miércoles, 15 de octubre de 2014

NO HAY TIEMPO


No hay tiempo para guardarlo en la maleta de los olvidos.
No.
No hay porque la pena me robó la risa,
porque las noches se amigaron con las angustias.
No hay tiempo.
No.
No hay porque mientras llega el alba,
y el día se presenta desnudo,
como un bebé hambriento de caricias,
los ojos se me nublaron de tanta noche oscura.
No hay tiempo.
No.
El mío partió para el más recóndito de los exilios,
dejándome huérfana y dolida,
sin noticias,
sin esperanza ni un hálito de vida.
No hay tiempo.
No.
No hay porque mis tardes lloran lágrimas de segundos eternos,
porque el viento escupe pequeños retales de mi vida
—malditos los recuerdos—,
y porque el remiendo que zurzo una y otra vez con estas torpes manos,
se va cayendo a cachos, cuando no lo veo, por el abismo del alma mía.
No hay tiempo.
No.



Imagen: Internet. Texto: Edurne

18 comentarios:

Edurne dijo...

Y porque me niego a cerrar esta Orilla.
Paciencia.
Ya vendrán mejores tiempos, vientos más benévolos...
De momento, ¡
a resistir!

Un abrazo muy fuerte para todos los que todavía pasan por aquí de vez en cuando.
:)

Angeles dijo...

Claro que vendrán tiempos mejores y yo estaré por aquí, esperando.
Un beso fuerte de la otra orilla :)
Ángeles

Rafaela dijo...

Hace tiempo que te sigo en silencio. Me gusta lo que escribes y te leo siempre que puedo. Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Nada de cerrar. El tiempo llega, dale tiempo...
Besos.

María Blanca dijo...

Deja pasar las horas, los días, los años ... y el recuerdo dejará de ser doloroso.

Un paso tras otro, hay que seguir.

Un abrazo muy fuerte.

(yo tampoco tengo mucho tiempo ni ganas...)

Elena dijo...

Y qué decirte, me leo en tus palabras y te(me) entiendo.

Un beso Edurne.

Bertha dijo...

Dale tiempo, al tiempo...Todo tiene su momento de sosiego.

Besos Edurne feliz finde.

Edurne dijo...

ÁNGELES:
Vendrán, sí, en eso estoy, en que vendrán...
Gracias por estar!
Besos.
;)

RAFAELA:
Gracias por ese seguimiento silencioso y ahora palpable...
Besos agradecidos.
;)

PEDRO:
No, si de todas formas he perdido la llave, así que de cerrar... nada!

El tiempo, sí!

Gracias y besos!
;)

Edurne dijo...

BLANCA:
Ahí vamos, contando pasos, horas, días, semanas, meses...

Nos animamos unos a otros y p'alante!

Gracias también a ti y muchos besos y ánimos!
:)

ELENA:
Pues eso, si ya nos entendemos...!

Besotes!
;)

BERTHA:
Mientras esa calma llega, no tengo más remedio que echar fuera todo lo que me ahoga...

Besos y gracias!
:)

Tristancio dijo...

A mí me gustaría que el tiempo y el espacio se confabularan a nuestro favor y nos permitieran tomarnos un café... y hablar de la vida, con calma... con tiempo.

Si vienes a Chile... o yo regreso por esas tierras, el café va :)

Abrazos y más abrazos.-

Edurne dijo...

TRISTANCIO:
Querido amigo, don profe...
No lo dude usted. A Chile yo he de volver algún día, me une demasiado a esa tierra.
Y si usted se aventura de nuevo por ese charquito que nos separa, ya lo sabe, Catalunya y Euskal Herria son hermanas, así que déjese usted caer también por este Cantábrico...

Van de vuelta para allá más abrazos!
;)

Al Tagrí dijo...

Hola Edurne, esa sensación tengo muchas veces, que me escasea el tiempo y que el poco que logro atrapar se me escapa entre las manos. Yo también me quiero negar a que cierres esta tu orilla, en tiempos grises puede servir de punto de partida hacia mejores días.
Un abrazo enorme.

Antorelo dijo...

Se me había escapado esta entrada. Por supuesto que llegarán otros tiempos con nuevos vientos. Un abrazo

Anónimo dijo...

El paso del tiempo lo que tiene de bueno que calma nuestras angustias .Un abrazo de Irune

Edurne dijo...

AL:
Tranquilo que por aquí sigo, medio me ahogo, medio salgo a flote...
Gracias por tus palabras y ánimos!
Ahí andamos...
Muxutxuak!
;)

ANTORELO:
Los vientos que espero todavía se hacen de rogar, pero sí, ya llegarán!

gracias a ti también!
Un abrazo!
;)

IRUNE:
Pues a ver si es tal y como dicen, y ese tiempo que necesito me ayuda a que todo vaya reconduciéndose...!

Muxutxuak eta eskerrik asko!
;)

Oihana dijo...

¡Edurne! Pasando por tu orilla después de años de pisar asfalto y cemento. Qué belleza de poema, ¡y no, no cierres tu orilla! Me encanta como condensas la tristeza y el dolor en tal bellas palabras.

Y sí, "malditos los recuerdos". Se supone que una tiene que levantarse después de cada caída, pero no es fácil, y duele mucho.

Te mando un abrazote fuerte. :)

Chelo dijo...

Por supuesto que vendrán tiempos mejores y nos seguiremos leyendo aunque solo sea de vez en cuando. Un fuerte abrazo.

Edurne dijo...

ROXANA:
Gracias por tus ánimos!
Eskerrik asko!
Ignoro cómo se dirá en hebreo...

Por aquí seguiremos, así que cuando te apetezca, ya sabes, chapoteo!

Muxutxuak!
;)

CHELO:
El tiempo manda en nosotros, el tiempo y las circunstancias, está claro!

Pero por aquí nos seguimos leyendo, más o menos fluidamente, pero sí.

Muchos besos y abrazos, Chelo!
;)