domingo, 11 de noviembre de 2007

COMO ELLAS


Sólo una reflexión: ¿Nos parecemos a ellas?
Y lo digo por lo de mirar hacia otro lado, por lo de no mover ni un dedo, por lo de hacer como que la cosa no va con nosotros...
¿Nos estaremos pareciendo?
¿Alguien sabe algo, alguien ha oído algo...?
Foto: Antonio

4 comentarios:

sil dijo...

ummm, pues no creo, no? aunque luego sale un científico al que le dan el mega-premio por decir que nuestro adn y el de las tortugas es similar menos en una mini neurona que se perdió en el jurásico y ahí, ya, nos quedamos planchados...porque bien pensado, los hay con caparazón, los hay que esconden la cabeza, los hay lentos y parsimoniosos, los hay que comen lechuga...chica, igual sí, no? igual somos muy parecidos...

Dortoka dijo...

Pues yo soy de las que como lechuga... ayyys, lo mismo tengo un tataratatarataratatarabuelo que era tortuga, y yo aquí, tan rícamente!
Voy rauda y veloz a mirarme al espejo, no vaya a ser que descubra algún indicio en mis rasgos... Par Dieu! Ya sí que me has dejado preocupada, que en eso no había caído yo!

l.blondigreen dijo...

como que muy verde verde que te quiero verde no te veo, no echemos cohetes, me conformo con tal de que los que estén a mi lado no se quejen mucho y no se vayan, incluso podría conformarme con no molestar demasiado, a veces.

Edurne dijo...

Para eso es mejor quedarse así, quietita, casi sin respirar! jajaja!
Sí, verde que te quiero verde...