miércoles, 2 de mayo de 2007

EL PINO Y LA LLUVIA



LLueve.

Llueve y el agua empapa las copas de los pinos,

resbala por sus estrechas agujas verdosas

y cae al suelo con un inquietante silencio.

El agua no puede vencer,

y el pino lo sabe.

Se ríe esperando al sol.

Foto y manipulación: Edurne Texto: Antonio

3 comentarios:

La Piña Piñonera dijo...

Muy agradecida quedo por este regalo de la lluvia, y aquí espero, sonriendo, la llegada de ese sol que acaricia mi piel, y así poder abrirme a él, y regalarle mi fruto piñonero...

l.gorrioncilloblon dijo...

llueve llueve y yo me empatopaptopapo, me empapapo, grrrrrrrrrr, me empapo. Yo no sonrío, estoy serio, no puedo volar. aquí quieto, enfadado, de morros, espero la llegada del ESE SOL tuyo que juega a resbalar.

Edurne dijo...

Pues me parece a mí que va a haber que esperar uno poco más, que la primavera está jugando con nosotros, y nos maneja a su antojo; que ahora sol, que ahora lluvia, que ahora viento, que ahora fresco...brrrrr!
A sacudirse las alitas y a piar otro rato más, eso sí, mirando al cielo, por si las flys, y no vaya a ser que nos pille desprevenidos!
Besos piñoneros.