domingo, 10 de octubre de 2021

MIS PALABRAS


He perdido mi bolsa de las palabras.

O quién sabe…

¿Dónde estarán?

Por la noche buceo entre sábanas

tejidas de insomnio

que se pegan a mi piel,

impidiéndome respirar.

Busco bajo almohadas rellenas de miedo.

Las llamo con voz trémula,

desconocida,

que no es la mía…

Hago una,

dos,

tres inmersiones…

Abro los ojos de mirar en la oscuridad,

y,

¡allí están!

Escondidas entre lágrimas de cuarzo,

cosidas  a mis entrañas

con angustia de nailon especial.

Me miran asustadas.

Ya  no me reconocen.

No saben qué pensar,

qué decir...

Están mudas.

Pero yo sí las puedo identificar.

Una a una

las voy llamando por su nombre:

Soledad,

Llanto,

Amor,

Perdón,

Mar

Camino,

Sueño,

Madre

No tengáis miedo.

Volved.

¡Tengo que salir,

coger aire, 

no puedo más!

Pero he vuelto sola,

no traigo nada entre las manos,

tan solo frío y olvido.

Noche tras noche

y vuelta a empezar.

Mientras,

mendigo palabras,

también las robo de los libros.

Las junto,

las separo,

las imagino…

Lloro.

Yo quiero las mías,

las que laten con mi corazón,

las que suenan con mi voz…

Mis palabras.


Imagen: Internet. Texto y sentimiento: Edurne


8 comentarios:

Chelo dijo...

Uf!!! Pues dicen que el escritor es màs prolifico cuando está sumido en la tristeza.
Ànimo que seguro te vuelven ...un fuerte abrazo.

Myriam dijo...

Están ahí en tu interior y pujan por salir,
quizás en remolino, quizás en flujo acuático,
y a su debido tiempo.

Estás aquí y es lo que importa.

Beso grande

Sor Austringiliana dijo...

Volverán, Edurne. Un abrazo

Francisco Espada dijo...

Eres una bolsa sin fin de palabras, pero deben estar sesteando, ya que a veces, no siempre, no podemos con la avalancha que nos cae encima.
Un fuerte abrazo.

iñaki zaratiegui (izara) dijo...

A veces buscamos las palabras en el viento de la nostalgia; y las sentimos lejanas. Pero si miras en tu corazón, ahí siguen todas las que valen, las que se abrazan al alma.
Un abrazo Edurne.

Joseba M. dijo...

En los grandes silencios hay también palabras enormes, vistiéndose para la ocasión.Ten paciencia, Edur....
Besarkada bat...

Raquel P.R. dijo...

Cuando las palabras permanecen mudas es porque saben que no es su momento y, como son educadas, dejan paso a ese silencio que tu alma necesita para encontrar la paz que despeja el camino a todo lo demás.
Un abrazo inmenso de cariño.

Edurne dijo...

CHELO, MYRIAM, SOR, PACO, IÑAKI, JOSEBA eta RAQUEL:
Eskerrik asko!
Muchas gracias a todos por seguir pasando por esta orilla.
Besos y abrazos.
;)