sábado, 12 de febrero de 2011

DIARIO DE UNA MUJER (V)



Domingo 31 de octubre de 2010

21:34
Sí, ya sé, hace demasiados días que no me pongo en la tarea de hablarme. Lo sé, pero es que yo creo que no estoy bien. Lo intuyo. Y también me da la sensación de que he abierto una caja de Pandora, que estoy dejando que demasiadas cosas salgan a la superficie. No sé…

Durante estos días he estado hablando con muchas personas, y he de confesar que me he llevado más de una sorpresa. Sorpresas que me han dejado muy pensativa, algunas porque me han sorprendido gratamente y otras porque me han hecho mirar hacia adentro y hacia atrás. Yo sé lo que me digo.
Hablé con Mamen, hablé con mi hermana Nieves, hablé con mi prima Marian, con mi tía Pura, y también hablé con Alfredo. No es que se me hayan solucionado los problemas ya digo, pero sí que estas charlas me han hecho cambiar algunas percepciones.

Mamen me llamó la semana pasada. Quedamos una tarde, la única que ella está más o menos libre. Primero nos fuimos de compras, que sí, que al final compramos. Y después nos sentamos frente a un café y un bollo, nos miramos a los ojos y hala… Mamen empezó con uno de sus famosos interrogatorios. Cuando te mira así, sabes que no hay escapatoria, que tienes que hablar y pobre de ti si no sueltas la verdad, sólo la verdad y nada más que la verdad. Siempre ha sido así, desde que era una niña ha tenido ese poder sobre las personas. Pero lo curioso es que la suya no es una mirada intimidatoria, más bien al contrario, es una mirada acogedora, y sabes que puedes contarle lo que sea, que ella te va a comprender y a ayudar.
Hablé, ya lo creo que hablé, y lloré y moqueé y también me reí, cómo no reírse con las salidas de Mamen, siempre listas para apaciguar los momentos más tensos. Esta mujer es genial, no, ¡si en el fondo soy una suertuda, y va a ser que me quejo de vicio!
Ahora no voy a contarme toda la conversación con Mamen, porque ya me la sé, pero sí me voy a extender, porque tal vez así la entienda mejor, en la conversación que tuve con mi hermana Nieves.

A Nieves la llamé yo. En un principio fue una conversación trivial, la telefónica, sin implicación alguna, pero según hablábamos, me armé de valor y le dije que quería, que necesitaba, hablar con ella. Se sorprendió pero no puso ninguna pega, es más, estaba dispuesta a quedar al día siguiente cuando ella saliera del trabajo…
Mi hermana Nieves es casi dos años mayor que yo, nada, un breve espacio de tiempo que nos mantiene dentro de una misma generación, y sin embargo siempre me he sentido más unida a Blanca, a la que llevo seis años, que a ella. Ahora lo lamento infinitamente. Por mí y por Nieves, que ha tenido que sentirse muy sola. Ahora lo sé. Ahora entiendo que tuviera que recurrir a un cuaderno, entre otras cosas por eso precisamente, porque en casa tenía una hermana que no se tomaba la molestia de escucharla ni media hora. He sido una egoísta, está claro. Y me temo que soy culpable de muchas más cosas. En mi descargo tengo que alegar que era completamente ajena a las consecuencias que mis actitudes producían en los demás.

Yo era una niña feliz, una adolescente feliz, una joven feliz, una mujer adulta feliz… y ahora, la vida me viene a presentar la factura. He vivido demasiado tiempo pidiendo crédito y llegó el momento de pagar los intereses. Así lo veo.

Nieves, mi hermana (tengo que escribirlo y leerlo para que se me meta bien en la cabeza y en el corazón: Nieves, mi hermana, Nieves, mi hermana…) siempre fue la más callada y tímida de las tres. Era la niña seria, la que parecía más mayor, la estudiosa, la constante, la niña modelo. Recuerdo que me fastidiaba, y por eso, cuando descubrí que escribía cuadernos, mi reacción no fue la más adecuada, está claro: me reí de ella, y encima la llamé cursi y repipi, le dije que los leería y se lo contaría a todo el mundo. De verdad, mirándolo fríamente, yo era un poco puñetera, ¿no? Pero es que nunca he “visto” esta parte de mi vida así, la parte en la que implico a mi hermana, o ella me implica a mí en su vida…

Nieves es bióloga, y un cerebrito además. Se la veía venir, siempre estudia que te estudia, siempre sacando sobresalientes y hasta matrículas de honor. Trabajaba, estudiaba, vamos, ¡un mirlo! Sacó una oposición y entró en la Universidad a dar clases, ahora es jefa del Departamento de Biología Celular. ¡Ahí es nada! Pues esa es mi hermana, sí señor, y parece que acabara de descubrirla.
Está casada, pero se casó muy tarde, a los cuarenta y cuatro años, con Iñaki, un encanto de hombre, la verdad. Un colega suyo, claro, mi hermana tenía que encontrar al hombre de su vida cerca, nunca ha tenido tiempo para nada más, así que se ve que estaba esperando muy cerquita de ella, en la Uni. Iñaki es muy distinto a mi hermana, es alegre y socarrón, muy abierto, un bromista de tomo y lomo. Además tiene una pinta así como de profesor chifladus que le hace más entrañable aún. Pero ahora, después de hablar con Nieves, creo que Iñaki y ella se complementan totalmente. No tienen hijos, ya les pilló mayores lo de contribuir a la repoblación del planeta. Creo que voy a tener que hablar también con él. Necesito hablar con mi cuñado, y darle las gracias por haber llenado un poquito ese hueco que le dejamos al descubierto tanto Blanca como yo.

Mañana sigo, que ahora estoy cansada, se me ha echado encima la hora de la cena. Tengo hambre y empiezo a oír un concierto de solo para tripa hambrienta en Fa mayor que…
Hasta mañana, cuaderno, lo prometo, mañana vuelvo.

Puri

Foto: Edurne (parte de mis cuadernos) Texto: Edurne
Aclaración: Creo que no tendría que ser necesario puesto que ya lo he aclarado las otras veces, pero, me parece que todavía hay quien se piensa que estos diarios son los míos, que este personaje, Puri, soy yo...
NO.
Puri es producto de mi imaginación y en ella reflejo parte de lo que somos las mujeres, de las cosas que nos pasan, de lo que sentimos... En ella estoy presente yo, sí, pero también están todas las mujeres que conozco y que no conozco. Seguro que muchas de vosotras, mujeres que me leéis, os sentiréis identificadas en algo. Pero que quede claro que lo que le pasa a Puri, no es lo que me pasa a mí. Aunque me chifle el Colacao y también escriba en cuadernos... ;)
Lo digo por si acaso...

20 comentarios:

Francisco Espada dijo...

El diario, Puri-Edurne, es una especie de confesionario laico, donde lo que se cuenta sale de los adentros y descubren el alma de quien habla. Es un riesgo, pero también una catarsis y una terapia.
¡Llega sólo a donde te interese, pero no dejes de publicar!

Cecy dijo...

Me encanta el diario de Puri.
Además como te dije al principio, nunca tuve un diario. Es una manera de tenerlo con Puri.

Besos Orillera linda!


Pd: entre nosotras, me gusta el marido de la hermana de Puri. ;) jajaja

Ojosnegros dijo...

Me gusta el diario, es una persona normal y ya es mucho...
Besos y feliz domingo Edurne.

Laura Caro dijo...

También pude ponerme al día hoy con el diario de Puri.
Suele ocurrir que los opuestos se atraen, se enamoran y se emparejan.
Lo difícil después es convivir siendo tan distintos.
Un abrazo, compi.

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ dijo...

anta el Diario de Puri, en un tiempo esboce un diario pero no lo segui ...


Te dejo mi cariño.
*¸.•´¸*.•*´¨) *¸.•*¨) ¸*.•´*¸.•*´¨)*
*(¸*.•´ (¸.*•` * ¸.•´*¸.•*´*¨) ¸*.•*¨)
♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥

TORO SALVAJE dijo...

Poco a poco nos vas mostrando el planeta de Puri.
Me encanta este diario Edurne.

Besos.

Edurne dijo...

FRANCISCO:
Escribir siempre produce un efecto de catarsis, y también es terapeútico.
Yo creo que a Puri le está ayudando el hecho de escribir. Y a mí, como la que maneja los hilos por detrás, pues también, porque me sirve de disculpa para poner en la mesa muchas cosas que nos pasan a las mujeres.

Un abrazo, amigo!
;)

CECY:
Pues nada, a seguir con Puri!
;)

Besitos.
Aaaahhh, pillina, así que te gusta Iñaki, eh? ya ya, ya veremos si se manifiesta más...

OJSONEGROS:
Sí, es una persona normal, y eso, en los tiempos que corren, creo que ya es mucho!

Feliz domingo para ti también!
besos.
;)

Edurne dijo...

LAURA:
Suele ocurrir sí, y a veces, hasta hay suerte y se aprende amanejar la barca para que la mar no se enarbole demasiado...

Besitos y feliz domingo.

Psssss, tengo una montaña de exámenes para corregir, los miro y me entran unos temblores... vaya domingo que me espera, socorroooo!

;)

MARY:
Pues esta Puri,me da a mí que se va a aficionar a lo del diario.

Ya veremos, ya...!

Besitos.
;)

TORO:
Es un planeta bastante poblado. Lo intuyo, vamos, que según me lo va contando ella, yo lo transcribo, o sea, que me voy enterando a la par que vosotros.

Hala, pues le diremos que se ponga a la tarea!

Petons!
;)

Javier dijo...

Que profunda se nos puso Mari Puri en esta ocasión.
A quién no le gusta tener una amiga como Mamen?
Y sí, en ocasiones nos olvidamos un poco de algún hermano/a.

Saludos.

P.D.: A mí también me gusta Modigliani.

A veces Eau, a veces Euria, siempre Idoia dijo...

Qué maravilla Edurne. Yo no tengo hermanas, tengo cuatro hermanos y soy Bióloga como ella, lista dicen que también, no me parece a mí eh!, puñetera como Puri también, y también miro de una forma que todo el mundo me cuenta sus cosas. Un poco mal, me siento a veces. Otras, la mayoría, un poco bien. Y todo lo reparto entre tres mujeres (Euria, Eau, Idoia). Con tu relato lo he comprendido todo. Entre tanta mujer me gusta leer a Edurne fíjate tú. Yo te miro con esos ojos...los que comprenden.
Besos

Gitana ♥ dijo...

Tu amiga Mamen es un tesoro !
Cuídalo ! :)
Un beso para dos :)

Edurne dijo...

JAVIER:
Es que se está descubriendo a ella misma, segurísimo...

Amedeo Modigliani, me encanta!

Un saludo!
;)

IDOIA:
Ves? Ya empezamos a sentirnos identificadas...

Un secreto: Ayer, según escribía no tenía ni idea de qué profesión encajarle a la hermana de Puri. Volvía de leerte otra vez (sin haberte comentado "entavía") y sin darme cuenta, zas, la hice bióloga! Nieves es bióloga porque tú lo eres. Qué te parece?
;)

Yo también soy una hermanita de la Caridad, siempre, siempre me ha tocado poner el hombro... c'est la vie!

Muxus!
:-)

GITANA:
La verdad es que sí, que Puri tiene mucha suerte con su amiga Mamen, y si le dura tanto, es porque sabe que es un tesoro y lo está cuidando, más bien se cuidan la una a la otra...

Besitos gitanogatunos, marramiauuuu!
;)

Antorelo dijo...

Mari Puri, me gusta tu diario y veo que a ti te ocurren las mismas cosas que le pasan al resto de las personas. Esto lo acerca al lector.
Un abrazo

Fernando dijo...

Bueno. al parecer Puri tiene ganas de hablar con alguien... ¿es ue etá sola?

No sé, ya me contarás. De todas formas ya hablaremos.


Muxus.

Miguel Baquero dijo...

Está bien la aclaración, porque está contado con tanta naturalidad y sotura que podría llegar a confundirse personaje y escritora

Edurne dijo...

ANTORELO:
Es qu ePuri es como nosotros, aunque esté hecha de éter...

Gracias!
;)
Besos!

FERNANDO:
Ya ves que Puri de sola, nada, pero.... necesita hacer esa catarsis que de vez en cuando todos necesitamos.

Muxus!

MIGUEL:
Natural y suelta, como la vida misma.
Sí, yo también creo que es muy directa, y mira, me gusta, aunque haya quien se piense que soy yo la Puri de los diarios!
;)

Un abrazote!

Ainhoa dijo...

Kaixo Edurne. Aunque muy de vez en cuando, sigo pasando por la orilla. Un placer, sobre todo si de vez en cuando me llevas de paseo por mi Botxo.
Por cierto, los diarios de Puri me han enganchado, así que a seguir, eh?
Muxu haundi bat!!!

Una ET en Euskadi dijo...

Sí, eso, hacía demasiado tiempo que no sabíamos nada de la Puri (que no sos vos, está claro) ¡Qué bien marcada la diferencia entre una mirada intimidatoria y una acogedora. sí que es una suerte tener una mamen cerca, y una Nieves también.
Aunque te diré que esta puri esta abriendo mi propia caja de pandora y no sé si me gusta mucho la idea. Es lo que tiene leer historias de mujeres.
¡Aynss!

miralunas dijo...

qué interesante escrito, querida Edurne!
y no. no siempre somos autoreferenciales, claro! aunque yo no te veía ahi; esa es Puri! que vos y tu nombre tienen otra enjundia!

abrazos!

Edurne dijo...

AINHOA:
Aspaldiko, neska!
bai,lasai, neu ere zure etxetik pasatzen naiz zeuen gauzatxoak jakiteko...

Pues como ves, el Botxito sigue en su sitio, nadie se lo ha llevado, aquí te está esperando.

Y en cuanto a Puri, lasai, seguiremos con su vida, sólo que hay que darle tiempo...

Muxutxuak!
;)

BIBI:
Es que las historias de mujeres, son las historias de nosotras mismas, y en uno u otro lado, es inevitable el que nos veamos reflejadas...

Muxus!
;)

MIRALUNAS:
Puri somos todas a la vez, está claro, unas veces más que otras, pero, nosotras!

Muxutxuak!
;)