lunes, 15 de diciembre de 2008

SE ACERCA PELIGROSAMENTE



Sí, Ella, la más bella, La Blanca Navidad.
Se acerca más que peligrosamente, vamos, que ya la tenemos encima. Y eso, a pesar de la crisis y los sustos que nos están dando todos los días a cuenta del vil metal, de los “chorizos” de alto copete y baja estofa.
Llega y no hay nada que podamos hacer para evitarlo.

Últimamente los blogs se van a llenar de entradas de este tipo, unas con un tinte, otras con otro, pero al fin y al cabo, derramaremos ríos de tinta navideños.

Yo no voy a sentarme a filosofar acerca del verdadero sentido de la Navidad, y es que el consumismo, el ogro navideño (y de todos los días), lo ha devorado todo.
No vamos a negar que lo que tiene de bueno esta época es el alto en el camino laboral (para los que podemos parar un poco más), que los niños son felices (algunos, sí, que tampoco quiero ponerme melodramática y hacer de Pepito Grillo de nuestras conciencias), y no sé… poco más.

Gastamos dinero a lo tonto, aunque regalar es un placer que habría que reinventarlo. No hace falta regalar diamantes ni estrellas; regalar amor, cariño, compañía, comprensión (¡huy, me dirán que qué cursi…!) y todo eso que no hace falta comprar es lo más importante, son los mejores regalos que nos podemos hacer.

La Navidad nos lleva inevitablemente a viajar en el tiempo. Yo recuerdo mis navidades infantiles, y las recuerdo con mucho cariño, preciosas. Reconozco que fui una niña privilegiada, y tal vez por eso quiera que todo fuera igual, que todo el mundo tuviera lo que yo tuve… ¿Utopía?

Hoy estoy en casa todavía, mañana ya volveré a clase, el médico me dijo que quieta en casita y así lo he hecho, estoy mejor. Me espera una semana a tope, hasta el próximo lunes en que a las cuatro y media pueda decir aquello de “Feliz Navidad y hasta el Año que viene”, no canto victoria.
Tengo a mi lado los informes de los chavales (vaya rollo), y los miro, les digo que luego, que sí, que luego me pongo con ellos, ¡jajajaja!

El tiempo, cruel, que está siendo de lo más cruel con nosotros desde octubre, nos está dando pequeñitas treguas estos días. Miro por la ventana, y veo mi querido Pagasarri soleado, el cielo azulito, tímido, pero azul. La luz anima, antes no nos dábamos cuenta de ello, pero conforme pasan los años creo que nos volvemos más perceptivos, más receptivos y necesitados…
C’est la vie!

Y volveré sobre este tema, seguro, “Ella” no nos va a dejar que la apartemos de nuestras vidas. Hasta el siete de Enero no dejará que la olvidemos…
Yo, de momento, me convierto en bola navideña y les guiño un ojillo. “ZORIONAK!”


Dibujos: Niños de mi escuela y yo misma Fotos: Edurne

17 comentarios:

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ dijo...

SI TIENES RAZON TODO EL MUNDO NO HABLA MAS QUE DE LAS DICHOSAS NAVIDADES Y BHUE UNOS DIAS MAS Y YA PASAN JAJAJ EN LO DEL CONSUMISMO QUE SE LO HA LLEVADO TODO ES TERRIBLE PERO LOS QUE NO TIENEN COMO YO NO LO SEGUIMOS.BUENO FELICIDADES

Edurne dijo...

MARY:
Unos días, sí, pero muy intensos, jejejeje! Que termina una derrotada!
Besitos!

fernando dijo...

Bien, pues a mí me gusta la navidad, no sé por qué, pero todos los años cojo el abeto de plástico y lo lleno de luces, bolas y demás pijadas que ecuentre por ahí; nadie me ayuda, pero cuando está encendido todos dicen: ¡Ah! ya habéis puesto el árbol... como si yo solito fuera dos.

Zorionak.

Libertad dijo...

Qué bonito el dibujo EDurne,y qué gusto venir y escucharte porque mucho de lo que piensas y escribes nos pasa en estas fechas. Me gusta especialmente tu última frase, como llegan las bolas de Navidad a adornar nuestras casas llegas tú a "guiñarnos un ojo". Un abrazo.

Luna Azul dijo...

"Ella" ya está aquí a pesar de todo, para los que nos gusta y para los que no. Olvidemos todo lo que malo que tienen estos días y disfrutemos.
Muxu bat y las felicitaciones os las dejaré en mi blog.

Cecy dijo...

Amiga Orillera, si bien has leido lo que me pasa con estas fiestas, tambien es cierto que me da un poco de nostalgias, estoy en un momento que no se si me gustan o no, pero si me gusta estar con mis amores y sabes cuales, fundamentalmente con mi principito y ver su carita de angel cuando aparecen los regalos...

muchos besos

Edurne dijo...

FERNANDO:
Jajajja, lo del arbolito y duplicarse... muy bueno, muy bueno!
Pues venga, que no decaiga ese espíritu navideño!
Muxus!

LIBERTAD:
Sí, sí, yo de bolita, así puedo estar colgada en todos los arbolitos que colguéis! Jejeje!
besitos!

Edurne dijo...

LUNA:
Hoy a la tarde he salido, tenía que ir a mi sesión mensual de acupuntura,y por la Gran Vía, al ver las luces azules, no he podido por menos que acordarme de ti.
Espíritu de Navidad azul! jejeje!
Muxus!

CECY:
Pues disfruta de tus amores, que es lo más importante!
Besitos, amiga!

Ferran dijo...

¿Sabes cómo hemos solucionado en mi familia, este año, el típico problema de conciencia de cada año, por lo del consumismo? Comprometiéndonos a hacernos sólo un regalo por cabeza, y de un valor màximo acordado entre todos. Un libro, un CD, un DVD... algo que el destinatario tenga realmente ganas de tener, y que no cueste mucho dinero.

Otras cosas son las que de verdad importan, como bien dices.

Muxu bat... y feliz vuelta al cole, mañana.

Luna Azul dijo...

jajaja, espero que para bien.......
Muxu bat

Landahlauts dijo...

Cuídese, Seño!

Que queda el último estirón antes de las vacaciones.

Edurne dijo...

FERRAN:
Pues me parece a mí que les voy a proponer lo mismo a los míos... que la verdad, es una locura, una verdadera locura!

Ya he vuelto, sí, y ma gorge está un poco enfandada avec moi, normal! Jejejeje! Pero no le queda otra que aguantarse!

Una abraçada!

LUNA AZUL:
Of course, my darling!
Muxus!

LANDA:
Procuro, procuro, y a ver, a ver si llega el lunes que viene para soltar un irrintzi! Aiaiaiaiaiaiaiaiiiiiiaiiiiiiiaaaiiiiaiaiaiaiaiiiiiiaaaaaiiiii....iiiiiaiiiiaii!
Ahí queda eso! Jejejeje!

lupita se va de viaje dijo...

a mí esto de las dulces y blancas navidades como que me dejan más bien indiferent, y sí las veo aceeerrrrccccaaarrrrrrrrrrse peligrosamente, las miro de reojillo, pero ellas puf!!!! avanzan inalterables, gloriosas y triunfantes.

Edurne dijo...

Ayer ya empezamos nosotros a acercarnos eh, gemelilla!
Muxutxus y recupérate!

sinver dijo...

Pues a mi las navidades me encantan, y más este año que tengo mega-vacaciones navideñas. Me gusttan, aunque paso de las tradiciones cristianas, me niego a regalar en reyes y los belenes ni en pintura; muy a pesar de mi niña. También estoy bastante harto de las jamadas, y más en el caso de mi familia, que por aquello de la cantidad y la concentración de cumples pos-vacacionanles, parece que uno lleva de navidad culinaria desde septiembre¿Por qué me gustan entonces? Pues no lo se , pero me gustan. Creo que todos estamos de mejor rollo. O casi todos,que algunos ni con navidades.

Edurne dijo...

SINVER:
Jajajajaja, eso es que dejas salir al niño que llevas dentro!
A no dejarlo que se esconda!
Abrazotes!

superior dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.