martes, 12 de febrero de 2008

CORRECAMINOS, BEEP, BEEP...

... Que el Coyote te va a comer.
Suele suceder.
Sucede que luego viene el Coyote, y se quiere comer al pobre Correcaminos.
Siempre corriendo, de acá para allá, sube y baja, entra y sal... auuuuu!
Estrés, agobios, prisas, eso es lo que nos espera con esta vida tan ajetreada que nos traemos y nos llevamos.
Me veo, nos veo, sin tiempo para casi nada.
Este Correcaminos me ha recordado a mi hermano Aitor, que siempre anda comiendo como los pavos y sale a toda pastilla para "pescar" el metro y llegar al trabajo a la hora.
Seguro que lo intentamos, que intentamos que el Coyote no nos atrape, y nos destruya con ese montón de artefactos marca Acme...
Pero, ¿cuántos de nosotros lo conseguimos? Escapar... ¡digo!
Beep, beep...
Foto: Antonio

8 comentarios:

silvie de brie dijo...

yo siento la respiración del coyote en mi nuca, titi, necesito robarle al susodicho uno de esos cohetes rojos marca acme para salir disparada y llevar buena ventaja...
por otra parte, querida correcaminas (esto de la igualdad tiene sus desventajos, qué le vamas a hacer...) pues digo, que para tanta prisa y ajetreo, dígame señorita cómo hace para gastarse tanta prolifiquez, que he dejado de venir a esta orilla tres días y tengo potrocientosmil artículos sin leer...ays, para esto también necesito otro coheteeeeeee
abuuuuuuuuuur eta ondoloin

laquecorretrotacaminos dijo...

Querida Silvie:
Debe de ser por el estado volátil en el que me encuentro y que me lleva eso, precisamente volando de un lado a otro, tanto que ya casi me he convertido en correcaminos de verdad! jajajaja!

Pero sí, el señor Coyote nos acucia, nos azuza, atosiga y acosa sin parar... katxis, y una con estos pelos!

Y usted no se preocupe mujer, que bastante tiene con los ferrones, el marido, los infantes, el can, los deberes, la bici, las letras, las salchichas y el carrito de la compra... le parecerá poco!
Si corre usted más que nuestro protagonista!

Desaceleración! Esa es la palabra mágica! Necesitamos desacelerarnos (no económicamente que sino...), pero sí de esta vida apretada, de la tiranía del reloj... auuuuu!

Oiga, yo ahora tengo que dejarla que tengo otros menesteres pendientes, así que a lo dicho: beep beep............ Y no desespere, al de la nuca un soplido fuerte, en plan hipogritohuracanado y hala... hasta luego Lucas!
Muxutxus :-)

l.blondebeepbeep dijo...

pareja entrañable el correcaminos y el coyote. el uno sonriente y el otro con cara de pocos amigos, JA!!, el uno siempre saliendo airoso, aunque sea por los pelos, y el otro siempre saliendo vivo, milagrosamente, a pesar de los precipicios y de las piedras enormes cayéndole encima. Habrá que verlos bien porque cada uno, a su manera, pues como que sigue adelante no?

lacorrecorre dijo...

Ya podían dar los dibus ésos otra vez! Seguro que los veíamos de diferente manera!
Beepbeep....

sinver dijo...

Yo estoy convencido que mi cerebro no llega a los 50. A los 48 seguro que me quedo como una acelga... seguro que mis neuronas se declaran en rebeldía y dicen que hasta aqui hemos llegado. Además ya se sabe que los hombres no somos capaces de hacer dos cosas a la vez, con lo que necesitamos el doble de tiempo... en fin que yo estress beeep beeep no, yo tengo escuatro, escinco, esbeeeeeeeeeepppppppppppppppp... quiero que me toque el euromillon y estresarme contando millones, beepppp, a mi me caía mejor el coyote, me daba pena, beeeeeeeeeeeppppppppppp, podía comoerse el hombre alguna vez al puñetero plumifero, pues beeeeeeeeeeeeeeeeeeppppppppppp, pero entonces se acabarían los dibus y eso no molaaaaa, beeeeeeeeeeeeeeeepppppppp, por cierto quien coño será el dueño de la marca ACME, seguro que esta forrado, beeepppp, fijo que tiene que tener un estresssss que te mueres beeeeeeeeeeepppppp........................................

Hola Edurne soy el inspector Martínez. Me encuentro con un extraño misterio. Nuestro sinver ha sido ingresado en un psiquiátrico.. dicen los médicos que sólo es capaz de articular una especie de sonido extaño, como una sirena.... algo así como bbbeeeeppp... no se... seguiremos informando... hay una tal censora detrás de todo esto...

Edurne dijo...

Jajajaja! Y luego dice usted que anda en paro literario? Anda ya!
Pero no ve que está usted la mar de agudo y zorrotza?

Eso de que a los 48 sus neuronas estarán ya en plena decacdencia...uff, qué susto, que yo estoy ahí, espero que mis neuronas sigan dale que te pego!
Socorroooooooo!

Ynunca me había parado a pensar en el dueño de la marca Acme, que sí, que seguro que estará panaza arriba en alguna playa caribeña... mientras el coyote le hace el marketing! Vaya jeta el tío!

Martínez: qué me dice usted de un asesinato, de un ingreso psiquiátrico...? Huyyy, demasiado misterio, demasiado!

Anónimo dijo...

ains, así me siento yo cada día de la semana, que cuando suena el despertador el lunes por la mañana, me da un nosequé de pensar, otra semana que toca correr a todas horas, y cansaaaaa

Edurne dijo...

Jajaja, ya lo creo que cansa, y estresa y agobia, y...
Ayyys!
Un saludo... beep beep!