miércoles, 11 de noviembre de 2009

VIDAS PARALELAS (V)



Esto no hay quien lo entienda. No sé por qué ha pasado. ¿Tengo yo la culpa por preguntar…? No lo sé. ¿Es posible que una simple pregunta pueda desencadenar todo este desconcierto? Muchas veces es mejor estar callado, dejar que las cosas sigan como están, aunque por dentro estés muriéndote. Eso diría mi madre, mi madre y todas las mujeres de su generación, y hasta alguna que otra de la mía ¡eso es lo triste!

¿Y qué hago ahora, por dónde tiro? La verdad es que me he quedado como bloqueada, sólo tengo ganas de llorar, de salir corriendo de aquí, de esta casa, de esta vida…
No quiero ni mirarme al espejo. No quiero encontrarme con esa cara triste, con esa desconocida que también me pregunta “y ahora, ¿qué?”.

A veces, por la noche, en la cama, junto a este hombre al que conozco mejor que se conoce él mismo, le he hablado en silencio, sin que me oyera… y él me ha respondido con sus ronquidos, ignorante de mi sufrimiento, de mis dudas, de mis miedos.

A veces, sólo a veces, muy pocas, he pensado en dejarlo todo, en marcharme; pero al final siempre me ha invadido el cariño, también la incertidumbre, mis hijos…
Y entonces he hecho borrón y cuenta nueva, he vuelto a arrancar desde cero, como si nada me abrumara.

Y le quiero, le quiero. Lo sé, lo sabe, lo sabemos, pero hay algo ahí dentro que me está mordiendo. No sé cómo expresarlo, y está visto que el mero hecho de intentarlo está carcomiendo nuestros cimientos.

No, no quiero irme, no quiero dejarle, pero necesito reinventarnos. Si me entendiera, si se abriera a mi corazón, si no se asustara, porque sé que está tan asustado, tan acorralado que no sabe por dónde salir…

Tengo que pensar, pero ahora no puedo, ni si quiera puedo volver a hablar con él, casi no puedo ni mirarle a la cara. ¿Por qué será todo tan complicado? Con lo fácil que sería si…

Boceto: Antonio Texto: Edurne

17 comentarios:

Cecy dijo...

Con lo facil que sería hablar destendido, pudiendo decir lo que a una le pasa y que el otro tambien aunque a veces no estemos de acuerdo, pero que liberador seria, verdad?

Me gusta esta historia.

Besos, mi querida Orillera.

Landahlauts dijo...

Las personas, a veces, estamos tan cerca y tan lejos...

Y los años nos van acumulando peso en los pies, y cada vez es más difícil huir.

Muxus, Edurne.

Emilio dijo...

Es lo que tiene la convivencia de dos vidas... eso, paralelas.

Saludos.

DIAVOLO dijo...

No sé si has escrito un texto o me has hecho una radiografía. Te entiendo a la perfección... y no tengo la respuesta que buscas. Pero me gusta que aguantes, creo que aciertas.

Besos.

Una ET en Euskadi dijo...

¡Gora las vidas paralelas! ya las estaba extrañando.
Me parece que esta pareja tiene demasiadas dudas y ningún poder de decisión, de tomar el toro por las astas.
A ver si dejan de preocuparse y empiezan a ocuparse

Fernando dijo...

Menudo lío se traen estas entretenidas vidas paralelas, espero que aún contodo no pase nada, porque así suele ser. El amor siempre va acompañado de tensiones, sino sería aburrido.


Un abrazo.

Miguel Baquero dijo...

Con lo facil que sería si pudiéramos volver el tiempo hacia detrás

Víctor Hugo dijo...

el amor se va construyendo y reconstruyendo en el camino que recorren ambos... y para ayudarnos existen las palabras.. las conversaciones....
Hay veces que el otro no entiende nada pero hay que buscar la forma de seguir alimentando el amor

saludos desde Chile

VH

Ainhoa dijo...

Cuánta gente en la misma situación simplemente cierra los ojos para no enfrentarse al problema. Seguir con la rutina, aunque uno se encuentre mal. Sólo porque sí, porque uno no puede plantearse un cambio.
Por cierto Edurne, perdona que no pase por tu orilla más a menudo pero no sé porqué tu blog tarda siglos en cargarse en mi ordenador, así que solo puedo pasar a hacerte visitas largas y quedarme a tomar un cafecito ya de paso. Parkatu.

Betty dijo...

linda historia y linda encrucijada!!!
y cuanta gente que esta con este dilema, luchando con el, temerosa a tomar una determinacion, sintiendo miedo...en fin
besos Edurne, siempre muy lindo lo que escribes

Edurne dijo...

CECY:
Pues eso mismo pienso yo: diálogo, pero diálogo contínuo!

Besitos, guapa!

LANDA:
Ayyy, eso de la proximidad y la lejanía en un mismo plano... cuán cierto es, caballero, cuán cierto!

Muxuak!

EMILO:
Muchas vidas corren paralelas, pero sin "tocarse"... y así toda una vida, siendo unos perfectos desconocidos!

Saludos!

Edurne dijo...

DIAVOLO:
Pues es un texto, simplemente eso, no está basado en ninguna experiencia personal... aunque está claro que exirtir situaciones como ésta... existen!

Y qué me dice, se ha visto usted "radiografiado"??? Ayyyy, habrá que poner solución, no?

Besos!

BIBI:
Qué razón tenés, neska! Hay que ocuparse y no preocuparse, porque así se nos va la energía y las ideas, todo!

Espero que las cosas se vayan arreglando! Y qué tal por Ukebiztan (o como quiera que se ecriba)? Jejejeje!

Muxus eta gora bihotzak!

FERNANDO:
Yo también espero que al final no llegue la sangre al río, pero, sinceramente, nunca sé lo que va a pasar... me entero casi a la vez que vosotros!
Ay, l'amour!

Muxus!

Edurne dijo...

MIGUEL:
Como la canción de Karina... "Volver la vista atrás es bueno a veces..."
Pero como no puede ser, no hay otra que seguir caminando, avanzando en la vida, con lo que sea y apechugar con ello!

Un abrazo!

VÍCTOR HUGO:
Hay que ser muy buenos arquitectos para construir un edificio sólido, a prueba de terremotos y tsunamis... ya lo creo! Pero como el arquitecto perfecto no existe, habrá que esmerarse en la albañilería de cada día!

Un besote y bienvenido de nuevo a la orilla!

AINHOA:
Pues agradezco que te quedes durante un rato largo y a tomar café.
Cualquiera sabe porqué tarda tanto en cargar el blog! En fin, paciencia, como con casi todo en esta vida!

Muy buena tu reflexión, y es que debemos ser más valientes y lanzarnos, perderle el miedo a la rutina...

Muxutxuak!

BETTY:
Veamos por dónde salen estos dos, con qué nos van a sorprender...

Mucha sgracias por pasar, Betty y por comnentar!

Un besito enorme cruzando el charco!

miralunas dijo...

es que la rutina sube desde los pies, querida edurne.
y cuando la "vemos" ya se ha ahogado el amor.

yo hago un poquito de fuerza por ella; si pudiera hablarle al oído le haría memorar cuando se deseaban y la charla venia solita y las caricias y el dormirse juntos.

yo no quiero que aguante, yo quiero que sea feliz.
y tomo parte por ella, porque es que la que se ha preguntado: y ahora qué?
es la que está despierta!

besos

Edurne dijo...

MIRALUNAS:
Por eso se nos ha rebelado la Merchitas, porque ella quiere ser feliz!
Así que... a ver, que siga peleándose la existencia!

Besitos!

Gala dijo...

Nunca se sabe si el problema es la falta de comunicación o la despreocupación por los problemas del otro.
Muchas veces hay una de las partes que se acomoda, que se sabe querido y pierde los miedos.
El amor pesa demasiado y pone frenos a unos pies que quisieran salir corriendo.
Me ha gustado mucho este relato.

Un besito

Edurne dijo...

GALA:
Ene ste caso tal vez sea el acomodo a la vida, el saberse querido y no dudarlo...
Pero claro, la convivencia tiene muchas esquinas, muchos recovecos, claros y oscuros...

Un besito!