jueves, 8 de noviembre de 2007

STOP


¡Alto, que paren ya!
Que la vida se me va,
que la negra pena acecha tras la puerta,
escondida,
lamiendo su venganza
con lengua rebosante de asperezas
y mirada de frío invierno...

¡Basta, que callen ya!
Que mi cabeza estalla
en mil llantos,
rompiendo el rojo de mi furia
entrecortada.
Que mis uñas arañan el aliento
de tus entrañas...

¡Quietos, que los sueños
despiertan de su viaje
sin retorno
para pedir cuentas de tu olvido!
Que se escapa el aire entre mis besos,
susurrando tu nombre
en silencio...


Pintura: Aitor Texto: Edurne

2 comentarios:

l.blonSTOPPING dijo...

a veces parece que queremos STOP para parar el mundo y así podemos bajarnos de él; o STOP para que deje de dar vueltas y no nos mareemos; o STOP para recrearnos en una mañana de invierno tras una ventana; o STOP simplemente para darnos un segundo de tiempo y poder apraeciar lo que realmente es importante dejando en STAND BY a lo urgente.

Edurne dijo...

Y que paren el mundo, que yo me bajo!
Aunque al segundo siguiente me quiera volver a montar...!