viernes, 25 de abril de 2008

SIETE COLORES (III)


AMARILLO


Ciego de tanta luz
escribo sin ver las palabras
que traerán mi muerte.
Ciego por no ver
la vida en su color.
Ciego por cerrar los ojos
a la verdad eterna,
por saltar el muro
de la indiferencia.
Ciego.
Escribo con letras ciegas,
con manos muertas.
Manos que vienen
de ahogar tu sonrisa
entre la lluvia amarilla
pálida y serena
de esta mañana incierta…
Pintura: Antonio Texto: Edurne

14 comentarios:

Fernando dijo...

Hola de nuevo Edurne:
He leído tu poema y me ha parecido un poco triste, no por eso ha dejado de gustarme; de todas formas, para escribir a ciegas no lo haces tan mal. Yo he intentado leerlo a ciegas y lo he visto todo muy oscuro; sin embargo, ha leído con los ojos cerrados, pero claro, la información recibida no tenía nada que ver con lo escrito.

Un saludo. Animoso.

CecydeCecy dijo...

edurne, que le ha pasado al color amarillo que esta ciego y triste en esta mañana, esperemos que el amarillo del sol le de un poco de alegria.

besitos amiga

Edurne dijo...

FERNANDO:
Pues no, no lea usted a ciegas, ni con los ojos cerrados, que no es muy conveniente...
Así que abra los ojos bien abiertos y aunque caiga una lluvia amarilla que nos deje ciegos... ni caso!
Saluditos!

Edurne dijo...

CECY:
Aquí ya es de noche cerrada, así que esperaremos al sol de mañana sábado para ver si es un poco más alegre! jejejeje!
Un besote, amiga!

Sergio Saavedra Rivera dijo...

Eso de escribir con manos ciegas y letras muertas lo encontre total!!!, el amarillo no tiene porque ser luminoso a veces no?, de pronto se aviene bien con la tristeza, hay días que tanto sol me entristece y días donde salir a caminar en esos días grises y nublados te alimenta el alma...
Saludos

Edurne dijo...

SERGIO:
Tienes razón, hay días que por muy amarillos y soleados que sean, llevan impregnado ese toque que les hace no sé... diferentes, que no te dejan ver bien y entonces sólo ves tristeza...
Y a veces, la lluvia viene para limpiar nuestros días de esa melancolía y se la lleva...
Saluditos!

chichipio en el nido dijo...

aca estoy nuevamente, y como siempre en un vuelo rapidito!! sabes que Edurne, aunque tu amarillo hoy este un poco trizte y apagado, recuerda que hay otros amarillos y muy luminosos, por ej, el amarillo del otoño que ha llegado a mi nido y que deja las veredas como cubiertas por una alfombra, al amarillo de un sol, que aunque tibio ahora...igual calienta mis plumas,el dorado de un pan, recien salido del horno, busquemos "el otro tono" a las cosas,para ser cada dìa, un poco mas felices. Otro dìa vengo!!!

Edurne dijo...

CHICHIPIO:
Pues sí que hay distintos tonos en los colores. Éstos pueden ser cálidos y luminosos o fríos y apagados... depende también de cómo los miremos, cómo los sintamos.
El amarillo también es el color de tu plumaje, y tiene pinta de ser un amarillo muy cálido.
Trinos orilleros y volvé cuando quieras!

Luz de Luna dijo...

Mira que para escribir a ciegas, no lo haces nada mal ehhh!!! Me siguen gustando tus palabras, los poemas... todo tu blog me llena y me hace volver.
Gracias por tus palabras en mi rinconcito... Las agradezco infinatemnte.
Besitos

EmPapeLada dijo...

Pero Edurne??? Si el amarillo es tan "alegrito" como el brillo del sol, como el amanecer de un día muy soleado??? Por qué ese halo de tristeza tan marcado en el poema???

Pero igual tus poemas cromáticos tienen ese encanto especial que no le quita nada ni nadie? Quizás el amarillo es CIEGO...por el brillo del sol, relación absurda la que intento hacer? U_U

Te agradezco muchísimo por los tips para que me vaya súper cuando tenga que dar mi examen ORAL de titulación, eres lo máximo xD

Ahora qué seguirá: Rojo? Celeste? Blanco?

Que sería nuestra vida sin colores...soy miope, pero gracias a Dios no soy daltónica :)

Agur!! Un súper abrazo!!!!!

Edurne dijo...

LUZ DE LUNA:
Es que debe ser porque me sé el camino (el de las letras) jejejeje!

Gracias por tus visitas, yo también agradezco tus palabras en esta orilla.
Besitos.

Edurne dijo...

EMPAPELADA:
Ya ves... me dio por ahí, por el amarillo cegato!
Cuando escribo me dejo llevar por mi mano, pero ésta hace lo que el corazón le dicta y el cuore no le hace ni puñetero caso al Jefe, al cerebro!
Podrás comprobar que es una anarquía total, pero yo, libre teclea que te teclea y hala...! Amarillo ciego, naranja dicharachero, azul profundo...?
Pues eso, la vida es color, aunque a veces le falte el calor!

Yo tengo la vista cansada de tanto leer y ver la vida (digo!, pero con o sin gafas veo, veo y siento...!
Muxutxuak!

sinver dijo...

Que amarillo más triste, por la gloria... sería un amarillo lorenzero de 30 grados bilbaínos, que ya se sabe que de humedos que son de buenos no tienen nada... voy a por otro color a ver si alegramos un poco...

Edurne dijo...

SINVER:
Lorencero, sí, con su buena carga de humedad, para no variar, para que no se nos olvide dónde estamos... Pero amarillo!