miércoles, 7 de diciembre de 2016

ESTE AÑO TERMINA EN 7



Sí, este año me toca el siete (7), mi número de la suerte, y espero que esta vez sí sea cierto.

Hoy cumplo 57. Se cierra el círculo de esos 57, 684 meses de vida. He llegado. He llegado y ya llevo mucho tiempo haciendo cuentas, manejando probabilidades, examinando la genética familiar: abuelas nonagenarias… ¡No, mejor lo dejo estar!

Es momento de disfrutar, ¿no les parece? Hoy, 7 de diciembre, me toca trabajar, es de las pocas veces en que me ha tocado pues casi siempre cae dentro del Puente, o del Acueducto de la Constitución, de la Inmaculada… ¡Una vez cumplí años en París! Mis 48 me llegaron con acento francés y mucha lluvia.

Escribo esta reseña tres días antes, o sea, el primer domingo de diciembre. En casi toda la Península, las aguas hacen de las suyas; aquí, en Bilbao, el sol brilla y luce chulito (pero ya sé yo que los hay que no se lo creen, que piensan que aquí siempre llueve y está gris…) Hoy, ahora ya paso al miércoles, a mi día, tampoco está mal, no hay lluvias anunciadas y la temperatura es más que templada. Toca agradecerlo: Eskerrik asko!

Llevo días con este trabajito a cuestas, con lo de felicitarme a mí misma y hacerles partícipes a ustedes, como todos los años, desde que la Orilla mantiene su oleaje más o menos intenso, pero… ¡Me cuesta! Me cuesta todo mucho. Además, les diré que estoy de baja desde hace casi dos semanas. Precisamente hoy, el día de mi cumple, me reintegro a las clases. Hace dos meses estuve seis días también, volví no del todo bien y arrastrando, arrastrando, recaí. ¡Mal, muy mal! El cuerpo y la cabeza me han dado el alto, ¡pero bien dado! Cama, mucha cama y sin fuerzas, ni ánimos ni ganas para nada. Estoy mejor, aunque la garganta se me queja, sigo tosiendo y la voz me echa el freno cada dos por tres (que ya sabemos que son seis, o sea, continuamente).

Sé que tengo muchas cosas por solucionar o remodelar, lo sé. Le doy al coco. Mucho. Me agoto. Y hoy llego a los 57 con muchas dudas, muchos miedos, muchas experiencias (buenas y menos buenas), mucho de todo, y poco de todo también. Soy rica, riquísima, y pobre, pobrísima. Soy lista, listísima, e ingenua hasta decir basta. Soy yo, Edurne, está claro. Con los años he acumulado y he perdido de todo un poco. He aprendido y  he olvidado. Y me han engañado. La vida me ha engañado, hay personas me han engañado, que me han fallado, ¡no todas, por supuesto! Y eso es lo que más dolor me produce.

En fin, supongo que en eso consiste vivir, pero no me hago a la idea de que no todo el mundo juegue legal. Y hoy cumplo. Me siento contenta conmigo,, con cómo soy, no me cambiaría por nadie. Creo que la vida todavía me tiene preparados momentos felices y con buena gente a mi alrededor para que me ayuden a soportar esos otros, los que, sin duda, también habrán de tambalear mis cimientos todavía.

Ya estoy en la otra parte de la montaña, en la del descenso. Necesito que sea un descenso tranquilo, sin demasiados sobresaltos. Y es que uno nunca sabe hasta dónde va a llegar, por eso hay que aprovechar los minutos, los días que se nos regalan. Aprovechar y no preguntar, seguir, caminar, avanzar, sonreír…

¡Oigan, que hoy cumplo 57 del ala! Ya, ni yo misma me lo creo, pero los anales de la Historia, de la mía propia, dicen que sí, que un lunes lluvioso, un 7 de diciembre de 1959 y en Bilbao, venía una niña, una llorona de ojos verdes preciosos a quien se los llenaron de mercromina nada más asomar al mundo; una niña con hipo, mucho hipo…. ¡Jajajaja! Y aquí estoy, 57 años después. Sigo teniendo los ojos que heredé de mi aita, sigo siendo una llorona empedernida, será por el mucho sentimiento que ya traía en las alforjas, y sigo hipando de tarde en tarde… Pero sobre todo, sigo teniendo las mismas ganas de vivir de toda la vida.
Por aquí me ando, de arriba abajo por esta Orilla.

Y ahora, esperen, que he de soplar las velas. Son muchas, ¿saben? No sé si me va a alcanzar el aire… Pasen, pasen, quedan ustedes invitados al convite. Celebremos, que hay mucho que celebrar.

¡GRACIAS por estar por ahí, cerca o lejos! ESKERRIK ASKO!




Fotos: Antonio. Imagen 57: Internet. Texto: Edurne


14 comentarios:

Francisco Espada dijo...

Felicidades, cariño mío. No importa el número y menos la terminación; lo importante es que te sientes bien, viva y en plena forma. Aparentas muchos menos años y así deseo que llegues a anciana. Feliz cumpleaños.

Besos.

Bertha dijo...

¡Muchas Felicidades! y me gusta eso de que te aceptas ya eso es más que positivo.-La vida es rosa como la estrofa de esa bella canción;no existe pero si, que nosotras le ponemos el color y, los acentos que caray para eso somos siempre las que cotizamos a más en todo...:)

Yo también curro hoy y el viernes.

Que lo pases genial y que sean muchos más:).El siete me gusta : el mundo se hizo en siete días...

.

Chelo dijo...

Felicidades, preciosa . Un fuerte abrazo .

Edurne dijo...

PACO:
Amigo Paco, mil gracias por tu cariño y tu recuerdo constante.
Que la vida te sonría a ti también en todos sus aspectos.
Un beso y un abrazo apretadito.
Eskerrik asko!
;)

BERTHA:
¡Muchas gracias, Bertha!
Hoy me ha tocado trabajar y mi garganta ya está más tocada que ayer... en fin, son gajes del oficio! El viernes la pondremos a prueba de nuevo.

Seguiremos caminando con todo lo que la vida nos ha puesto por delante, ¡cómo no!
Gracias de nuevo!
Besos y abrazos.
:)

CHELO:
¡Muchísimas gracias, Chelo!
Otro superabrazo para ti también.
;)

ro dijo...

Felicidades!!! Casi se me pasa tu publicación en estos días en que estoy un poco más liada de lo habitual. Te deseo lo mejor.

Besos.

Myriam dijo...

Muchisimas felucidades, Edurne!!!
Y 57 besos y abrazos, uno por cada año de tu vida. Cuidadete y que hagas los cambios en tu vida que te lkeven a rza tranquilidad que ansias.

Al Tagrí dijo...

Hola Edurne :))) Vaya, vaya, vaya!! Mira por donde hoy me he acordado de tu cumple porque es el de una común amiga y por asociación he venido hasta aquí ;) Muchas felicidades jovencita <3 ¿Más vale tarde no?. Espero y deseo que el devenir de los días , meses y años venideros (que serán muchísimos) te traigan sosiego, paz y tranquilidad para empezar. Y muchas nutritivas experiencias y mucho amor para continuar. Que siga sonando la música y brotando la literatura.
Zorionak potxoli!! Muxu asko eta besarkada erraldoi bat :-))))

Edurne dijo...

RO:
Muchísimas gracias, guapa! Y tú que lo veas, o lo leas!
Besosss
;)

MYRIAM:
Gracias, gracias y abrazos apretaditos, amiga!
;)

AL TAGRÍ:
Carlinhos!
Milesker!!!
Por aquí andamos, como buenamente podemos o nos dejan, que no espoco, sí1
Te deseo lo mismo y te agradezco infinito el recuerdo, las felicitaciones y los buenos deseos!
que los vientos soplen mansos...
Muxuak eta besarkadak!
;)

zel dijo...

Después de años de sin palabras, de mil sucesos estraños, regreso. Felicito y saludo. Y todo por una entrañable entrada tuya, años ha, comentado en estos mismos días cosas de informes escolares. Felicidades, Edurne, te gano en cinco, así que aprovecha, bonita. Besos.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

¿Que es tu cumpleaños y llego tarde? No puede ser. Qué maravillosos 57. A seguir. Besos.

Abejita de la Vega dijo...

Felicidades aunque sea tarde.
Arriba y nada de descensos.
Besos

Edurne dijo...

ZEL :
Encantada de volver a encontrarte por esta orilla!
Seguimos, seguimos en las mismas...
Gràcies maca i molts petons!
;)

PEDRO :
¡Jajaja! ¡Muchas gracias, profe!
A seguir, sí. El camino todavía es largo y habrá de todo, así que hacia adelante.
Besos
;)

ABEJITA :
Para los descensos habrá que ayudarse de unos buenos apoyos, no hay otra...
Eskerrik asko!
Besos
;)

Clara Garza dijo...

Felicidades con retraso!!!
Besos

Edurne dijo...

BLANCA ;
Muchas gracias!
Besos.
;)