viernes, 25 de enero de 2008

EN CALMA


Si miras en dirección Oeste
verás la calma de la sonrisa dormida.
Si miras en mis ojos,
verás el final de la pena,
los surcos cerrados
de la angustia de antaño.
Si miras en tu interior,
si miras dentro de mí,
si miras... me verás,
si miras... te verás.
Si miras en dirección del
viento de Poniente,
las palabras susurrarán mi nombre.
Las oirás,
lo oirás...
"Amor", te dirán.
Si miras cómo juguetean las nubes
en las cumbres de nuestros deseos,
si miras...
allí estaré.
Esperando para trenzar
con fino hilo de seda,
perlas y caracolas de cristal.
Esperando para saborear
la dulce miel de tu boca,
para lanzar al viento las estrellas
guardadas en mi pecho...
Esperando para sembrar de rosas
la verde alfombra del sueño.
Si miras en tus ojos,
verás el guiño del destino,
y la risa del camino
que hasta mí te ha traído...
Si miras,
sabrás que ya has vuelto.
Foto: Aitor Manipulación y texto: Edurne

4 comentarios:

l.blondeclamalacalmachicha dijo...

todo parece estar en calma chicha, pero atención si miras al oeste lo verás o si escuchas en la dirección del viento oiras. Espera espera en la calma chicha que ya estoy de vuelta.

Edurne dijo...

El amor siempre vuelve, el amor siempre está ahí, aunque no se le vea, pero se le siente.
Con vientos de Poniente y sin ellos, pero siempre está ahí!

sinver dijo...

En esta orilla parece haber ultimamente mucho romanticismo. "¿La dulce miel de tu boca?", "¿lanzar las estrellas guardadas en mi pecho?" me parece que hay fornicio oculto por aqui... mandare a Martínez para que investigue...

pilladainfraganti dijo...

Ayyy, a Martínez, noooo, please! Que seguro que descubre toda la verdad, y nada más que la verdad!
Socorrooooocooo!