lunes, 30 de abril de 2012

CAUCE RENOVADO



Veo las marcas que tu indiferencia
dejaron en el cauce de nuestro amor.
Marcas de color tristeza,
de olor a vino rancio y olvido.
Las miro sin pena,
con las manos de acariciar la esperanza
cerradas tras tu puerta.

Llevo la maleta de nuestros sueños abierta,
ahora son libres.
Salieron volando,
cual alegres mariposas
de efímera vida.
Los veo.
Trazan caminos en el cielo
de otras tierras.
Viajan ligeros, sin pesadumbres
que los ate a nuestras dudas,
sin volver la vista a un pasado
que los mantuvo presos.

Veo cómo fluye el agua de una nueva
corriente de vida,
y ya no me importan las noches en blanco
bajo el balcón de tu soberbia.
Ya no me importa el frío en los días grises
de nuestro pedregal en silencio.

Me he comprado una maleta nueva
y la he llenado de sueños pequeños,
de sueños que nada saben de promesas sin cumplir,
de hogueras sin fuego...

Marcho de viaje.
No me busques en nuestra vieja casa,
de ella tan solo quedan
rescoldos sin calor ni llama.

Foto y Texto: Edurne

12 comentarios:

Elena dijo...

Ése es el ideal Edurne: tras el desamor toca reponerse y abrir las puertas a una nueva esperanza.

Besos.

PD.- ¡¡¡Aúpa Athletic!!!
No veas cómo me llamó el otro día mi hermano desde mi pueblo. Estaba eufórico, en un bar con su camiseta del Athletic y una cerveza. ¿Te imaginas?

Edurne dijo...

ELENA:
Creo que a todos, cuando nos ha tocado (no es mi caso en estos momentos), no hemos sabido canalizar el desamor, es muy difícil, y cada historia es un mundo, evidentemente...

Me imagino la euforia rojiblanca porque aquí es... a todos los niveles, en todos los sitios, de verdad, apabullante! este año vemos la gabarra por la Ría, ya lo creo!
Fíjate, mi chico es del Atlético de Madrid, así que el día 9 vamos a estar muy pero que muy reñidos! jejejeje!

Aúpa Athletic!
Y un superabrazo rojiblanco y leonino!
;)

Francisco Espada dijo...

Bellísimo poema, Edurne. Una salida airosa, triunfante, del desamor. Pena que no siempre suceda así y deje tantos corazones rotos. Cuando las cenizas están frías, mejor alejarse de ellas para siempre y buscar una nueva fuente de calor, si apetece, o entrar en calor frotándose las manos.
Como tu chico, soy del Atleti, del Atlético de Madrid. ¡Que gane el mejor!

MUCHITA dijo...

Muy buen poema, parece una composición de los eventos de amor que he tenido que pasar..

Besos mil.

Ruben dijo...

Menos mal que se puede tirar la maleta que está llena de indiferencia y obtener una nueva para llenarla de lo que más te guste...

Jabo dijo...

Hola Edurne: chica, me ha encantado. Sobre todo estos versos:
"Llevo la maleta de nuestros sueños abierta,ahora son libres.
Salieron volando,cual alegres mariposas de efímera vida".

Abrazo. Jabo

María (lady) dijo...

Viejos sueños volando libres
cada uno en su nube,
con rumbos diferentes,
con vientos distintos.

Abrazotes!!!

Asun dijo...

Ante la indiferencia, lo mejor es eso: maleta nueva y llenarla de nuevos sueños.

Muxu bat.

Edurne dijo...

FRANCISCO:
Siempre hay salidas airosas si se buscan...

Jajajaja, así que colchonero,eh???
Pues eso,que gane el mejor!

Un abrazote!
;)

MUCHITA:
Seguro que es común a mucha gente.

Gracias y besotes!
;)

RUBÉN:
Las maletas siempre se pueden llenar y vaciar, y volver a llenar...

Un abrazote!
;)

Edurne dijo...

JABO:
Pues qué bien que te haya gustado!

Los sueños siempre son libres.

Un abrazote!
;)

MARÍA:
Ya era hora de verte chapotear, guapa!

Muy bien dicho, cada sueño en su nube, libres...!

Abrazote
;)

ASUN:
Maletas... pues fíjate si no hay clases diferentes de maletas para llenarlas de sueños y sueños...!

Muxu haundi bat!
;)

Myriam dijo...

También me gustan particularmente los versos que señala Jabo, aunque todo el poema me ha dejado una sensación de desasosiego y melancolía.

Besos

Edurne dijo...

MYRIAM:
Bueno, hay desasosiegos momentáneos... espero que éste sea uno de ésos!

Besos!
;)