jueves, 5 de noviembre de 2009

A VUELTAS CON LOS LIBROS


Hace tiempo que no hablo de libros, lo que no quiere decir que me haya mantenido al margen de ellos. En los últimos tiempos me he vuelto un poco “zen” en esto de la lectura, vamos, que me ha dado por leer literatura japonesa, y he aquí la razón de esta breve reseña de hoy.

Como ustedes bien saben, sobre gustos no hay nada escrito, y claro, todo es muy particular. Con el cine ocurre lo mismo. Tal vez nos hayan hablado maravillosamente de una película, tal vez hayamos decidido ir a verla, y... ¡oh, cielos, qué pestiño! Pues con los libros, los autores, más de lo mismo.

YASUNARI KAWABATA. El primer autor japonés en conseguir el preciado Nobel de Literatura allá por el año 1968 (cuarenta y un años han pasado ya), y al que tenía el gusto de conocer a través de la lectura de “Mil grullas”, una encantadora historia que nos introduce en uno de los rituales más conocidos de Japón: “La ceremonia del Té”. No sé si hacer un despliegue de nombres y circunstancias (Chikako, Kikuji, Ota, una muchacha con un pañuelo de mil grullas volando… La ceremonia del té, un padre muerto, antiguas amantes, un hijo curioso. Odios, preguntas, rencores, amores, sensualidad a raudales…). ¡La hice!
No se la pierdan, merece la pena.
“Lo bello y lo triste” fue la última novela que escribió Kawabata. Dos años después de recibir el Nobel, se suicidó a los setenta y dos años y sin dar explicación alguna.
“Lo bello y lo triste” es una bellísima y a la vez tristísima novela, nunca un título estuvo mejor pensado, donde, como en casi toda la literatura de Kawabata, las descripciones son magistrales, tanto las geográficas (un verdadero placer), como las de los personajes. Kawabata era un maestro, no hay duda. Oki Toshio, Otoko, Keiko… un escritor de mediana edad que decide buscar al amor de su vida, una pintora que fue su amante siendo ésta una adolescente, y que perdió la hija que había tenido con él… La separación, los años transcurridos. Una discípula con un extraño carácter que desea vengar a su maestra. Un final trágico…
Y también mi recomendación: hay que leerla.
“Primera nieve en el monte Fuji”. Libro de relatos que lleva el sello de la casa. Lectura amena, para leer en cualquier momento. Altamente recomendable pues a veces, el lector creer encontrar en estas pequeñas historias, un toque didáctico y reflexivo.

HARUKI MURAKAMI. Este autor se ha convertido en un fenómeno de masas, y sus libros en “Best Sellers”, aunque poco importa que haya sido así.
“Tokio Blues”. Lo esencial de este libro es lo que podemos aprender de la propia reflexión del autor, a través de sus personajes (jóvenes, casi adolescentes), de lo que es la vida, lo que significa vivir, sufrir, sobrevivir… Los protagonistas nos llevan por las páginas del libro de pérdida en pérdida. Pérdidas físicas, de inocencia, de esperanzas… Y pese a todo, los que logran llegar al final, son más "viejos", más sabios. Son unos supervivientes de ellos mismos, de los monstruos que habitan en su interior.
Reconozco que me daba mucha pereza empezar con Murakami. Tenía el libro desde hacía tiempo y no terminaba de “hincarle el diente”, pero una vez que lo hice… ¡una maravilla! Se lo debo a Roberto, así que tal vez me lance y siga con “Kafka en la orilla”.
Si se animan, ya saben, ¡Murakami engancha!

HIROMI KAWAKAMI. Y por último una mujer, también contemporánea, y tan sólo un año mayor que yo. Profesora de Biología, hasta que decidió hacer una afortunada incursión en el mundo de las letras, allá por el año 1994.
“El cielo es azul, la tierra blanca. Una historia de amor, parece ser que ha sido llevada al cine, lo desconocía. De esta novela no puedo hablar mucho pues la tengo entre manos en estos momentos, estoy por la página 22, así que mañana será mi lectura y acompañamiento en las cuatro horas y media de viaje que me esperan hasta Madrid.
Por lo que he podido atisbar, tiene un toque especial, y no miento si les digo que hasta me ha recordado, muy fugazmente, acaso por la presentación de los dos protagonistas, a la película de Isabel Coixet “El mapa de los sonidos de Tokio” (que por cierto, no me gustó nada). Tranquilos, que este libro tiene muy buenas vibraciones, también me lo recomendó Roberto, pero yo ya lo había comprado un domingo por la mañana en esos paseos soleados por la Cuesta Moyano en Madrid…
Y creo que también me va a gustar.

Ya ven, parece que no tenía gran cosa que contar, que la reseña iba a ser breve, pero me desmeleno frente al teclado, sabrán disculparme.

Si les ha servido de algo esta humilde opinión de una orillera devora-libros… yo, ¡encantada! Ya saben, pongan rumbo al País del Sol Naciente con la imaginación, y… ¡a disfrutar de la lectura!

Foto: Edurne

23 comentarios:

Emilio dijo...

De los que has nombrado leí hace tiempo "Mil grullas" y "Tokio blues"; ambos me gustaron bastante.

Saludos.

Edurne dijo...

EMILIO:
Ando leyendo tus sonetos... hoy ya he entrado creo que tres veces.
Cuando los termine (que me están encantando), te cuento!

Pues si "Mil grullas" y "Tokio blues" te gustaron... los otros, seguro que también te gustarían.

Un abrazo!

Cecy dijo...

Como yo soy una alumna tuya, aplicada, tomo nota. Espero algun momento poder con todas tus recomendaciones.

Besitos mi querida Orillera.

DIAVOLO dijo...

¡Vaya! Todo escritores con nombre de moto, jejeje...

Anotaremos las recomendaciones para cuando haya algo de tiempo, pero siempre está bien dejarse aconsejar...

Besos... y gracias.

Landahlauts dijo...

A mi también me "cuesta arrancar" con Murakami.

Me encantó ese libro.

Muxus!

Edurne dijo...

CECY:
Pues tome bien los apuntes, señorita... que cualquier día le pregunto! Jejejeje!

Besitos, guapa!

DIAVOLO:
Es verdad, parace una exposición de motos japonesas! Y la verdad que casi suenan igual.

Pues nada, en cuanto saques un tiempo, prueba con alguno de ellos.

Un beso.

LANDA:
Vaya, menos mal, no soy la única a la que le cuesta el arranque Murakami! Pero luego, eh...?

Muxus!

jordim dijo...

Tokio Blues me flipó. así sin más, y eso que esperaba algo más bien decepcionante..

Betty dijo...

no he leído a ninguno, pero si tú los recomiendas, habrá que conseguirlos, besos amiga!!!!!
siempre ando por aqui aunque no te comente

Almu dijo...

Edurne, a mi me sucedio algo parecido, pero no con la literatura, mas bien con el cine...

Aun asi tomo nota de lo que comentas en tu post...

Encantada de leerte, como siempre.

Mil besos,
Lola

MiLaGroS dijo...

Gracias Edurne por indicarnos libros interesantes. Yo es que últimamente no tengo tiempo de leer pero tengo que retomar la lectura como sea. Un beso

Dovhdovh dijo...

Gracias por las recomendaciones. Las tomaré en cuenta.

Saludos

Luna Azul dijo...

Hola seño, tomo nota de sus recomendaciones.
Ya voy saliendo del agujero donde he estado escondida y poco a poco voy pasando por vuestros blogs para ponerme al día. Lo de escrbir en el mío todavía no tengo ganas, muchas son las cosas que quisiera poner pero me faltan las ganas, mira que creo que hablando de virus quizás me ha entrado alguno en el alma????
En fin orillera que me he dedicado a pasear por el botxo estos días tan preciosos de otoño y a refugiarme en casa cuando hacía malo aprovechando para las limpiezas y a la música y la lectura que las tenía un poco de lado.
Muxu bat!!!!

Edurne dijo...

Acabo de llegar de Madrid, y madre mía... qué temporal tenemos por el norte!
En el Foro ha hecho mucho viento y fresco también, pero los días soleados y bastante despejados.

Mi viaje de ida lo hice con una bombillita azul que no me dejaba leer bien, terminé medio cegata.
El de vuelta, a pesar de ser en el Supra... cataplaf! sin bombillita! Casualidades de la vida: la mía era la única que no se encendía!
Así que mi lectura de "El cielo es azul. La tierra blanca. Una historia de amor", se ha quedado a la mitad. Tenía que haberlo terminado y el asunto se ha torcido. No vean ustedes la rabia rabiosa que he traído todo el viaje!
En fin!

Edurne dijo...

JORDIM:
al palabra es precisamente "flipante"!

Saluditos!

BETTY:
Yo también me voy de aquelarre más amenudo de lo que parece.

Unos besitos orilleros!

ALMU/LOLA:
Antes que nada... felicidades para mañana lunes, que es la Almudena!

Lo de los libros y el cine,a veces es algo que va parejo...

Un abrazote (te he leído pero todavía no he tenido tiempo de comentar... pasaré mañana)!

Edurne dijo...

MILAGROS:
Con la lectura ocurre que a veces no paramos de leer y otras, no podemos empezar a leer...!

Un abrazote, guapa!

DOVHDOVH:
Pues si te animas con alguno, ya me contarás qué tal...

Un abrazo!

LUNA AZUL:
Te entiendo, perfectamente además.
Ánimo, y si el alma anda un poco rarilla, ya sabes, vacía y formatea! Jajajaja!
Aunque, ya se sabe, el otoño es más puñetero de lo que parece.

Un abrazote. Muxutxuak!

Maria Coca dijo...

Muy interesante tu post desde tu orilla más lectora, Edurne. Qué bien! Leí a Murakami hace tiempo pero al resto no y ya tengo ganas.

Agradezco tu visita a mi blog. Espero que, ahora que hemos ensanchado el mar desde nuestras orillas, compartamos muchos cuadernos de viaje.

Un abrazo.

Edurne dijo...

MARÍA:
Agradecida yo también por tu chapoteo. Y también confío en que las orillas se unan en fructífero intercambio!

Leer es un placer, así que cualquier sugerencia siempre es bienvenida, y luego, comentada... De ahí que a veces me dé por estas reseñas literarias.

Un beso!

Fernando dijo...

Muy buenas. orillera, sobre los libros he de decir que ya leí a Murakami y me gustó; kawabata lo tengo que leer y por lo que dices seguró que estará bien.

Un abrazo y ya nos veremos.

Edurne dijo...

FERNANDO:
A Kawabata lo leerás para marzo a así, no? Y mañana nos veremos con tu Bioy Casares que... en fin! ;)

Muxus!

Una ET en Euskadi dijo...

HOLA EDURNEEE TANTO TIEMPO:
Cómo dije por ahí: no estaba muerta, estaba de parranda judicial.
Y con respecto a los libros, me parece que esta vez no vamos a coincidir: la literatura y cine oriental suelen parecerme un ... pestiño (¿?) (digo "suelen" Eh? que no quiero hacer generalizaciones injustas)
Besines y muxus

Edurne dijo...

BIBI:
Me alegra saberte viva! Jajajaja! (aunque la cosa no sea de risa).
Te diré que tres veces, tres he intentado comentarte y tres veces, tres... no he podido ( o mi ordenador que tampoco está muy católico que digamos o...)
Bueno, como sea, que eso, alegría de saberte bien!
Y a ver si se van solucionando los problemas, paciencia hermana, paciencia!

Y mira, yo también era de lo más reticente a esto de los japoneses, pero de momento, me ha resultado, ya no sé si más adelante...

Muxus eta ánimo!

Fermín Gámez dijo...

Confieso que leo poco de literatura japonesa, sobre todo si es prosa. Me tira mucho más la poesía japonesa, en todos los sentidos. Así que tus recomendaciones tienen todavía más valor para mí.

Un saludo.

Edurne dijo...

FERMÍN:
A mí me pasa un poco lo mismo que a ti, pero bueno, se ve, que bien escogida la lectura, es un poco como el comer o el rascar.... que todo es empezar! Jejejeje!

Un saludo!