miércoles, 12 de octubre de 2011

HISTORIAS DE LA RÍA XIV

































































































































Es cierto, lo que no se usa, se atrofia.


Escribir, me apasiona escribir, pero, este cansancio abotarga mis palabras. Llevo días intentándolo. Escribo un poco, pienso un mucho… y lo dejo.
Vuelvo, tengo muchas ideas, muchas cosas para decir. Pienso, otra vez pienso, empiezo, tres cuatro frases… y abandono de nuevo.



No pienso dejar que mi escritura se adormezca, se quede por ahí, en el baúl de los recuerdos. Estoy aquí, así que reactivaré mis ganas, mi chispa (si es que la tengo), y le daré a la manivela, pondré el coco en marcha, y dejaré que mis deditos recorran nerviosos el teclado, arriba, abajo, izquierda, centro, derecha…


Ya, parece que ya empieza a surtir efecto la “gasolina” y el motor se pone en marcha, arranca. Un dos, tres…. ¡Allá voy, despegamos!
Voy a dejar que mis palabras se deslicen por la pendiente del folio en blanco, mejor dicho, por la pantalla en blanco de mi ordenador, sin cortapisas, y que, si unas veces viene llano el camino, aprovechen y corran, corran… pero que, si toca sortear curvas y obstáculos, lo hagan a su ritmo y como buenamente puedan.


Septiembre empezó fuerte, muy fuerte, a todos los niveles, y como no venía yo muy repuesta, pues, normal, lo he notado. Entre el curso escolar y la nueva intervención del progenitor, más todo lo que acarrean esas situaciones y los problemas de cada cual, pues, ¡echen cuentas ustedes!

Claro que siempre hay algo, alguien que viene a regalarnos una sonrisa, un ánimo, un tranquila, un… rayito de sol, en definitiva. Ustedes siempre me han apoyado y animado, y no saben lo que les agradezco su presencia callada una veces, y ruidosa otras, en mi Orilla.


Alguien, incluso me llenó de aromas, no solo (me tengo que acostumbrar a escribir la palabrita sin tilde, tal y como recomienda la RAE) la pituitaria y el cuarto de baño, y los armarios… sino también el corazón. Cristina me mandó un par de sus jabones maravillosos, así, porque sí, porque le dio la gana y quiso alegrarme un poco. Ya éramos “amigas de gallinero”, pero ahora lo somos mucho más. Fue un soplo de cariño material; pero todos ustedes también me han mandado soplos que he sentido sin parar. A todos y cada uno, MUCHAS GRACIAS.


Llevo 30 años en la docencia, pero este comienzo de curso está siendo especialmente duro. No soy la única, y eso, si quieren, hasta me consuela un poco. Bueno, no es que me consuele, me apena muchísimo, pero me acompaña en mi pena. ¡Cómo está cambiando todo! A mí me asusta, me confunde, me cabrea, si me permiten la palabra. La escuela es un reflejo de la sociedad que estamos viviendo, y créanme si les digo que en muy poquito tiempo ha cambiado una barbaridad. Sobreviviré, hablo en lo personal, en lo referente a mi trabajo docente, pero está costando. No hay horas, no hay, y en casa nos esperan otras obligaciones, y necesitamos descansar y a veces, hasta eso nos cuesta.


Hoy no ha salido el sol en Bilbao, está remolón, habrá decidido tomarse fiesta. Vale, le dejamos. Los calores de estos días, y que están prolongando un verano inusual, nos está dejando como aturdidos, pesados… afectados, en una palabra. ¡A saber el otoño, el invierno, la primavera… que nos esperan! ¡Y luego todavía hay quien no se cree esto del cambio climático!


Aún así, todavía he tenido tiempo para rascar a los días momentos buenos.
Ya es de noche, noche cerrada, y eso que el reloj marca las nueve menos cuarto. Me deprime esta bajada de luz solar. Es normal, a todos nos afecta, menos mal que todavía no estamos metidos en tiempo invernal, frío y helador. Yo noto mucho cómo al aparecer estos días más cortos, mi vista se arruga y tengo que utilizar las gafas de más graduación, es una lata, créanme, todo el día con las gafas colgadas en plan collar.


He dicho antes que también he podido sacarle un poco de jugo al día a día, sin muchos ornamentos, pero sí, disfrutando cada segundo que me regalaban. Ha habido paseos bilbaínos y paseos madrileños este último finde, ha habido un poco de esto y de lo otro, de cine (“No habrá paz para los malvados”, del bilbaíno Enrique Urbizu, y con un José Coronado, que, aun no siendo santo de mi devoción, he de reconocer que borda su papel), de descanso, de charlas…


El Bellas Artes ha inaugurado la exposición de Antonio López que ya estuvo en Madrid, y que yo vi en el Foro. Por la calle puedes encontrarte con algunas cabezas gigantes pertenecientes a esta expo. El Guggen inaugura una nueva exposición: "Serra y Brancusi". Habrá que acercarse a verlas.


También tuvimos, como todos los años por septiembre, la presentación de nuestro nuevo libro colectivo en La Casa del Libro, y salió bien, como era de esperar. Y ya hemos empezado a escribir de nuevo en el Taller, un nuevo año se abre ante nosotros, nuevas perspectivas en la escritura, ensayos, entrenamientos en palabras y estilos que tal vez nos asusten un poco… ¡ya veremos qué sale de ahí!


Me acerqué a Madrid el viernes pasado (pero las Crónicas del Foro todavía tienen que esperar un poco). Llevaba lectura en la mochila, dos libros empezados, últimamente leo mucho simultáneamente, dos o tres libros… “La tela de araña” de Joseph Roth, y “Bilbao-New York-Bilbao” de Kirmen Uribe. Hasta Lerma amenicé mis primeras dos horas de viaje con este último, pero allí, dando una vuelta por la tienda de la estación de autobuses, le eché el ojo a uno de Haruki Murakami, “Sputnik, mi amor”, y sin pensarlo, lo cogí, lo pagué, me monté en el bus y hala, hasta las 11 de la noche en que entrábamos en el intercambiador de Avenida América, Edurne, sin parar, sin poder parar de leer. A la vuelta, el domingo, cayó entero. Descubrí a Murakami gracias a Roberto, un compañero del Taller, mejor dicho, me dejé seducir por su literatura, porque conocerlo, ya lo conocía, pero… me daba cierto respeto, y nada, que fue un flechazo a primera vista. Sigo leyendo sus libros, pero poco a poco, como hago con Auster, que no quiero empacharme. Las historias de Murakami son todas muy tristes, pero me atraen, están envueltas en un halo de melancolía, de conformidad con el destino, de ese no sé qué propio de los nipones que… ¡me gusta, no lo puedo remediar! De Kirmen Uribe, solo había leído poesía y en Euskera. Este libro se lo regalé a mi hermano en Navidades, en una edición diferente, bilingüe y más chula. Ésta, me la han regalado y es muy manejable, está solo en Castellano, pero no importa, así pruebo a leer algo diferente a lo que para mí representa Kirmen: una especie de novela, más bien una preparación a una novela, y en castellano. También me está gustando mucho, me falta muy poquito para terminarlo. Y de Roth, al que no había leído antes, estoy descubriendo un mundo ciertamente pesado, gris, como fatalista… y que también me está gustando.


Hoy es un día raro, 12 de octubre, el (mal)llamado Día de la Hispanidad. Yo, sinceramente, no creo que haya nada que celebrar. En mi caso, lo único que celebro, es el tener una gran familia al otro lado del Océano, en Chile, la que formó mi tío cuando decidió emigrar allá hace muchísimos años. Y también el tener tan buenos amigos de allende los mares. Pero de la “gesta” histórica del Almirante, mejor me abstengo de comentar. Colón arribó a las costas de un Caribe todavía virgen, errando en sus previsiones de alcanzar Las Indias Orientales. Lo que vino después, de todos es sabido, así que punto.


¡Caramba, pues no ha sido tan duro como pensaba al principio, al final les he dejado aquí una buena parrafada! Ahora buscaré alguna foto para amenizar la Crónica y ¡hala, a ver si me queda presentable!


Les reitero mi cariño y agradecimiento por la espera, el ánimo, la fidelidad y la atención prestada. Un abrazo enorme para todos.

Fotos y escaneado libros y calendario: Edurne Fotos exposición Serra y Brancusi: Telepress Foto presentación libro: El Correo digital Cartel película, foto hospital, foto bus Alsa, logo Escuela Pública y cómic acerca de Colón: Internet





22 comentarios:

Ferran dijo...

Pues la "parrafada" es muy bienvenida, y leída con ilusión!

Por cierto, doña maestra: dice usted...
"Ya es de noche, noche cerrada, y eso que el reloj marca las nueve menos cuarto. Me deprime esta bajada de luz solar". Ai, cielo, que en esta ciudad donde habito desde hace cuatro años, la oscuridad es absoluta, a día de hoy, a las siete de la tarde! (algo debía tener esta ciudad que me costara un poco!)

Besos, encantado de leerte de nuevo y de que el mundo siga girando. Por muchos años sea, a pesar de las dificultades!

Edurne dijo...

FERRAN:
Potxolo! Mila esker hor egoteagatik! Por estar ahí!

Muxutxuak! Molts petons!
;)

Anderea dijo...

Musu bat, Edurne, eta besarkada erraldoi bat.

Bilbao! Gure hiria.

30 urte irakaskuntzan! Zorionak eta mila esker!

Eutsi goiari!

Cristina dijo...

No conozco a nadie con mas chispa y ¡¡No ha sido un mal mes pensando bien !
Los ratos malos se olvidan y te queda lo leído , lo visto , lo sentido y lo olido ....
¡gracias por tus palabras Edurne , tu me has dado mas !

J. G. dijo...

completísimo, calendarios, dibujos, texto, fotos, una delicia de lugar, ojalá recuerde que pasé

Elena dijo...

Pues sí, hablas poco pero cuando hablas..., jajajajaj...
Es broma.

Qué curioso, hay tantas coincidencias entre lo que haces o lees con lo que acabo de hacer que podría pensar que te diriges a mí con tu entrada. Me explico, hace meses leí “Bilbao-New York-Bilbao” de Kirmen Uribe, en castellano por supuesto, también he leído algo de Haruki Murakami, no recuerdo el título, pero sí que me pareció tristísimo. Y el sábado pasado fui a ver "No habrá paz para los malvados" y me encantó, Coronado está de Óscar, aunque seguramente se tendrá que conformar con el Goya, jeje.

En fin, para no estar de acuerdo con todo, te diré que hoy, bueno ayer, sí fue un día para celebrar. Gracias al Descubrimiento hoy en día se habla español en un montón de países, los lazos que nos unen al continente son estrechos y especiales, y por supuesto no podemos pretender que una conquista se haga de forma pacífica, ojalá hubiese sido un ejercicio de pacifismo y justicia, pero la Historia nos demuestra que no ha sido así nunca, los romanos por ejemplo, a los que tanto debemos, no nos romanizaron con caricias, justicia y comprensión.
Por cierto, muchos marinos vascos defendieron a la corona española en aquellas tierras del Nuevo Mundo.

Un besote.

el7ºdeyahve dijo...

amiga edurne, ya puedes relajarte pues el curso acaba de comenzar, aunque segun veo estais todos parecidos, asi que tomatelo con calma y paciencia.

si hoy el botxito y el resto de vizcaia a amanecido encapotado, pero que se hacer, de estos dias tendremos muchos aqui asi que al mal tiempo buena cara.

bonitas fotos del botxo como siempre, cuidate y se feliz.

condor te manda muchos muxus.

TORO SALVAJE dijo...

Hola Edurne.
Ves como no ha sido tan difícil.
Gracias por compartir todas estas historias.
Espero que tu padre se ponga bien.

Besos.

Francisco Espada dijo...

Algunos, Edurne, decimos tonterías a diario; tú en cambio te pones a escribir y relatas la Vida. Es como cogerse de tu mano y dejarse llevar. Por la escuela, la cartelera, la bibliografía, tus emociones... ¡qué bien se está a tu lado!
Mi admiración y mi cariño.

Olegario dijo...

Me alegra que el principio de curso vaya bien. Que Bilbao se descuelgue por este Otoño que tú tan bien reflejas. Me alegra pensar, que puedes deleitarnos con tus lecturas. Un abrazo y hasta siempre.

Edurne dijo...

ANDEREA:
Eskerrik asko hemendik pasatzeagatik!
Bai, Bilbo, gure hiri maitea! Ni ere, bilbotarra "hasta la médula"!

Muxutxuak!
;)

CRISTINA:
Hala... lo que me ha dicho!!!
jajajaja!
Guapa, de gallina a gallina: CARCARCARCAR!

Las gracias a vos!
Besitos!
;)

J.G:
Gracias por las palabras y por el chapoteo!
Y espero que lo recuerdes, jejejeje!

Ya me he dado una vuelta pequeñita por tus letras. Volveré!
Un abrazo!
;)

ELENA:
Hola, doña, qué tal? Ya veo que hablar, hablamos... jejejeje!
Yo reconozco que soy muy charlatana, será por lo de la deformación profesional, por lo de ser una gran tímida y usar la verborrea como mecanismo de defensa... cualquiera sabe!

Me alegra que coincidamos en tantas cosas, y que, en otras no tanto. Sería aburridísimo que todo el mundo pensara igual, no te parece?

Claro que esoy al tanto de todo lo que pasó, lo que que ha ocurrido con la HISTORIA de la Humanidad, y de que nadie ha sido conquistado ni sometido de buenos modos...
Y de que mis vascos "antecesor", eran unos buenos y leales marinos y militares al servivio de la Corona de Castilla, los famosos vizcaínos, aunque fueran también guipuzkoanos, o alaveses...
La cantidad de nombres toponímicos vascos que hay diseminados por tierras de América, y apellidos, entre personas de rasgos tanto indígenas como europeos, eso no lo niego! Ya te digo, yo misma tengo familia en Chile, mi tío se casó con mi tía, a la que quiero muchísmo, que es de raza mapuche, y tengo una familia tremenda allá. Y sí, nos podemos comunicar gracias al idioma que compartimos... eso es lo que yo celebro, y lo que le agradezco al "despistado" de Colón, jejejeje!
Pero no puedo dejar de acordarme de las otras cosas. Y sé que los gobiernos que existían allí también eran crueles, y que sacrificaban y esclavizaban...

Tú lo has dicho: no somos perfectos, nunca lo hemos sido, y nunca lo seremos!


Y eso, que pan con beso!
;)

Edurne dijo...

CONDOR:
Pues ya ves, ayer encapotado y hoy con un solecito de lo más rico...
Quién entiende este tiempo?
El Botxo es así!

Eskerrik asko por los ánimos.
Muxu bat!
;)

TORO:
Si a mí escirir no me cuesta nada, lo que me estaba costando era arrancar a cuenta del agotamiento, pero una vez que me dan/doy cuerda... hala, ancha es Castilla!
;)

Mi aita, poquito a poco, a ver si vamos remonatando todos.
Gràcies, maco!
I molts petonets per tu!
;)

FRANCISCO:
Ay, Paquillo... que me alabas en demasía y me sonrojo "toa"!
;)

Tonterías, pero quién dice tonterías? Vamossss, tonterías tú, con esos artículos que nos cuelgas todos los días???
Vamosss, vamosssss...!

Gracias, gracias mil por tu cariño!
Besos.
;)

OLEGARIO:
Amigo Olegario, muchas gracias por tus visitas tan seguidas y atentas. Y disculpa si todavía no he dejado mi huella orillera en tu
rincón, pero te tengo pendiente.

Un abrazo!
;)

Asun dijo...

Vaya, EDURNE, pues sí que has venido con fuerza.
A pesar de todas las circunstancias adversas veo que sabes sacarle partido y chispas al tiempo, y que no paras. Normal que así te encuentres agotada. ¡Yo no hago ni la mitad y no puedo con mi alma...!

Una vez pasado el festivo del 12, habrá que pensar en el puente de noviembre. Poniéndose metas cortas, se hace más llevadero jejejejejeje.

Muxu handi bat.

Mannelig dijo...

¡Qué cosa tan graciosa! El de Roth lo leí el mes pasado, y el de Uribe lo he terminado hace unos días. Casualidad...

Y en cuanto al tiempo... Coincidí viajando en verano con una chica bilbaína. Estábamos guarecidos, viendo caer a chorro un monzón tropical, y me suelta: "esto no es nada, en Bilbao, ahí sí que llueve de verdad".

A.K.E. dijo...

Un gusto volver a leer tus escritos y saber que estás bien.
Espero poder ir un día a la presentación de uno de tus libros en la Casa del Libro.
Un beso y hasta pronto

Luna Azul dijo...

Todo es ponerse, una letrita aquí, una palabrita allí y vengaaaa, te ha salido bordado orillera y es que se ve que tienes madera. Los ánimos están parecidos así que yo creo que igual es cosa del tiempo este loco que tenemos por el botxo que una ya no sabe si está en verano o en otoño y no me diga usted el día 12 ¡menudo día más triste!. Me alegro mucho que las cosas vayan un poquito mejor ya verás como poco a poco todo vuelve a la normalidad (si nos dejan)
Un abrazo muy fuerte Edurne.

Luna Azul dijo...

Ufff no me suspenda usted que ya he visto que las puntuaciones han ido como han querido y algunas me las he comido.

Edurne dijo...

ASUN:
Pues mira, ahora me pongo a mirar a ver si tengo el puente de Todos los Santos... que como este año está un poco raro en esto de las fiestas!

Hacer, hacer, todos hacemos, eh, no te creas que haces menos que yo, sólo que hay veces en que estamos más pillados por otras situaciones que no son las normales, y entonces, pues sí!

Muxutxuak, polite, ta animo!
;)

MANNELIG:
Es que, cómo somos los de Bilbao, eh!
Hombre, la lluvia en Sevilla será una maravilla, pero aquí, enseguida la convertimos en un monzón! Jajajajaja!
Así, entre nos: un poco exagerada tu compañera de viaje, no?
Ya ves qué fotos cuelgo de Bilbao, con esos cielos azuuuules y rasos, como hoy mismamente!

Seguiremos con las lecturas, que lo más probable es que coincidamos más de una vez leyendo lo mismo!

Un abrazo!
;)

A.K.E:
Gracias por tu visita y tus palabras.
No he podido comentar durante bastantes días en muchos blogs, entre otros en el tuyo, pero en cuanto pueda, me paso...

Los libros son colectivos, yo sólo soy un granito de arena más...

Besos.
;)

LUNA AZUL:
Pues ya ves cómo está el día, quitando la tontería del miércoles, cro que fue porque él también protestaba a su manera, jejejeje, de nuevo tenemos solecito y temperaturas agradables.
Habrá que aprovechar lo que se pueda y cuidarse de no coger nada raro, que hay un mal rollo vírico que paqué!

Muxus, polite!

Ahhhh, y no se preocupe usted, que no la voy a suspender, que ya la conozco, que estamos a principio de cursos, que... jajajaja! Que a todos nos pasan esas cosas, los deditos que se escapan y se tropiezan y hala...!
:)

Myriam dijo...

Felicitciones por la presentación del Libro. Tu foo con él es muy linda. Me la guardo.

Para no estar inspirada, querida, te quedó un choclo muy bueno de entrada.

Besos

Myriam dijo...

dice: tu FOTO vale.

Myriam dijo...

Aclaro: Y choclo, del maíz, se dice en coloquial argentino a algo muy largo.

Sé que andas practicando porteño.... jejejejeje. Aunque lunfardo, que es un coloquial groso, no sé.

Edurne dijo...

MYRIAM:
Gracias, graciás, gracias...

Y gracias por la nueva acepción de choclo, que ya sabía que era maíz, pero no algo largo...

Lufardo, porteño...
Ay!

;)
Besotes!