miércoles, 4 de enero de 2012

PORRUE, PORRUE...!



¡A las buenas tardes! Me presento, mi nombre es Sabino Porruandi, y como pueden apreciar, soy un puerro, ¡y vaya un puerro! Pero ojo, no se confundan ustedes, que la expresión “¡Vaya un puerro!” tiende a ser peyorativa. En mi caso, nada más lejos de la realidad. Reconozco que hay ejemplares de mi especie un tanto abandonados, que se presentan en sociedad con un aspecto desmejorado, tumefactos y demacrados. Y evidentemente, ésos son los que manchan nuestra imagen.

También he de reconocer que vivir bajo tierra durante nuestra infancia, adolescencia y parte de la edad adulta, hasta que se nos recluta, pues… no ayuda mucho. Aunque, luego, yo creo que sorprendemos con nuestra rubia y alborotada cabellera, que junto con nuestra piel blanca y tersa en contraste con el verde del resto de nuestro estilizado cuerpo, consiguen animar a algunos atrevidos a llevarnos a sus cocinas. Claro que después de vistas la cantidad de posibilidades que tenemos para los trabajos gastronómicos, nuestra fama suele acrecentarse y traspasar fronteras, consiguiendo una verdadera legión de entusiastas entre el público entendido y el que no.
Los de mi raza, y más si somos oriundos de Porrulandia, la zona ubicada más norte de la Huerta, la más verde y húmeda, tenemos una especialidad altamente apreciada por su sencillez, la calidad de sus componentes, lo sana y hasta lo económica que resulta en épocas como éstas: la Porrusalda. Y como somos sociables por naturaleza, bien avenidos con el resto de habitantes de La Huerta, pues no tenemos reparo en mezclar nuestra gracia con las cualidades de otras especies. Así, para elaborar nuestra deliciosa porrusalda, colaboran con nosotros, desinteresadamente, que también hay que decirlo, las amigas de Patatonia, buenos ejemplares, ya lo creo, tanto las nuevas como las viejas; y unas primas nuestras, que al igual que nosotros, viven bajo tierra la mayor parte de su vida, pero que, a diferencia nuestra, tienen la piel con un pigmento naranja, que tal parece que hubieran estado de vacaciones, tomando el sol en tierras costeras. Son las Carottes, un poco afrancesadas ellas, pero muy dulces y buenas chicas. Además, conjugan muy bien con nuestro sabor un poquito… fuerte. También hacemos buenas migas con la familia de Cal Aba Za, que tienen bastantes afinidades con las anteriormente mencionadas Carottes.

Y como desde tiempos inmemoriales, a todos los de nuestra raza nos han transmitido, generación tras generación, estos vínculos de amistad y colaboración, y hasta el momento nos ha ido bien, muy bien diría yo, hemos alcanzado una fama más que respetable y merecida, en todos los círculos donde nos movemos, y en otros más lejanos, pero en los que también se sabe de nosotros.
Yo, que no soy un puerro cualquiera, a la vista está, he sido elegido portavoz de mi clan, para negociar una posible fusión, o colaboración puntual, con la sociedad que se está formando en torno a un proyecto innovador, y que está alterando la vida pacífica de la Huerta. Tengo entendido que se trata de gestionar nuestros propios potenciales productivos, sin intermediarios, y ser los beneficiarios de nuestro trabajo.
No se crean que he sido elegido solamente por mi apariencia: un puerro joven y esbelto, de aspecto pulcro, con una melena alborotada en su justa medida y como marca la moda, lo que me confiere un toque de credibilidad y seriedad… No. Y es que yo soy un puerro doctorado en Leyes, con un Master en Gestión de Empresas, y además hablo idiomas. Por eso precisamente, he sido liberado de otras tareas, y designado a estos menesteres, ya que se requiere don de gentes, discurso directo y capacidad negociadora.
Lo que podemos ofrecer está claro: experiencia, solera y regio abolengo, productos de altísima calidad y, modernidad, porque, en esta vida hay que caminar al ritmo que marca la realidad. Nuestros socios y aliados más directos, están con nosotros, contamos con todo su apoyo, por lo que estamos en condiciones de anunciar que después de catar una excelente porrusalda, y de bailar otra* no menos animada, estamos dispuestos a sentarnos en la mesa de negociaciones, y… a ver qué tienen que ofertarnos los del Comité de Fusión Hortelana.

Será interesante, estoy seguro, por lo que he pensado editar un boletín informativo con la marcha de las gestiones, para que todos los habitantes de Porrulandia estén al tanto, para que se mantengan bien informados y, llegado el caso, se pueda convocar un referéndum para saber si estaríamos dispuestos a unir nuestras fuerzas a las de dicho Comité.
Yo estoy bastante ilusionado, además, he de confesar que ésta va a ser mi primera intervención pública como letrado, por lo que estoy un poco nervioso, pero, pueden más en mí el entusiasmo y las ganas de servir a mi comunidad que cualquier otro sentimiento o emoción paralizante.
No queremos quedarnos fuera de ningún avance o mejora que se produzca en La Huerta. No.


¡Los puerros unidos, jamás serán vencidos!






Foto y Texto: Edurne (Puerro: de la cocina de mi ama)
*Porrusalda:
Aquí, aquí y aquí.

21 comentarios:

Edurne dijo...

A los buenos días...

Estoy en el Foro, así que, tanto esta entrada como la siguiente, salen programadas.

Espero que todo vaya bien y que los Reyes Magos, les traigan muchas cosas. Yo sólo les pido roscón, a ver si me he portado bien y me lo traen!
;)

Un abrazo!

TORO SALVAJE dijo...

Como a los de Porrolandia les de por hacer lo mismo verás que risas...

Besos.

Asun dijo...

Ayyyyyyy...... Sabino, Sabino.... que por mucho doctorado, mucho Master y por muchos idiomas que hables te veo mañana en mi cazuela en una deliciosa Porrusalda!

Ya lo siento, pero es que me encanta!!

Ah, y dile a quien te ha hecho la foto que está como una chota jajajajajaja.

Muxu erraldoi bat!!

Elena dijo...

Bueno, creo que el mundo de la huerta española te debería condecorar por esta propaganda.
Y encima me han entrado ganas de preparar una porrusalda, mañana compraré un buen manojo de puerros.

Un beso Edurne.

MUCHITA dijo...

A mi me encanta la sopa cremosa de puerritos...

Besos mil.

Myriam dijo...

jajajaja ¡Viva Puerrilandia con puerros NO vencidos!

Besos

María (lady) dijo...

A mi me gustan en cremita (vichissoise la llaman en el pais de las carottes) y también en hojaldre. Y es que de todos es sabido que ¡Sabino es mucho Sabino!

Un abrazo.

Bertha dijo...

Hola Edurne,

Un hurra! por este puerro ta ilustrado de la huerta vizcaina me supongo! o general jajaja.

Fuera los intermediarios que esos son los que viven a costa de los que trabajan.

Purrurusalda, como le llamaba mí abuela Begoña y con un trocito de bacalao.A mí me encanta! la porrusalda de verdad!.Y a mí hija Estíbaliz con patatas al horno.

-Guarda las energías para después de Reyes que te van a ser necesarias el lunes comienza el curro ahhh!

Edurne es un placer leerte y con este sentido del humor tan peculiar.Feliz día de Reyes.

Mannelig dijo...

Mire, señor Porruandi, vamos a llevarnos bien. Yo a usted no le toco ni media cabellera. A cambio, si me presentara a esas amigas suyas, las francesas, pues...

Ojosnegros dijo...

Me ha entrado hambre leyéndolo, me lo quiero comer,
Besos.

Edurne dijo...

TORO:
Yo estoy dispuesta a reírme de todo...

Un petó!
;)

ASUN:
Aquí la txota reportando:
Yo también voy a hacer una porru de las buenas con losprimos de Sabin! Jejejejeje!
Es que a mí también me encanta!

Muxutxuak porrusaldera!
;)

Eta aprobetxatu egunak... astelehenean, sokorrooooo!

ELENA:
Con Sabino ya van dos de esta nueva serie de "Hortalizas animadas de ayer y hoy". Vendrán más... a ver qué noticias nos traen de la Huerta!

A por los puerros oiga, que encima son sanísimos!

Un besote!
;)

Edurne dijo...

MUCHITA:
Es que los puerros, en crema, enteros, de cualquier forma... están deliciosos!
Me está entrando un hambre!
;)

Besitos, linda!

MYRIAM:
Eso, viva Porrulandia, la Huerta entera!

Un besote!
;)

MARÍA:
De cualquier forma, sí! Yo también soy una entusiasta de los puerros y sus amigos y amigas hortelanos!

Muxutxuak!
;)

Edurne dijo...

BERTHA:
Tu amama vasac Begoña (en todas las familias tenemos al menos una Begoña, los vizcaínos, al menos, yo también tengo una, mi tía Bego), tu hija Estibaliz... qué bien, y os gusta la porrusalda!
Una maravilla!

Que viva el puerrro Sabino y sus congéneres!

El lunes... socorro, que está ala vuelta de la esquina!

Un besote y feliz día mañana también para vosotros!
;)

MANNELIG:
Jajajaja, las francesitas, ya sabes, muy oui, oh, lalá monsieur!
Y demás...
Seguro que Sabino te las presenta!

Mientras tanto... a comerse una porru!

Un abrazote!
;)

OJOSNEGROS:
Pues ya te digo... yo tengo los puerros esperándome en la nevera, así que hoy, caen!
jajajaja!

Un besote!
;)

Francisco Espada dijo...

Hasta el verano del 67 en Zarauz no conocí a la familia de la que me hablas: me enamoré de su hijastra la porrusalda y desde entonces mi vida es un sinvivir.
¡Eres genial! Besos.

ZenyZero dijo...

Nada como una porrusalda para entrar en calor, pero después de leer lo que acabo de leer, ya nada será igual. Me lo pensaré antes de incarte el diente la próxima vez, te lo prometo.

Un abrazo
chuff!!

Luna Azul dijo...

Jajaja Edurne, ya te veo ya, preparando entradas a toda la huerta. Desde aquí te animo a seguir, me encantan estas entradas tan divertidas.
Ahora que debo decir que yo a Don Sabino Porruandi me lo trituro bien trituradito.
Muxu bat.

Ferran dijo...

Hehe, Don Sabino y su Huerta... Y a mí que la Huerta esta me ha hecho pensa en un lugar que conozco. No sé, no sé, al igual he estado y todo! :)

Muxuak!

Chelo dijo...

Como me he reido, me parece que estos productos de la huerta van a dar para mucho.
¡Eres única! Un fuerte abrazo

Jabo dijo...

Hola señor puerro. Espero que sus ideas cundan ejemplo y se materialicen.
Que tengas un buen año.
Abrazo. Jabo

Edurne dijo...

FRANCISCO:
Pues ya llevas unos cuantos años en ese riquísimo sinvivir...!

Un abrazote!
;)

ZENyZERO:
Qué va, que Sabino se deja hincar el diente sin problemas!

Abrazo!
;)

LUNA AZUL:
tengo pensadas más hortalizas, así que...

A don Sabino y sus primos, me los he comido este mediodía, que deje hecha anoche una porru que yaya...!

Muxutxuak!
;)

Edurne dijo...

FERRAN:
Pues va ser que sí, que esta Huerta ya la conoce usted... jejejeje!

Ya de vuelta en Germanolandia?

Petons, maco!
;)

CHELO:
Reír es sanísimos, y si luego se come uno una buena porrusalda, ya ni te cuento!

Gracias!
Besitos!
;)

JABO:
Al puerro, lo que es del puerro, o sea, su buena porrusalda y, a nosotros... la porru también!
;)

Muxuak!