domingo, 28 de septiembre de 2014

EN ESTE OTOÑO



En este otoño que nos envuelve
con abrazo de hijo pródigo,
vuelven a mí tus recuerdos
en forma de sueños y
cosquillas en el ombligo.
Pinchan los erizos.
Igual que los de tierra,
igual que los de la mar…
Pinchan como los aguijones de la vida
—me dices—.
Eso ya lo sé,
no insistas,
hace tiempo que lo aprendí.
Un otoño tras otro, 
y dentro,
escondidas como brillantes castañas,
tenues esperanzas que,
tímidas,
me regalan un aroma
que aún no conozco.
Mi vida camina por senderos
alfombrados 
de crujiente hojarasca,
pintados 
de verde caduco
y marrón rutilante.
Si me buscas,
por ahí ando,
haciendo que camino.
Voy y vengo.
Marcho y me quedo.
Un año,
otro,
y otro,
y otro más…


Foto: Antonio. Texto: Edurne

17 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Otoño, tiempo de manos en los bolsillos y de recuerdos, ¿verdad?
Besos.

María Blanca dijo...

Es lo que toca, seguir caminando, si es en buena compañía y con alegría mejor, pero hay que seguir...un paso tras de otro.

Besos

Elena dijo...

Cómo motiva el otoño, qué de emociones nos arranca sin casi darnos cuenta.

Besos Edurne.

Angeles dijo...

Precioso y melancólico.
Un beso

Francisco Espada dijo...

Qué bonito, Edurne, como evocas ese pasado que quiere seguir siendo presente en tu mente. Te felicito.
Besos.

Antorelo dijo...

Me ha encantado tu poema tan sentido.
Un abrazo

Humberto Dib dijo...

Es muy nostálgico, Edurne, y junto con la nostalgia va la belleza, no sé cuál supera a cuál.
Un beso grande.
HD

Al Tagrí dijo...

Hola Edurne, me gusta mucho vivir en una latitud donde(todavía) se pueden apreciar las estaciones y asimilarlas como las etapas de la vida. Mi estación es sin duda el otoño y casualmente creo que estoy entrando en la fase de mi vida que se corresponde con el. El otoño me pertenece, la primavera es universal pero el otoño es mío.
Me gusta la serenidad que has transmitido en tu poema. Nostalgia, melancolía... para mí es aire fresco, viento del noroeste que me llena los pulmones con su aroma.
Besos.

Edurne dijo...

PEDRO:
El otoño tiene muchas "lecturas" también... los recuerdos es una de ellas.

Buen otoño para ti!

Besos.
;)

BLANCA:
Un pasito y otro, y otro... así,despacio pero sin pararse. El camino sigue, sea otoño, invierno, primavera o verano...

Un beso grande!
Feliz otoño para ti también!
;)

ELENA:
Pues sí, pero creo yo que más bien es por ese halo de nostalgia que trae con él...

Besos, Elena, y que tengas un buen otoño!
;)

ÁNGELES:
Melancolía, qué bella palabra, aunque nos evoque tristeza....

Gracias por acercarte ala orilla del norte!

Besos y a ver si tus deseos se cumplen este otoño!
;)

Edurne dijo...

FRANCISCO:
LE pasado y el presente, casi siempre van de la mano.
En este caso paseando por el otoño de nuestras vidas...

Besos y abrazos y que el otoño te sea benévolo, querido amigo!
;)

ANTORELO:
Muchas gracias, amigo!
El sentimiento siempre a flor de piel...

Besos de otoño feliz!
;)

HUMBERTO:
La belleza más bien es la del otoño. LA nostalgia, seguro que un poco mía...
Gracias por tu visita y tus palabras, Humberto!

Muxutxuak!
;)

AL:
No sabes cómo me ha gustado tu reflexión!
Yo también me apunto a esa sensación que has percibido tan bien!

Muxuak eta besarkadak!
Eta udazken zoriontsu eta lasai bat!
;)

Anónimo dijo...

El otoño tiempos de cambios ,donde la naturaleza se muestra tan generosa que nos regala tanto y que no sabemos agradecérselo.Abrazos de Irune

Abejita de la Vega dijo...

Paseos de otoño, colores bonitos y nostalgia, pensamos, recordamos. Crujen las hojas que pisamos. Y nos estremecemos.

Un abrazo, Edurne, sigamos paseando.

Edurne dijo...

IRUNE:
Pues sí, y también nos regala congestiones y estornudos... jejejeje!

Yo le agradezco todo, todo, todo...

Muxuak!
;)

ABEJITA:
El otoño es una época bastante especial, de recogimiento diría yo, pues nuestros recuerdos, nuestras nostalgias y nuevos proyectos se hacen muy patentes en nuestro día a día.

Transitemos con calma!

Besosss!
;)

Bertha dijo...

Y ,que sigas caminando por esos senderos que los recuerdos no te dejen nunca.Precioso y muy emotivo.

Seño:El otoño, me organiza la vida, pero...este año, parece que me ha amarrado en horarios y, no me deja ni un resquicio para poder asomar la testa por vuestros rinconcitos.

Besos Edurne.

Edurne dijo...

BERTHA:
Yo estoy igual.
Ahora mismo te contesto desde clase, con un bocata en una mano y dándole a la tecla con la otra...

Ánimo!
Besos y buen curso!
;)

Oihana dijo...

Extrañaba tus poemas, Edurne (grandes, medianos, otros tan pequeños como un haiku).

El otoño, siempre con ese aire melancólico, es una gran fuente de inspiración, y el olor de las castañas... :) (que recién las he conocido estando aquí, que en mi país no hay castañas, jajaja).

Que tengas un lindo otoño, y que sigan los dulces poemas en tu orilla.

Muxus. :)

Edurne dijo...

ROXANA:
Qué bueno que decidiste pasearte un poco por la orilla!
Me alegra mucho verte d enuevo por aquí, y además teniendo en cuenta que sigues estando lejos, esta vez mira dónde te fuiste!
;);)

Bueno, pues sí, los "poemillas" orilleros son más bien melancólicos, y desde que murió mi aita, mucho más, pero ahí suelto un poco todo lo que me oprime...

Las castañas asadas, riquísimas!!!
;)

Muxutxuak!