miércoles, 30 de septiembre de 2009

MALOS VIENTOS



Dicen que llegaron tras la última tormenta,
con los vientos del otoño,
al soplar mareas de abandono.

Dicen que trajeron polvo en las espaldas,
que al caminar, con su paso,
mi vida quedó, sin remedio, de lodo anegada.

Dicen que fueron como un sueño,
como el alma sin reposo,
suspendidos los besos en el último recuerdo.

Dicen que la memoria me borraron,
que de mi deseo, dueños,
de tu ventana se me llevaron.

Foto: Aitor Texto: Edurne

14 comentarios:

Cecy dijo...

Chuf chuf a esos malos vientos.

Me gusto este Edurne, eh!!!
Pero dicen, no quiere decir que asi sea, hay malos vientos y malas lenguas.

Besos, y mas besos.

Landahlauts dijo...

Cuestión de extender las velas y que ese viento nos lleve también a nosotros, no?

Muxus!!

MiLaGroS dijo...

Edurne. Cada día escribes mejor. me ha parecido precioso este poema y muy profundo e interesante.
Yo no pienso que se te llevaran sino que tu te resgiuardarías de ellos. Menudas sois las Bilbainicas . ja, ja. Un beso grande

Luna Azul dijo...

Precioso poema orillera.
Pongámonos a cubierto de los malos vientos.
Muxus

Edurne dijo...

CECY:
A los malos vientos los espanto yo con mi super abanico! Jejeje!

Besitos para ti también, muchos!

LANDA:
De vez en cuando un viajecito con algún viento de los buenos... no está nada mal, ya lo creo!

Muxus!

MILAGROS:
Gracias, mujer, gracias! ;)
Vaya me has calado, sí, las de Bilbao somos así... casi tan "cabezotas" (en el mejor y más cariñoso de los sentidos, claro!) como las mañicas ! Jejejejeje!

Besitos!

LUNA AZUL:
Pues hoy no sé a cubierto de qué nos vamos a poner! de al bruma, de la medio gripe que nos ronda, de las malas leches que se gastan algun@s...

Hala, todos a cubierto no vaya a ser que caiga un chaparrón y no sea de azúcar y turrón!

Muxus!

miralunas dijo...

edurne querida!

tristes esos vientos pero buenos, si nombrarlos te inspiran deesta manera.

abrazos

(me encanta que te pilles el lunfardo de querusa, che papusa!)

Edurne dijo...

MIRALUNAS:
El lunfardo...mirá, pues de mucha querusa, porque estas cosas me encantan y bueno, si tuviera a unas maestras como vos o Cecy, así, cerquita... jajajaja, seguro que nadie iba a saber si yo era de acá o de allá!
Y papusita vos, che! Que hasta me dio y estuve oyendo el tango hace un ratito, jejejeje!
Besitos!

Fermín Gámez dijo...

Puede haber malos vientos, pero que no nos roben nunca la memoria, memoria para recordar lo que hayan hecho y aquello que nos dejan.

Edurne dijo...

FERMÍN:
Huy, pues que me roben a mí la memoria... muy difícil, pero que muuuuy difícil!

Los vientos, buenos o malos, siempre dejan su poso, que es nuestra historia. Imposible olvidarla!

Un abrazo!

betty dijo...

como siempre, hermoso lo que escribes
si hay malos vientos amiga, a resguardarse!!!!

PD: estuve leyendo el post donde les hablas a los hijos que no has tenido...me dio cosa...seguro, muy seguro, que hubieras sido una madre maravillosa, hay veces en que uno no entiende porque son así las cosas, pero...también es cierto que todo tiene su razón de ser...
te dejo un beso enoooooorme y que tengas un lindo fin de semana

sinver dijo...

Hay vientos y vientos, sin duda. A mi, el que más me gusta es el vientecillo de la libertad. Se queda uno muy agustito con él. Un saludo.

Ferran dijo...

Me gustan, los vientos: son sinónimo de renovación, de "nuevos aires". ¿Pueden ser malos? Supongo que sí, cuando van tan disparados que se llevan hasta lo bueno.

Bonito poema, Edurne.
Un beso hacia Euskadi!

María (lady) dijo...

Los vientos siempre dejan cosas a su paso por los caminos ...
Y también ... también se llevan cositas en los bolsillos.

Precioso, Edurne.
Un muxu y buen finde

Edurne dijo...

BETTY:
Lo bueno que tiene el cumplir alos, es la experiencia que te dan, y que una ya va aprendiendo a cómo resguardarse de los malos vientos.

Y tienes razón, la vida nos pone acá o allá por algo, siempre hay razones para que las cosas sean de una u ota manera.

Besitos!

SINVER:
Es el vientecillo más saludable, el que te da tranquilidad y seguridad, sin duda!
Muxus!

FERRAN:
Amic, hace tiempo que no chapoteaba usted por la orilla! Me alegra que los buenos vienots le hayan traído hasta aquí de nuevo... Claro, los buenos también existen!

Petons i abraçades!

MARÍA:
Lo interesante es que lo que dejen sea bueno, y que lo que se lleven, sea eso que nos sobra, eso que nos hace mal...

Muxutxuak, polite!