sábado, 15 de junio de 2013

DE VEZ EN CUANDO...


De vez en cuando, entre tanto oleaje bravo y remolinos que te arrastran hasta el fondo, de vez en cuando, decía, surgen pequeñas olitas cargadas de espuma blanca y limpia…
Ayer, Eneko me regaló esta galleta-postal. No lo pude evitar, se me escaparon unas lagrimitas, y es que sensible como estoy…


Foto: Edurne

18 comentarios:

Cecy dijo...

De vez en cuando, cuando llegan estas sorpresas, caricias en forma de galleta, hay que darse el buen gusto de emocionarse hasta las lagrimas.
Y seguramente Orillera lo debes de tener muy merecido, el cariño de todos ellos.

Un abrazo enorme :)

Bertha dijo...

Precioso mensaje!. Ellos saben apreciar más de lo que demuestran.

Edurne: que tal estas preciosa?.

amelche dijo...

Qué bonito. Anoche en la graduación mis alumnos me regalaron una foto que nos hicimos en clase con un marco y todo.

Angeles dijo...

Esos detalles de los niños dicen mucho de ti y todo bueno :)
Un beso

ro dijo...

Yo no la he recibido, pero se la he regalado a la profe de música de mi hijo, porque sé el trabajo que dan los alumnos y aprecio ese trabajo bien hecho.

Me emocionaría también si me regalaran algo así de bonito.

Besos.

flori zubiaga dijo...

Espero que endulce un poco el amargor que tienen los momentos tristes y oscuros y me uno a ello de forma virtual con un besazo enorme de alguien que desde el otro lado de la pantalla del ordenador se ha enriquecido con tus poéticas palabras desgranadas en el tiempo que llevo leyéndote.
Flori.

Antorelo dijo...

Enhorabuena.
Un abrazo

Chelo dijo...

Los niños captan más cosas de lo que pensamos.
Seguro que hay muchos Enekos pero no son capeces de transmitirlo.

Me alegro por tí, guardalo muy dentro y sácalo cada vez que lo necesites.
Un abrazo

Elena dijo...

Así es la vida, una de cal y otra de arena. No todo es tempestad, el mar también tiene días calma.

Un beso Edurne.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

¡Eso sí es un regalo!
Besos.

Francisco Espada dijo...

Tu entrega tu esfuerzo, con ganas y sin ellas, encuentran recompensas insospechadas en las respuestas de los niños. Tienes una profesión envidiable, ingrata a veces, pero sabes que un día, cuando pasen muchos años, muchos de ellos seguirán acordándose con cariño de su Seño.
Tres besos.

Tristancio dijo...

Sin duda, yo estoy de acuerdo con lo que te dice la galletita :)

Y, aunque cada vez, más de vez en cuando... un abrazo.

Anónimo dijo...

De vez en cuando, la vida, nos muestra su amable.De vez en cuando, de en cuando.Irune

zel dijo...

Edurne, voy leyendo y me estoy asustando. Si pasas por el blog verás que el mal siempre está cerca...

Ahí estaré si quieres "desfogarte"

Un abrazo. Un besazo.

Nel Morán dijo...

Felicidades Edurne, eso sí que es una victoria.

Saludos

Asun dijo...

Que te regalen una galleta como esa no es una olita, es todo un tsunami del subidón que tiene que dar.

Seguro que lo recordarás durante toda tu vida.

ZORIONAK, ANDERENO!!

Gómez dijo...

Hay días en que los alumnos, algunos, tienen detalles preciosos como este que nunca olvidarás. Lo sé...El alumno tampoco te olvidará a ti nunca. Son las cosas buenas de la enseñanza...
Besos

Edurne dijo...

MUCHAS GRACIAS A TODOS POR VUESTROS COMENTARIOS TAN ACERTADOS.

Y PERDONAD QUE NO OS CORRESPONDA COMO OS MERECÉIS, ALGUNOS DE VOSOTROS YA SABÉIS LA RAZÓN...

SIGO ABRAZANDOOS MUY FUERTE A TODOS Y TODAS.
¡GRACIAS POR SEGUIR CHAPOTEANDO!
;)