sábado, 17 de diciembre de 2011

¡VAYA BERENJENAL!



Sé que estoy metida en un buen berenjenal, pero qué quieren, será cosa del carácter, del temperamento… o ¡vaya usted a saber qué! El caso es que a pesar de las muchas advertencias que he recibido de amigos y familiares, aquí estoy, todo por mi espíritu aventurero y emprendedor. Desde pequeñita ya se me veía venir, que para eso yo he sido muy clara, al pan, pan, y al vino, vino. De toda la familia, siempre era yo la que se ponía morada en cuanto se prestaba la ocasión, y mi madre, tan prudente ella, tan fina y estilizada… detrás de mí reprendiéndome, que si soy una señorita y no he de ponerme en evidencia ni llamar tanto la atención, que si es más conveniente pasar desapercibida y que así viviré más y mejor… esas cosas de las madres.
Pero, soy rebelde por naturaleza -no sé si con o sin causa- como ya he dicho, libre, curiosa… Así que en cuanto Don Peperonne me habló del proyecto, no me lo pensé dos veces. A mi madre casi le da un infarto, hasta se le descolocó su sombrerete verde, siempre impecable, en su sitio, y le salieron unas manchas blanquecinas por todo el cuerpo que parecía de otra especie. Estaba disgustadísima. Mi hermana Violet no dijo nada, pero sé que en el fondo aprobaba mi decisión, y que a ella le hubiera gustado ser tan decidida como yo, pero había salido a mamá, yo en cambio, era igual que mi padre, que, aunque hace un tiempo que nos dejó, también a causa de sus ímpetus exploradores, estaba siempre presente en nuestras conversaciones, en las de mi madre, para echarle en cara su carácter impulsivo precisamente, y que le llevó a dejarnos solas, en mí, estaba claro que vivía en todos mis actos y en mis sueños.
Físicamente soy de cuerpo más contundente que el del resto de féminas de mi familia, ya digo, tiro a la rama paterna, soy de carnes prietas y amplias caderas, piel de color intenso y brillante, dentro de mi especie soy de las de “carácter”, de las que se salen con la suya. Y hasta ahora, así ha sido, veremos de aquí en adelante si la buena suerte sigue acompañándome.
Claro que tener como socios en este proyecto a Don Peperonne y a Mister Potato, es una garantía de éxito, ellos traen muchas ideas nuevas, marketing del que aquí no usamos… en fin, que la sociedad que acabamos de formar puede ampliarse, cuantos más seamos, mejor gestionado estará todo, y la toma de decisiones será más democrática y equitativa. Por eso estamos en conversaciones con el Clan de Las Belgas, que aportarían un poco de glamur europeo; y con Las Chalotinas, que no tienen nada que ver con sus hermanastras, éstas son más elegantes y además no tan lloronas, que hoy en día la gente no quiere saber nada de penas, que bastante tienen con lo suyo…
El otro día también contacté con unos parientes lejanos, Cal Aba Za Y Cal Aba Cín, que entre ellos son primos hermanos por parte de padre, y con nosotros, no sé, creo que compartimos algún bisabuelo… Pues nada, que en cuanto les comenté la idea, se entusiasmaron tanto, que casi se “arrancan” y se vienen conmigo en ese mismo momento, pero yo les pregunté a ver si era prudente, y después de pensarlo mejor, me dieron su palabra de que en cuanto estuvieran maduros, contara con ellos.
Mi madre sigue enfadada, dice que esto de mezclarme con tanto extranjero no puede traerme nada bueno, y que luego no me queje, que ella ya está cumpliendo con su deber de madre y avisarme. Dice que aquí no necesitamos a ningún Don Peperonne, que lo está trastocando todo, que donde esté nuestro amigo Pimiento Morrón, de los Morrón de toda la vida… Y Mister Potato, que quién era ese Mister Potato, ofreciendo tierras a diestro y siniestro, tierras que ni siquiera son suyas, vendiendo humo a inocentes e ilusos como yo… Doña Patata sí que es nuestra amiga, y con una solera de siglos que la avala ante cualquier advenedizo de tres al cuarto, aunque tenga pasaporte de allende los mares, ¡si ella tenía hasta un Acta de Colonización, que llegó aquí antes que muchos y muchas! Y esas casquivanas de Las Belgas, renegando de su abuela, la Señora Col, decente donde las haya, pobre, sí, pobre pero decente… Y para remate, las tontas de Las Chalotinas, que como son pequeñas y no han crecido como sus hermanas Cebolla y Cebolleta, pues se han inventado un origen extranjero, francés para más inri, y así dar el pego. Para terminar también me ha hablado mal de Cal Aba Za y Cal Aba Cín, que como son unos sosos y unos tristes, dice, que se apuntan a un bombardeo con tal de que se hable de ellos.
Y ya con lágrimas en los ojos, me ha preguntado que qué hago yo, su querida y adorada hija Bere, una berenjena como Dios manda, hermosa, inteligente, viniendo de la familia de la que vengo, y aquí siempre me enumera el regio abolengo de nuestra familia, la suya, claro, metida en líos con semejantes personajes…
Pues abrirme camino en la vida, le he contestado yo. Ser una berenjena creativa, emprendedora, una berenjena que está enganchada a la modernidad, ¡una berenjena de negocios, vamos! La primera de la familia, y que ella, mi madre, tendría que estar orgullosa en vez de tirarme por tierra las ilusiones. Pero que se pusiera como se pusiera, yo pensaba ser arte y parte del proyecto que iba a revolucionar la vida del Huerto…
Los preparativos para la inauguración de “La Alegría de la Huerta”, el mejor restaurante vegetariano del mundo, al menos el más innovador, con platos directamente de la huerta a la mesa, ya estaban en marcha, y yo, donde quería estar: rellena y albardada hasta el sombrerete, pero… ¡en toda la salsa!

Foto y Texto: Edurne. (Berenjena de la cocina de mi ama)

28 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Quiero reservar una mesa en "La Alegría de la Huerta". Se debe comer muy bien.

Un berenjenal muy apetitoso.

Besos.

Luna Azul dijo...

Ayyy que susto al empezar a leer.
Muy divertido, me has hecho reír un rato.
Resérvame ya una mesa en "La Alegría de la Huerta".
Un muxu enorme Edurne
Ah por cierto que preparo yo unas berejenas rellenas que te chupas los dedos.

Ferran dijo...

Aiaiai, al principio, yo, como Luna azul: susto, susto, pensando cuál podía ser el berenjenal en el que se había metido nuestra Edurne. Pero mira tú por donde que no, que el berenjenal es el de Bere y la Alegría de la Huerta. Pues oiga, Dña. Bere, ya puestos, ¿por qué no me organiza usted un encuentro bloguero en este restaurante tan, tan variopinto??

Súper muxuak!

Elena dijo...

Muy original el relato, me apunto también a una comida en ese restaurante.

Un beso.

Angeles dijo...

Pues yo para no ser menos también me apunto, y de primero berenjenas con miel, que me gustan mucho :)
Un beso

Edurne dijo...

TORO:
Pues nada, sin problemas, desde ya mismo estás apuntado!

Creo que la amiga Bere te va a resultar muy sabrosa en salsa o gratinada, rellena...

Petons!
;)

LUNA AZUL:
No creas, que yo también suelo merteme en unos berenjenales...!

Huy, pero qué bien, los de "La Alegría de la Huerta" se van a poner contentísimos con tanto parroquiano!

Muxus, polite!
;)

FERRAN:
Nada, le digo a Bere y a sus socios que apuren la inauguración para cuando te pases por el Botxo!
;)

Muxuak eta laster arte!
;)

Edurne dijo...

ELENA:
Está claro que van a tener que elaborar una carta de comidas más completa, ya se está corriendo la voz y no sé yo si van a tener suficiente sitio!
Pero tú no te preocupes, que tienes enchufe, vas recomendada!
;)

Besos, guapa!
;)

ÁNGELES:
Berenjenas con miel? Hummmm, tiene una pinta ese plato... me tienes que mandar la receta.
Las berenjenas me chiflan y la miel... jajajaja!

Tú tranquila, que ya te he apuntado también!

Besotes!
;)

Belidor dijo...

¡Aquí no hay tomate!

Edurne dijo...

¡Pero lo habrá, tú tranquilo, que lo habrá!
;)

Asun dijo...

Mmmmm.... A mí ya se me estaba haciendo la boca agua pensando es esa ratatouille que me estaba imaginando con berenjena y todos sus amigos.

Muxu bat.

Cristina dijo...

Hija ¡Que piel tienes , debe ser genético.
¡¡¡Eres la monda !!!
Tu amiga la puerro.

Edurne dijo...

ASUN:
Riquísma, seguro que está riquísima!
La probaremos, seguro!

Muxutxuak, polite!
;)

CRISTINA:
Shhhh, que esa es la siguiente historia que he empezado...!
Jajajajaja!

Mi piel muy tersa, además desde que soy berenjena que se exfolia con productos del Gallinero, ni te cuento!
;)

Besotes hortícolas!

Laura Caro dijo...

Querida compi:

Yo también me apunto.
¡ Qué gusto da ver que hay profes que aún con el cansancio del fin del trimestre, son capaces de ser creativas!
Te admiro.
Un abrazo inmenso.

A.K.E. dijo...

Que no falte en esa "Alegría de la Huerta" el carácter siempre alegre de su autora, así nunca querremos salir de ese berenjenal.
Un beso.

el7ºdeyahve dijo...

bueno edurne, no es tanto berenjenal, ademas en el bocho tambien se comen verduras ademas de carnes y pescados, que te voy a contar, si en la inaguracion si me gustaria asistir, o saber donde esta ubicado para hecerte una visita de inconicto, no me gusta ir de nada solo de comensal y pobar los manjares de la huerta,cocinados de otras maneras, porque huerta tengo yo y verduras tambien pero hay que salir al mundo y ver la imaginacion en la mesa.

muxu bat eta zorionak eta urte berrion, condor.

Edurne dijo...

LAURA:
Jajajaja! Estoy agotada, totalmente exhausta, pero, qué quieres, se me ocurrió hacer una serie hortícola, y la amiga Bere ha sido la primera en estrenar el espacio. Así me desenchufo un poco del rollo escolar! Que hasta el 23 a las 4'30 no me lo quitaré de la cabeza!

Que todo termine bien y empiece mejor!
Un besote enorme y FELIZ NAVIDAD!
;)

A.K.E:
Que no nos falte el humor, que sino...!

Un beso enorme y FELIZ NAVIDAD!
;)

CONDOR:
Eskerrik asko!

La cocina de este restaurante tan singular puede estar por aquí o por allí, en cualquier casa. Y l aimaginación al poder también en la cocina!

ZORIONAK ETA URTE BERRI ON ZURETZAT ERE!
;)

Adivín Serafín dijo...

No me digas que el chef se ha puesto de huelga y todas las verduras le persiguen mientras tú apuntas todas las reservas con la eficiencia de una metre comprometida: ¿Mesa? No la tendrá hasta dentro de un mes, por lo menos.

Blogsaludos

Myriam dijo...

¡Vaya Fiesta la de esta Huerta, con Salsa y todo!

Divertido tu berengenal.

Besos y ¡¡Felicias Fiestas!!.

Francisco Espada dijo...

Casi me pierdo mojar en tu salsa y casi no me lo perdono. Para hacer un maravilloso relato sólo hace falta una maravillosa redactora: nada más, y nada menos. ¡Feliz Navidad!

furien2001 dijo...

Bueno, este berengenal amí mesuena divertido y desenfadado. Encima las Navidades ya están aquí, con berengena y todo.

Un muxu

Edurne dijo...

ADIVÍN:
Ya ves, me he agenciado este nuevo trabajo por si las moscas...

Gracias por el chapoteo!
;)
Un abrazo!

MYRIAM:
Están muy animadas estas hortalizas, ya te digo!

Paz y Felicidad, ahora y siempre!
Un besote!
;)

FRANCISCO:
Lo que sí es seguro es que hacen falta unas verduras de primera calidad para elaborar buenos platos!
Lo demás...

Un abrazote!
;)

FERNANDO:
Ya estaba chapoteando el texto en la Orilla antes del lunes así que, ésta sale así, los demás... ya veré!

Pero divertida, al menos, ya es!

Besarkada bat!
;)

Chelo dijo...

Como soy muy lenta leyendo el gatito se ha puesto a dar salto y no veas lo nerviosa que me he puesto.
¿Cuándo has dicho que se inagura esa restaurante?
¡Eres genial! Un abrazo y feliz Navidad

Edurne dijo...

CHELO:
Está usted muy interesante con ese sombrerito, doña! Vaya, que como la vea la señorita Bere, la contrata como representante de las Hortalizas, ya le digo!

Un abrazote!
;)

Y FELIZ NAVIDAD!

MiLaGroS dijo...

¡¡ Genial !! Muy creativo tu relato. Me ha gustado mucho .
Feliz Navidad también para ti Edurne. Que tu vida sea feliz. Te lo mereces. Besos.

Edurne dijo...

MILAGROS:
Muchas gracias!

La felicidad nos la merecemos todos, esperemos que un poco nos toque aunque sea de refilón!

Feliz Navidad para ti y los tuyos!

Y un abrazo grande!
;)

LUGAR DE PAZ - dijo...

quiero saludarte gran escritora libre lo haces muy bien, hasta diria mejor que muchos....

te deseo lo mejor en estas fechas de navidad

felices fiestas


muy buen post.

Miguel Baquero dijo...

Fíjate que yo al principio creía que te estabas refiriendo a ti, en plan autoretrato de verdad... Ay, qué inocentón. Luego me he reído mucho, sobre todo con el Cal Ab Aza y su pariente.
Muy bueno. Al final de todo, Dios los cría y ellos se juntan.

Edurne dijo...

LUGAR DE PAZ:
Muchas gracia spor tu visita y tus palabras, no merezco tanto, pero lo agradezco.

Feliz Navidad!

Un saludo!
;)

MIGUEL:
Pues no te creas, que en algunas cosas se me puede aplicar perfectamente, jajajaja!

Las berenjenas... riquísimas!

Un abrazo!
;)