domingo, 11 de marzo de 2012

MaC PATHO




Dicen que las cosas de la vida nos resbalan, que como llevamos la piel de pato puesta… pero no es cierto, no se lo vayan a creer.

Mi vida, sin ir más lejos, a pesar de las apariencias, no tiene nada de tranquila. Porque ustedes me ven así, como si el mundo no fuera conmigo, nadando por mi estanque, y como soy un Ánade Real, pues eso, que cualquiera puede pensar que mi vida es plácida y relajada, sin ningún problema, que todo me lo han dado hecho... No, no, no. Nada más lejos de mi cruda realidad.

¡Si yo les contara!

Bueno, ya veo que se han quedado con la intriga, vale, venga, pues les cuento, pero sólo un poquito, eh, que no quiero que piensen que voy de víctima por el estanque… No obstante, y para que nadie piense que soy un desagradecido, les diré que en este estanque he encontrado cierta paz, y que vislumbro un futuro, no muy cercano todavía, más alegre que el pasado que me precede y el presente que me ocupa.
Disculpen ustedes, pero he de hacer una pequeña inmersión, creo que he vislumbrado algo que llevarme al pico…

Ya, ya estoy aquí de nuevo, muchas gracias por la espera.

Verán, yo no soy oriundo de estas tierras, y si me guardan el secreto, les diré que soy un “sin papeles”, vamos, que soy un pato ilegal. Observen también que me autodenomino “pato” y no “Ánade”, como debiera. Este hecho corresponde a una estrategia de mimetismo que me he autoimpuesto, para pasar desapercibido, ya saben... cuanto menos sobresalgas, mejor para ti, nadie te preguntará, nadie sospechará… y en eso también ayuda mi aspecto, que, aunque mi sangre no sea la misma que la de todos estos patos que nadan a mi alrededor, ajenos a mi verdadera naturaleza, pues que no soy como ellos. Y prefiero dejarlos en la ignorancia más total acerca de mi verdadero origen.

El caso es que me encuentro completamente solo. Solo entre una multitud chillona de patos y patas parpantes, tiene guasa la cosa, ¿verdad? Pero no me entienden, está claro que parpamos diferente. Además yo tengo un nombre, me llamo MaC Patho, de los MaC Phato de toda la vida, y vengo de más arriba, de Schottland.

¿Que cómo llegué hasta aquí? Buena pregunta, si tuviera la respuesta… Pero lo que les puedo decir es que sí recuerdo mis primeros meses, los tengo tan grabados en mi cerebro que a veces creo que todo es producto de mi imaginación, pero claro, no puede ser, yo lo noto por dentro, noto que soy un pato diferente, especial.

Recuerdo el lago del castillo donde nací. Recuerdo a mi familia, tan distinguida, con su faldita, porque, nosotros éramos patos con falda, y mi padre tocaba la gaita… ya les digo, somos de una especie nada común, aunque pertenezcamos a esta raza de Ánades Reales. En realidad, yo soy un Anas Platyrhychus. Aquí, como se habrán dado cuenta, de poco o nada me sirve.

Disculpen de nuevo, las lentejas, son las lentejas… chofffff. Hay que andarse listos para no quedarse sin comer, somos muchos detrás de lo mismo, y la lucha, a veces, es muy dura. En mi tierra no necesitábamos pelearnos por la comida, eso es algo que echo mucho en falta, y también la humedad, y el verde tan profundo de sus bosques…

Bien, bien, no es hora de ponerse melancólicos, sea como fuera, alguien me raptó y me tuvo retenido en cajas inmundas durante mucho tiempo, de la Ceca a la Meca, casi sin comer, sin poder chapotear en un triste estanque... Así pasé mucho tiempo, hasta que conseguí escapar, y después de vagar y vagar, un niño me rescató y me dejó caer por estos lares.


Ahora soy yo mi único valedor, y creo que no lo estoy haciendo nada mal, he desarrollado muchos instintos que nunca pensé tener. Mi padre estaría más que orgulloso de mí, ¡mi padre y mi clan!

Estoy practicando con el habla de estos congéneres míos, que ya me he dado cuenta yo de que parpan así con mucho escándalo, y todos a la vez… bueno, todo es cuestión de acostumbrarse. Además, es que he conocido a una patita muy coqueta, que lleva un par de días rondando por mi zona, y me mira con ojitos tiernos… Por eso comentaba yo que mi futuro parece tener otras expectativas, que, digo yo, con mi facha y mi pedigrí, puedo tener una descendencia de lo más selecta…

Pues ahora, me disculpan ustedes, la llamada de la naturaleza no puede esperar…

Foto y texto: Edurne

18 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

... y tuvieron patitos.
Y fueron muy felices.

Besos.

CAROLINAPC2 dijo...

Como la vida misma, jajajaja... Al final el amor hace que echemos raíces, jejeje

Bss

Francisco Espada dijo...

En este momento casi me identifico con Mac Patho: he regresado de la piscina y me siento derrengado, maltrecho, con necesidades de descansar. Tu historia, Edurne, me devuelve las ganas de levantar el vuelo y darme ánimos. Besos.

Elena dijo...

Una bonita fábula.
Se nota que andas con niños. Y eso es estupendo y enriquecedor.

Un beso Edurne.

Gómez dijo...

Me encanta como personalizas a los animales...Dile a Mac Patho que es lo que tiene que hacer: integrarse o emigrar de nuevo...
Besos

Jabo dijo...

Seguro que los niños disfrutarán con este cuento, más aun si los llevas a un estanque a ver a Mac pato.
Abrazo de pato (cua-cua). Jabo

Ruben dijo...

ya tengo un heroe, con valor para emigrar, con personalidad para integrarse, me gusta, y sin complejos.

Ferran dijo...

Pues mira tú que con la de libros (y blogs, por Dios; y blogs!) que me he leído, es la primera vez que me deleito con las aventuras y desventuras de un pato. Perdón: de un MaC Patho, pocapoca broma!

Muxuxuak, kuakkuak! ;))

Asun dijo...

Hasta a las plumas de MaC Patho ha llegado la primavera que la sangre altera.

A ver si tiene suerte con la patita (que seguro que no fea) y nos ofrecen una bonita historia de amor.

Muxu bat. Kuuuuaaaak, kuuuuaak, kuaaaak.

Bertha dijo...

Precioso!, es como la vida mísma, y ahora si la cosa llega a buen fín que más se puede pedir:)

-PD: cuantas personas se veran reflejadas con la historia de "MaC PATHO"

*_*

Edurne dijo...

TORO:
Ahhh, chí lo sá! Hoy en día lo de los patitos no es lo único y más importante...
Pero que sean felices, sí!

Molts petons!
;)

CAROLINA:
Así suele ser, es verdad!

Besos!
:)

FRANCISCO:
Bueno, pues cuidado no vayas a levantar el vuelo y te vayas demasiado lejos...!

Gracias por tus palabras!

Un besote!
;)

Edurne dijo...

ELENA:
Andar con gente menuda te abre losojos y las percepciones.

Un besote!
;)

BLANCA:
Este MaC Phato, ya sabe lo que le conviene. Creo.

Gracias por tus palabras!

Un beso!
;)

JABO:
Pues no les he leído la historia de MaC Phato, pero mira...

Kuakuakua!
Muxuak!
;)

Edurne dijo...

RUBÉN:
Jajajaja! Super MaC Phato!
No está mal, habrá que seguir sus pasos...

Un abrazote!
;)

FERRAN:
Pues nunca es tarde si la dicha es buena... o no era así?
MaC está a tiempo de conseguir la felicidad, oa la menos la tranquilidad!

Muxutxuak kuakua!
;)

ASUN:
Las historias de amor suelen ser de lo más dispares, y ahí está en juego el verdadero sentimiento.

Seguro que el amigo MaC, triunfará!
Muxuak!
;)

BERTHA:
Pues como la vida misma... puede ocurrir de todo!
Esperemos que todo salga como debe.

Besitos.
;)

Chelo dijo...

Eres genial, no sólo por la imaginación que tienes si no por la forma de contarlo.
Tus niños estaran encantados contigo.
Oye ¿les enseñas a ellos a que se inventen cuentos?
Un abrazo

Miguel Baquero dijo...

Pues fíjate que yo siempre había pensado que la vida de los patos era muy fácil, que de verdad se lo daban todo hecho... ;-)

Muy buen relato, me he reído mucho

Edurne dijo...

CHELO:
Pues te diré, a ellos les hace gracia que les escriba cuentos... luego, por supuesto que tienen que trabajar en base a las directrices que yo les marco, y no veas cómo me lo paso...!

Besotes!
;)

MIGUEL:
MaC Phato en concreto, vive en una esquinita del lago de las barcas del Retiro, si pasas por allí, un domingo de ambiente, seguro que te lo encuentras parpando en castizo, jejejeje!

Un abrazote!
;)

Teyalmendras dijo...

Cuackkkkk!!!!!!
Genial entrada la de tu estranque.

Saludos almendrados ;)

Edurne dijo...

TEYALMENDRAS:
Muchas gracias, cuacua!

Abrazo!
;)