martes, 22 de enero de 2008

VÉRTIGO


Pues no, en esta ocasión el vértigo del que voy a hablar no es el famoso "Vértigo" de Alfred Hitchcock, con una rubísima Kim Novak...
No, el vértigo al que me quiero referir en esta tarde de martes es al que me viene acosando desde el pasado jueves, y que me tiene como si estuviera paseando por la cubierta del Queen Mary entre un oleaje cuando menos, preocupante...
Es decir: que estoy con un síndrome de Vértigo Periférico de los gordos; con lo que desde esta mañana estoy de baja unos días, con reposo y tranquilité (recomendaciones del galeno).
Es por eso que no me había asomado a esta ventana antes, y que ya sean casi diez días los que me hayan retenido y mantenido "fuera de combate bloguero".
Ahora mismo tecleo con sumo cuidado, en plan casi/cuasi robótico, para no descentrarme, descontrolarme y finalmente desestabilizarme... ¡Cachis diez!
Dicen que si el estrés (¡lo mismo es el escuatro!), que si las tensiones, que si estoy anudada de las cervicales a las lumbares... ¡Ay, qué cruz Dios mío, qué cruz!
Nada, confiemos en que con unos días de desconecte nos vaya pintando mejor y enseguida estemos como si nada, ¡que tal parece que me haya bebido toda la reserva de Riojas del entorno!
¡Brindemos pues!
Pintura: Antonio

4 comentarios:

Víctor Hugo dijo...

SALÚ!!! Edurne .....
y cuídate de ese Vértigo ... el estress puede traer consecuencias inimaginables

El Hombre Imaginario

Edurne dijo...

O sea, que las consecuencias no son para nada imaginarias... sino reales y muy reales! Lo corroboro. Ya he pasado por esto antes y es latoso, a más de incómodo. Te crea una inseguridad terrible, y miedo...
Estar en casa (tener que estar forzosamente)me come por dentro, así que espero poder avanzar y salir a la calle aunque sea con cuidadito al girar la cabeza de un lado a otro...
Son las 10:30 de la mañana y el sol empieza a querer asomar entre la maraña de nuebes que nos habían despertado... qué bien, que salga, que salga el sol!
Gracias, Víctor, por tu visitita.
Buen día!

l.blonconlalunayconelson dijo...

pensamiento: ¿pinta antonio para cada ocasión de edurne o es edurne la que se coloca en cada pintada ocasional (onotanto) de antonio?

una preciosa, redonda y misteriosa luna llena me ha despertado y un sol radiante y alegre me ha desperezado por fin; ha pasado a mejor vida uno de esos ataques de melancolía tan súbitos como breves que a veces me visitan (melancolía de quita y pon como algún amigoversusenemigo la llama)

que nada te coma por dentro por estar en casa; si no puedes salir a la calle sal a la terraza que tú eres capaz de ver más desde esa alturita que otros desde montañas mas altas, y luego nos lo cuentas.

post: día D, irremediable y nada poético relacionado con trabajo, el primer plazo con la administración que dice administrarnos con devoción, dedicación y honradez; en fin, vamos a creerles.

vertiginosa dijo...

Respuesta al pensamiento:
Más bien es Edurne la que busca y rebusca entre las pinturas y fotografías antonianas y aitorianas (y muy ocasionalmente edurnianas...) aquellas que sean afines al texto que vaya a escribir... Ya ves, simbiosis total!

Salir a la terraza, ya lo hago, y miro hacia le Pagasarri que me mira también, con un poco de melancolía (tal vez la misma que te visita de vez en cuando blondigemela...) y hago respiraciones: profundas, de desafío, timoratas, de todo tipo.. y después, voy y me río! jejeje!

Perseguir a la luna,llena, nueva o troceada, es deporte de alto riesgo... nunca se llega! Pero permite salirse de la rutina y cabalgar entre nubes desbocadas y estrellas irreverentes y descocadas (toma rima!) :-)

Que la-s Administración-es velan por nos? Ave María Purísima! Sí, sí... lo que hay que oír!