sábado, 3 de octubre de 2009

VIDAS PARALELAS (I)



—Vamos a ver, Pepe, ¿tú a mí… me quieres?
—Pero qué cosas tienes Merche, cómo no te voy a querer, ¡si estamos casados!
—Ya, o sea, que para ti, el mero hecho de estar casados ya quiere decir que nos queremos, nos amamos locamente y tal y tal…
—Vaya, ¡nos dio el cuarto de hora filosófico, eh! Mira, cari, tú y yo llevamos muchos años juntos, primero de novios, lo que nos dio tiempo para conocernos, y después pues nos casamos porque, ¿qué íbamos a hacer sino?
—¡Que qué íbamos a hacer dice! ¡Hace falta valor! Yo desde luego, infinidad de cosas, que me casé tan joven porque me dabas pena.
—¿Pena yo? Oye, oye… a ver qué es eso de que te daba pena.
—Pues sí, que si en tu casa estabais todos muy apretados con tus padres, tu hermana Luisa, tu cuñado y los dos niños, tú y Fede… Vamos, que casi me vi forzada a hacerlo, y tus padres no veas cómo me lo agradecieron.
—A ver, a ver, que me entere yo, la cosa es así: te casaste conmigo porque de una u otra forma te viste obligada a ello, o sea, que en realidad, no estabas enamorada de mí…
—Hombre Pepe, no tergiverses las palabras, que tampoco he querido decir eso. Más bien que era muy joven, que tenía muchos sueños, que me hubiera gustado esperar un par de años más…
—Yo siempre pensé que eras feliz, que nuestro matrimonio era modélico, que había confianza entre nosotros, que cuando llegaron nuestros hijos nuestra felicidad fue completa… Siempre he creído eso y por lo mismo estaba tranquilo, pero ahora, ahora me has desconcertado. ¿No querrás decirme algo, verdad? No sé, que hay otro hombre, que quieres marcharte para realizarte como persona, que…
—¡Ay, Pepe, no seas simple! Que no, que no es nada de eso, que no se te hagan los dedos huéspedes, pero mira, que tengo cincuenta años y me ha dado por pensar en si de verdad tú me quieres, en si de verdad yo te quiero. No es tan raro. ¿Tú no te lo has planteado nunca?
—Pues no, la verdad es que no. No he creído necesario decirte a cada rato “Merchitas, mi niña, cuánto te quiero”, no sé, me parecía obvio.
—Ya, obvio. Habrás de saber, Pepito mío, que sí, que es necesario, aunque nos parezca una cursilería, aunque sea “obvio” como tú dices. A veces, esas pequeñas muestras de romanticismo trasnochado son como una cucharada de reconstituyente, el “Bovril” que da sabor a la sopa. No es suficiente con que llevemos treinta años casados, con que seas el padre de mis hijos, con que duermas todas las noches junto a mí, con que una vez al año vayamos quince días de vacaciones al pueblo de tus padres y parezca que todos somos muy felices… Hay más cosas, Pepe, ¡muchas más!
—¿Más cosas, y cuáles son esas cosas?
—Deja, total…
—¡Nada de “deja”, ya se nos ha trastocado la tarde, Merche, así que ahora no me dejes in albis; ahora dime, que yo me entere: ¿cuáles son esas otras cosas?
—Que no, que si aún no te has dado cuenta, mejor dejarlo para otro día.
—¡Sí, claro, como tú digas, para otro día…!


Continuará…

Bocetos: Antonio Texto: Edurne

17 comentarios:

miralunas dijo...

ay, edurne querida, qué universal tu historia y que niebla tan terrible la de la rutina.

pero dile a Merche que me gustan sus preguntas para dentro y para afuera, que le acompaño el cambio.
enhorabuena!

seguro que llegará el día.


abrazos, y gracias por tu generosa mirada!

María (lady) dijo...

¡Ay! Pepe, Pepiño ...
que el cariño
no solo hay que sentirlo,
hay que demostrarlo,
detallarlo, decirlo.
Aunque parezca curselería
a alguien, como vos, tan varonil
....
a las mujeres, ya se sabe,
nos gusta oirlo
una vez y hasta cienmil
¡somos así!

¡Qué Merche me siento!
Abrazos y besos ... ya de domingo.

Dovhdovh dijo...

Edurne:

Esas cosas del matrimonio y las preguntas de esas de si me quieres o no me son complicadas, aún no las entiendo.
Espero la siguiente parte.

¡Un saludo afectuoso!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Pasé a echar un ratito de electura, y como siempre genial. Pasa una buena semana.

Saludos

Edurne dijo...

MIRALUNAS:
Totalmente universal, válido para cualquiera.

Creo que Merche ya está en fase de no volver atrás, de seguir hacia adelante caiga quien caiga.

Besitos!

MARÍA:
De vez en cuando hay que darles un toquecito (toc toc,hay alguien ahí???) Jejejeje!

Bueno, Merche-María a pasar buena semana!
Muxus!

DOVHDOVH:
Claro, tú eres muy joven todavía, pero espera y verás... jejejeje!

Unos saluditos!

LA SONRISA DE HIPERIÓN:
Bueno, te conozco, te conozco de casa de Cecy y de alguna otra... pero no sabía que chapoteabas por esta orilla! Me halaga tu visita, vuelve cuando quieras, que la orilla se mantiene siempre abierta y las aguas a temperatura agradable. ;)
Saluditos!

Gala dijo...

Muy buen relato.
Con lo que nos reconfortan esos pequeños detalles que muchos hombres no saben ni que existen.

Besos

Fernando dijo...

Bueno, vaya susto el de Pepe, creo que sí que mejor será dejarlo par mañana.
Bonito relato, está claro que en muchas ocasiones no nos guta que nos traten como nosotros lo hacemos.
ESte Pepe...

Muxus

Edurne dijo...

Gala:
Gracias por el chapoteo, devolveré la visita.
Tienes razón, algunos ni se enteran de la fiesta!

Mientras tanto, unas gotitas de espuma en tu cara...
;)

FERNANDO:
Anoche subí al monte con tu caleidoscopio, y me hicíste recordar mis tiempos de montañera, no en vano somos de la misma quinta...

Tengo el ordenador turulato y hay montones de veces en las que no me deja acceder a otros blogs, o hacer comentarios... pero que sepas que te voy leyendo!

Y usted no se vuelva como Pepito, eh? Dígale cosas bonitas a su Merchitas... que no me entere yo!

Muxus!

Shanty dijo...

Buenísimo Edurne. Escrito con una pizca de buen humor y con esas preguntas que nos hacemos y que bien valen la pena plantearlas.... y responderlas...

Un beso.

Edurne dijo...

SHANTY:
Pues sí, hay que planteárselas y a ver, a ver si nos las responden! Jejejeje!

Besitos!

Landahlauts dijo...

Hay cosas que es mejor no escarbarlas...

Edurne dijo...

LANDA:
Y otras que sí...
;)

Oscar dijo...

Muy lindas palabras!!!
Oscar de Bs As

Oscar dijo...

Metete en mi blog, y en "entradas antiguas" tengo muchas cosas que a vos te van a encantar, del Cafe Tortoni,de CoTAZAR,Borges,Alberdi, yo veo que tenemos mucha afinidad en los gustos!!!
Vos sos de Argentina???
Un abrazo
Oscar

Edurne dijo...

OSCAR:
Pues no, lamento decirte que no, pero no soy argentina!
Pero me gusta mucho lo argentino, bueno, todo lo que venga del otro lado del charco...

Gracias por tu chapoteo. Pasé un momentito por tu casa, paseé por esas calles, miré esas cúpulas, y hasta me tomé algo en esos lindos cafés...
Seguiré curioseando en otro rato.

Un saludo!

Haldar dijo...

Hola, hola! Mira, que buena historia, y que tan vida real es. Eso de los detalles es una cosa grande, hay que estar renovandolos, porque si no... Pobre pepito, la que le espera, jejejejej. Besos guapa!

Edurne dijo...

HALDAR:
Heyyyyy, pero qué sorpresón verte de nuevo chapoteando por la orilla!
Se te ha echado en falta, amigo!
Espero que todo vaya bien, o al menos encaminado y encarrilado!

Pues sí, todo es como la vida misma, que ya se sabe, la realidad supera a la ficción!

Un besote enorme!