de hora, le echaremos la culpa al cambio de hora.
Pues nada, les cuento, les digo... que estaba yo en el baño, y me ha sobrevenido, así sin avisar, un estornudo incontenible.... atchisssss! ¡Y zas, estornudar y quedarme "tóa contracturá", todo uno!
Maldigo la hora, el momento del dichoso picorcito en la pituitaria, y el estronudo descarado que ha salido con toda su fuerza, quedando libre de su prisión, pero dejándome a mí en esta otra que me tiene renegando y gruñendo desde hace unas horas. ¡Grrrrrrrrrrrr!
Ya saben, calorcito, pomadita, antiinflamatorio y mucha calma; aunque he de reconocer que también me ha dado llorona, por lo de la impotencia y la rabia. ¡Con todo lo que yo tenía que hacer!
Y miro, así como si fuera un robot y con mucho cuidadito, por la ventana y veo el día maravilloso y espléndido que nos ha tocado en suerte, y yo aquí, que hasta respirar me duele, que hasta caminar por el pasillo me produce mareo.
Ya, ya sé, me dirán que se me irá pasando, que para la noche estaré mejor, seguro... ¿seguro? Pues a ver si es verdad y la siguiente va más alegre y dicharachera, que ahora, sólo me queda gruñir: Grrrrrrrrrrrrrrr!!!
Foto: Información del Guggenheim

5 comentarios:

sil dijo...

vaya, ya ni estornudar puede una...desde luego...vamos a acabar poniéndonos faja cuando vayamos a sonarnos los mocos o nos van a recomendar collarín el día que queramos echar para atrás el flequillo de un giro de cuello, sabes? si es que cómo se te ocurre, potxoli, cómo se te ocurre! estornudar en la bañera, medio en canicas...es que eres una inconsciente practicando deportes de riesgo...ay, chiquilla, tomátelo con calma y buen humor, que tú de esto tienes mucho...
muxutxus

robotina dijo...

Le digo yo, Doña Sil, le digo yo... que ya no está una para estos trotes; que ya me contará dentro de un rato, que usted "resién" acaba de entrar en el club...!

Pues sí, parece que hoy estoy más manejable, dúctil y maleable, vamos como la plastilina casi!
Que sí, que las visagras ya no están tan agarrotadas, que los dolorcillos varios, puñeteros ellos, baten en retirada... ayyys, que ya era hora!

Y que gracias por sus ánimos, que todo viene bien en estos momentos de congoja y recogimientoencogimiento forzado!
Muxus.

l.blonnaricillacasiconvaleciente dijo...

shhhhhhhhhhh, nada de gruñidos, así asustas a la naricilla. Las naricillas son independientes desde siempre. Llévala a dar un paseo por el claro de luna de lupita y que se junte con los duendes y los elfos, que ya no es tan joven, y que disfrute, ya veras como si está contenta se porta mejor. Para ti, serenidad, calorcito y buenos deseos (los que yo te transmito) y llorar ¡qué bueno! es muy liberador (llorar de desahogo, no de dolor, espero que no te duela, eso si que no)
post: el claro de luna no es remedio mágico, recuerda mi nariz el jueves pasado!!!, sólo es una maniobra de despiste, ¡estas narices!!!! qué caprichosas que son!!!

gruñonaconmediasonrisa dijo...

Tiene narices la cosa! Sí, muchas narices! Jajaja!
Pues ya veo que tú y tu nariz, blondiresfriadayarecuperada, os lo habéis pasado requetebién!
Yo también estoy en fase de recuperación motriz. Y que viva Burgos! :-)

Edurne dijo...

Ah, y ya de paso:
El perro gruñón lo podrán encontrar ustedes-vosotros en el Guggen, dentro de la exposición "Art in USA", que estará un rato largo entre nosotros. La recomiendo, es muy interesante.