lunes, 12 de agosto de 2013

LA CULPA (Replay)


La culpa era del Gobierno, ¡no había duda! Por culpa de aquel régimen corrupto se había abierto la grieta que cruzaba de norte a sur la Sierra Estrellada, al oeste del país.
La culpa fue del Directorio, que permitió que los sueños de los más pobres fueran alimentando las aspiraciones de los que se decían sus amigos. Y cayeron allí, en la grieta del olvido. Pequeña en un principio, pero enorme cuando el terremoto sacudió los cimientos del orden establecido.
Ahora no había modo alguno de cerrar, de curar, de tapar, de ocultar la hendidura, que había pasado a convertirse en el mayor de los estigmas que arrastraba el país desde que se viera libre de las garras del poderoso Dragón del Norte.
Y la grieta iba avanzando, cada vez se hacía más grande, más profunda…

Foto y Texto: Edurne (Entrada ya publicada en esta Orilla el 22 de noviembre de 2008)

5 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

La grieta sigue avanzando.

Besos.

A veces Eau, a veces Euria, parfois Idoia dijo...

Todo aquello que se derrumba empieza por una grieta.
Besos

Edurne dijo...

TORO:
Lamentablemente...

Petó!
;)

IDOIA:
Me crees? Acabo de venir de tu casa!

Pero es que tenemos muchas grietas, y claro... esto se está tambaleando por todas partes!

Muxutxuak, polite!
;)

Marta C. dijo...

Edurne, he vuelto a ir un poco hacia atrás en tus entradas, me había algunas. Esta, aunque ya había estado publicada no ha perdido un ápice de su actualidad, para desgracia de todos y, especial de los más débiles. Te felicito por ese ejercicio de metáfora que a nadie se le puede escapar. Un petó. Espero que estés descansando mucho.

Edurne dijo...

MARTA:
Hace cinco años no se vislumbraba lo que nos ha tocado vivir...
de rabiosa actualidad, lamentablemente!

Petó, maca!
;)