sábado, 31 de agosto de 2013

CRÓNICA DE UN ENCUENTRO (y II)


Hace un par de semanas, Mirentxu apareció por la Orilla después de un tiempo sin hacerlo, chapoteando alegremente y comentando la entrada de la Plaza del Diamante, ya saben, el libro de Mèrce Rodoreda…  Y después de su comentario, me dijo que pensaba venir por su/nuestra Bizkaia maitea, a finales de mes. La propuesta era clara: le gustaría que nos encontráramos y nos conociéramos “in person”. ¡Cómo no!, dije yo, procuraré hacer un hueco en mis días tan ocupados y sacar unas horas para abrazarnos y charlar.

Dicho y hecho. Miércoles 28 de agosto, a las 5.30 de la tarde, en la Plaza Moyúa.
Abrazo largo, sonrisas y besos. Como si hubiéramos dejado de vernos unos añitos nada más… Y allí estaba ella con su caballero andante, su Luismi, que, como dirían Chelo y Paco, discreto, siempre está ahí, dejando el protagonismo del encuentro a Miren. Pero resultó que es un tipo de lo más majo y que hace una piña piñonera con Mirentxu, es decir , son dos y son uno, lo que hace que el encuentro discurra por derroteros de lo más afables.




A Mirentxu la conocí hace cinco años o más. Desde su “Cajón secreto” iba dejando pistas como piedritas y miguitas de pan, cual Pulgarcito... Y así se acercó un día a chapotear por la Orilla. Resultó que nació en Bermeo, la noble villa marinera de esta costa vizcaína que compartimos, que vivió en Venezuela, que fue y vino, que recaló por el Foro, y que, finalmente, con marido e hijos asentó sus reales en Barcelona, de donde es oriundo Luismi.
Y como viene y va mucho por esta tierra suya, que también es la mía, qué mejor ocasión para conocernos que en una de esas escapadas.

El encuentro tiene su anécdota, y como sabido es que el mundo es un gran pañuelo… en nuestro caso, coincidimos en él con un nexo, un nexo en común entre las dos: su primo Tito. Sin tener ni idea, con cuatro referencias que hizo a él, a su mujer y al negocio que regentan… ¡Zas, Tito! Fue una sorpresa, unas risas, un nervio que nos entró a los tres… Tanto que tomamos el metro y nos presentamos en el negocio de Tito, en frente de la casa de mis padres, con el consiguiente momento de desconcierto. Sí, fue muy divertido, y entrañable.




Nos intercambiamos libros. Mirentxu me regaló y dedicó su librito de relatos “La escritora y el enterrador y otros relatos”, y yo el último libro colectivo de mi Taller. Dejo aquí unos enlaces a sus blogs, el personal, “Cajón Secreto” en el que han sido publicados los relatos que forman parte del libro, y uno de "Audiolecturas”, donde pone voz a textos propios y ajenos (he de decir que yo he tenido el honor de ver publicados y recitados en su blog dos de mis poemas). Y también el blog propio del libro: “La escritora y el enterrador y otros relatos”. Mirentxu es un ejemplo de superación pues ha visto recompensado su esfuerzo con el cumplimiento de un sueño. Desde aquí quiero animarla a seguir por ese camino que tantos buenos momentos y satisfacciones le está proporcionando.

En la vida siempre hay momentos para recordar, para disfrutar, por lo agradables y sorpresivos. Éste ha sido uno de ellos.



Fotos: Luismi Escaneado libro: Edurne

17 comentarios:

Elba dijo...

Que hermoso verlas juntas...Las dos me han enseñado palabras en vasco recordándome a mi abuela y las leo a ambas con placer hace varios años...Lástima vivir tan lejos y no poder compartir esas tertulias...besos a las dos y gracias por todo lo que he aprendido de ustedes...

Elena dijo...

Nerim conoce ya a muchos blogueros y por lo leído en su blog nadie la ha decepcionado. Seguro que tú le has encantado.

Un beso Edurne.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

¡Feliz reencuentro!
TE dejo un beso de regreso.

Felipe Tajafuerte dijo...

Tuve el placer de conocer a Mirenchu hace poco más de dos meses y todavía guardo muy vivos los recuerdos y sensaciones de aquella tarde-noche en Madrid junto a otros blogueros. Seguro que tu también guardarás como oro en paño las emociones del encuentro que has tenido con ella. Un beso para las dos desde mi mejana

miralunas dijo...

yo no pierdo el deseo ni la esperanza de caminar esa plaza con vos, querida Edurne!

y este post me los renueva!

abrazo porteño

Chelo dijo...

Y yo que te digo si la envidia me corroía por dentro al saber que estabais juntas.

La verdad es que son una pareja encantadora y yo los quiero mucho se me nota?

Espero que Nerim esté en su casa y yo en la mia para que via "skype" me cuente con detalle todo vuestro encuentro.

Un abrazo.

Edurne dijo...

ELBA:
Elbita, la pequeña Elba...
Sí, la verdad es que conocer personas con las que mantienes un tipo de relación virtual, y darte cuenta de que las conoces de siempre, es de lo más reconfortante!
La distancia también tiene sus cosas buenas.

Muxutxuak!
;)

ELENA:
La alegría ha sido mutua, Elena.

Como vengas otra vez a ver jugar a nuestro Athletic... ya sabes lo que toca!

Besotes, guapa!
;)

PEDRO:
Todos los encuentros y reencuentros merecen la pena.

Otro beso!
;)

Edurne dijo...

FELIPE.
Yaaa, si ya os he visto a tu señora Pili y ati en as fotos de la presentación... Ya sé d elo bien que lo pasásteis...

Y sí, Mirentxu, es un encanto, lo mismo que Luismi!

besotes!
;)

MIRALUNAS:
La plaza acá está, y la ciccerone también, así que, vos misma doña, vaya alimentando las ganas nomás!

Besitos orilleros!
;)

CHELO:
Así que te corroía la envidia, eh??? Jejejejeje!

Vamos a ver si a no mucho tardar podemos darnos ese achuchón tú y yo...!

Besotes!
;)

Bertha dijo...

Precioso reencuentro: veo que has aprovechado todo tu tiempo para dedicarte a lo que de verdad te llena.

Gracias por hacernos partícipes de esta entrada y compartirla.



Besos seño y feliz rentreé.

Marta C. dijo...

Hola, Edurne, supongo que ya en el duro "tajo". Hay reencuentros entrañables que bien valen la pena un hueco en la agenda y otro en el corazón.
Un beso.

A veces Eau, a veces Euria, parfois Idoia dijo...

Hola Edurne. Eres una orillera tan encantadora que no me extraña que deseen reencontrarse contigo.
Un beso enorme.

Nerim dijo...

Conocerte personalmente y darte el fuerte y calido abrazo tan largamente prometido ha sido la culminación de un deseo muy anhelado.
La lástima fue el poco tiempo del que dispusimos. Yo hubiera estado hablando contigo hasta altas horas de la madrugada, en una perfecta complicidad, como si fueramos amigas de siempre,de toda la vida.Nuestra amistad es joven pero firme, fuerte y bien asentada.
Hasta tu madre me echaba besos por la ventana mientras yo me emocionaba profundamente.
Apenas nos estabamos diciendo adiós y ya te echaba de menos, asi que espero que nos volvamos a ver pronto, muy pronto.

Muxutxus maitea Edurne

Cristina dijo...

Cuanta energía , buen rollo y talento junto .
Te veo genial Edurne

Edurne dijo...

BERTHA:
Estoy en unas circunstancias muy especiales, en las que lo poquito que se me da, lo tengo que aprovechar a tope...

ya hemos empezado, claro, y estoy agotada, porque como he vuelto con las pilas completamente descargadas...!
Pero ya saldremos adelante!

Besotes! Y buen comienzo de curso para ti también!
;)

MARTA:
Sí, ya estoy en el otro tajo otra vez!

El encuentro con Nerim, fue muy bonito, y espero que el reencuentro se produzca algún día!

Petons!
;)

IDOIA.
Huyyy, grazie por lo de encantadora! Tú sí que lo eres!

Conocer a personas que ya "conoces" y constatar que sí, es una gozada!

Molts petons zuretzat, polite!
;)

CRIS:
Pues hala, a guardarlo todo!
Jejejejeje!

Besotes, dicharachera!
;)

Edurne dijo...

MIRENTXU:
Ya sabes que me pasó lo mismo que a ti!
Cada vez que bajo a la herboristería, Tito le está contando a alguien la anécdota de nuestro encuentro...

Muchas gracias por todo, por ser como eres, lo primero, por el rato que pasamos juntos los tres, por el librito y el marcapáginas que me entregó el martes Tito, por todo...
Se la quiere doña!

Muxutxuak!
;)

Y seguiremos, ya lo creo que seguiremos!
;)

Chelo dijo...

Y me contó los detalles y se emocionó recordándolo .
Un abrazo

Edurne dijo...

CHELO:
Fue muy entrañable.

Besos!
;)