sábado, 26 de julio de 2014

PARÉNTESIS Y LITERATURA VARIA



El verano avanza, avanza, avanza… Julio está tocando fondo y algunos ya están poniéndose nerviosos: por tener que volver  a la rutina, o por el deseo de acabar con los últimos días de trabajo antes de la gran o pequeña escapada.

Yo voy a hacer un pequeñísimo paréntesis, ¿les parece bien? Me lo merezco. Espero poder descansar aunque sea un poquito. No me voy del todo, lo saben, pero me apetecía poner el cartelito de medio vacaciones después de tanto tiempo, ustedes ya  me entienden…

Es inevitable que, llegados estos momentos, me acuerde de muchas cosas, la primera, que es el primer verano sin mi padre y recordar la angustia en la que estábamos sumidos hace un año. Es inevitable acordarme de todos los desastres, los naufragios como dice Pedro, que asolan y arrasan este mundo… Pero quiero ser positiva, dejar que la energía positiva, la buena onda, emane y llegue de y a mí. Es mejor. Fluir con el Cosmos.

Para que no se aburran, ya saben, en la tumbona de la playa o la piscina, bajo la sombra de un árbol en el campo o en el monte, en el sofá de casa con las persianas bajadas y el ventilador o el aire acondicionado, según les guste…, tumbados en la cama,  en la terraza de casa, en las salas de espera de todos los sitios donde uno puede esperar,  o en donde sea… Para que no se aburran, LIBROS:

Éstos que ahora les presento son los que me traigo entre manos, o sea, que los estoy leyendo a la vez. Las razones son casi hasta lógicas, y ya entenderán ustedes sin necesidad de que les explique. ¡Vamos allá!

“DÍAS DE NEVADA” de Bernardo Atxaga.

Ya hice alusión al libro y a mi charla con Bernardo en la caseta de Alfaguara en la Feria del Libro de Madrid. Pues bien, comencé hace poco la lectura de este señor libro (399 páginas) con buenísima pre-disposición hacia él. Describir el mundo que te rodea en los instantes precisos, unidos a esos sentimientos que nos invaden… es fácil, pero tremendamente difícil, sobre todo, ponerlos en un folio, hacerlo realidad para otros y transmitir la magia del momento. Bernardo es un maestro. Punto y no hay nada más que decir. Léanlo, yo sigo con interés sus andanzas por Nevada. La realidad da de comer a la ficción.




“POESÍAS COMPLETAS” de Konstantino Kavafis, traducción y notas de José María Álvarez en Hiperión, ¡cómo no!



A Kavafis lo tenía leído en suelto, pero tenerlo en conjunto, me entusiasma. La historia de este hombre, su poesía, son una. Y las notas de Álvarez, he de decir que geniales, te llevan de un lado a otro, enriquecen esta edición y le dan muchísimo más empaque. Me está gustando mucho adentrarme de esta forma en la época en que Kavafis vivió y sintió. Más abajo les dejo uno de esos poemas. La poesía es un género que no gusta a todo el mundo, creo que es lo mismo que sucede con la ópera, pero bueno, a veces, poniendo un poco de interés, o de curiosidad, la poesía puede atrapar a los más reticentes a ella…



Los libros de poesía, tienen algo especial, al menos para mí, y mientras digo esto, manoseo una edición de Lumen de la poesía completa de Alejandra Pizarnik, otra delicia, y esta misma que ahora me ocupa, la de Hiperión de Kavafis… En fin, que yo les animo a leer poesía, a dejarse llevar por ella. Poetas tenemos a mil, conocidos y menos conocidos. Y dentro de ellos y ellas, POETAS con mayúscula y otros más mediocres; luego ya, los que se animan a jugar con sus sentimientos en forma de versos (entre los que, humildemente, me incluyo), con o sin aspiraciones.




Dicho lo cual, pasamos a otro género literario que no tiene nada que ver: La Fábula.


“FÁBULAS DE ESOPO” en una traducción de Júlia Sabaté Font e ilustraciones de Pep Montserrat.

Hemos recuperado a uno de lo fabulistas de la Antigüedad, al genial Esopo, padre de posteriores fabulistas, tales como La Fontaine , o el más cercano Félix María Samaniego.

Hace tres meses, andaba yo en uno de esos paseos “libreroinconscientes” que tanto me gustan, a mí, claro,  pero no a mi bolsillo, cuando ¡oh!, un ilustrado de fábulas de Esopo ni más ni menos. ¡A por él!
El libro está compuesto por un sinfín de fábulas, estructuradas en diez (X) capítulos: las de la colección Augustana, las de origen Babriano, las añadidas por Dositeo, otras por Aftonio… un montón, vamos, así que tranquilos, que no voy a enumerar aquí el título de cada capítulo. Las ilustraciones le dan un toque más cercano, y a la vez, especial. Aquí no sabría muy bien cómo explicar este “especial”, porque, tú abres el libro y tienes varias opciones: o sigues el orden estipulado por los editores , o lees por donde quieres, o escoges un capítulo y te lees todas las fábulas que contiene o… y sí, todo bien, pero, si decides fijarte en las ilustraciones, así, con interés, concentración y puntillismo (no el puntillismo como corriente artística), pues como que te dejas imbuir por los colores, las formas, la disposición y interpretación de la fábula en cuestión que ha hecho el ilustrador. Son dibujos oscuros, que inquietan (más o menos, según el grado de inquietud que te invada a ti en ese momento), y, por otro lado, te fijas y ves que sí, que la interpretación de la fábula, del texto, es acertadísima.

Así que el libro, una edición de Grandes Clásicos de Mondadori, es de lujo. Altamente recomendable. La fábula es un género que no tiene el valor que a mi juicio se merece.



Y cambiamos.

TE ESPERO DENTRO” de Pedro Zarraluqui.

Zarraluqui es un cuentista. Un cuentista en el mejor sentido de la palabra. Sabe contar cuentos, está claro. Y sabe hacerlo con ingenio, con maestría y con humor, algo tremendamente difícil. A Zarraluqui ya lo conocía, pues tengo un par de libros más de él, cuentos también, y sé que no me va a decepcionar. Empecé el martes con este libro de relatos, once en concreto, que tienen la extensión justa y necesaria para que quepan dentro todos los ingredientes de las historias únicas y a la vez, comunes a muchísimos de nosotros. Inquietudes y miedos, desparpajos, ternuras… Una buena apuesta para sumergirse en el mar de unas letras plácidas y a la vez que remueven algo por dentro. Apúntenlo también.



Y bueno, para terminar, otro libro. En este caso no lo he empezado, solo lo tengo preparado en la bandeja de salida, como los emails, por lo que lo lanzo como posibilidad, ya que al autor tal vez lo conozcan ustedes, o este tipo de literatura les guste, no sé, ustedes mismos, yo les dejo aquí la referencia y luego ya deciden…

“EL PALACIO DE LOS SUEÑOS” de Ismail Kadaré.

Kadaré, el autor albanés más famoso y premiado, nos trae un libro que ya por el título nos puede parecer un sueño.
Él dice que “bajo el miedo no se puede crear nada”. Frase que apunta y acierta como un dardo.
Este libro, que está considerado como su obra maestra, tiene mucho de fábula. Es una obra de denuncia. Kadaré no se queda callado ante la injusticia.
Yo les dejo unos enlaces referentes a su vida y obra que considero interesantes, al menos para conocer un poco más a este premio Príncipe de Asturias y eterno aspirante al Nobel.




Por mi parte, desearles una buena lectura, un buen asueto, unas buenas noches y buenos días de este verano que, como todos los veranos, esperamos y se nos va sin casi enterarnos. Y que sean felices, lo más importante.

Les hago la ola.



Cartelito y escaneado de libros: Edurne. Foto de Kavafis: de la postal que viene con el libro.Olas: Internet

8 comentarios:

Elena dijo...

Ea, pues descansa y lee, lee mucho, todo lo que puedas, ya sabes que además de ilustrar el intelecto entretiene las horas y enriquece el alma.

Un beso Edurne.

Humberto Dib dijo...

Cuántas cosas tienes para leer, ojalá disfrutes mucho de esos libros.
No puedo evitarlo, me tocó cuando dijiste que era el primer verano sin tu padre... me sentí identificado, aunque en mi caso ya son muchos.
Un beso enorme, Edurne.
HD

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Esto es un paréntesis para seguir creciendo... Qué buenas recomendaciones todas. Descansa, lo mereces. Yo cierro La Acequia en agosto...
Besos.

Abejita de la Vega dijo...

Que el paréntesis sea laaaargo y gozoso. Lectura y tranquilidad, el mejor veraneo.

Besos

Tristancio dijo...

Amiga, paso a agradecer tus abrazos y dejarte los míos, que ando medio loco con los estudios. Estoy haciendo un magíster en literatura latinoamericana, y ahora tocan los trabajos de fin de semestre... Ya regresaré con la calma de después de la tormenta (académica).

Abrazos mil...

Sergio Saavedra Rivera dijo...

De libros y lecturas varias, me quedé pegado leyendo "Tala" de Gabriela Mistral, chilena y ganadora del Nobel, cuando éste era real… Lesbiana de closet, creyente y dueña de una poesía especial.
Cada vez que veo mi biblioteca me da una suerte de angustia, tanto por leer y el tiempo que me tiene atrapado en otras cosas, pero afortunadamente varias de ellas "me llenan a concho" como decimos los chilenos. Un abrazo.

Edurne dijo...

Pues a los tres días de mis mini vacaciones, tuve que volverme ayer a Bilbao.
No es nuestra racha buena todavía... habrá que esperar!

Mientras tanto, y a pesar de todo, gracias a los que habéis pasado por aquí para desearme un buen descanso y mejores lecturas:
ELENA, HUMBERTO, PEDRO, ABEJITA, TRISTANVIO y SERGIO.

"El hombre propone, y Dios dispone".


Besos y abrazos!
;)

Giancarlo dijo...

Buone vacanze...un abbraccio.